Desinflamar las Amígdalas con Malva y otros usos medicinales

Existen varios tipos de malva, pero la más conocida es la Malva sylvestris o Malva común, que suele crecer en los bosques, parques y caminos sin que sea difícil encontrarla o de conseguir. Tiene varias propiedades medicinales, una de las más reconocidas, su poder para desinflamar las amígdalas y la laringe, así como combatir las enfermedades respiratorias como la tos.

desinflamar las amigdalas

Esto, gracias a los mucílagos que tiene dentro de su composición y que también ayuda a la descongestión nasal, pues su función es suavizar y ablandar las mucosas.

Propiedades medicinales de la malva

Problemas respiratorios

En problemas respiratorios como tos, catarro, afonía, amigdalitis y laringitis,  se debe preparar la malva en una infusión mezclando con dos hojas de eucalipto y un poco de miel. Tres tazas al día es lo más recomendable, aunque puede también hacer gárgaras con este preparado.

Vitaminas

Es una planta privilegiada con nutrientes, no sólo es medicinal sino que además tiene vitaminas que hacen de ella un rico alimento. Las vitaminas que la componen son la A, B, B1, B2, C y E. si queremos aprovechar sus nutrientes podemos usar la malva como insumo en la preparación de una sopa.

Piel

Otros beneficios de esta planta son los ligados a combatir el estreñimiento, heridas o úlceras en la piel o  en la boca, así como hemorroides y vaginitis. Para ello se puede tomar la planta como infusión. En caso de las heridas y la piel, puede aplicarse compresa, con un algodón o una gasa sobre las zonas afectadas.

Sedante

La malva también tiene propiedades sedantes, por ello se consume para calmar dolores de encías, de muela y de cabeza.

Para la artritis

En caso de artritis, se calienta las hojas de malva, pero sin llegar a que se sequen. Se extiende sobre un paño de algodón limpio y se machaca hasta extraer su jugo, se coloca finalmente obre el área que se sufra artritis.

Cómo prepara una infusión de malva para desinflamar las amígdalas

El primer consejo es no hervir las plantas. La infusión deberá prepararse hirviendo primero 1 litro de agua. Después se retira del fuego, se agregan 2 cucharadas soperas de hojas y flores secas de malva y se dejan reposar por 15 minutos. Luego, se cuela y se deja enfriar, para un sabor más agradable es posible agregarle una cucharadita de miel de abeja. Repartir en varias dosis que serán tomadas en el transcurso del día para disminuir los síntomas.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Cargando…
4 Comentarios
  1. febrero 8, 2015
  2. junio 12, 2013
  3. junio 12, 2013
  4. octubre 15, 2012

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies