Propiedades de la Belladona y aplicaciones en la salud

La belladona, Atropa belladonna, es un pequeño y resistente arbusto cuya flor es de una belleza encantadora. La Belladona planta medicinal tiene, como veremos, múltiples usos en medicina natural, pero también son muchos los peligros de la belladona, una planta venenosa que puede ser incluso mortal (1).

Su nombre, de origen europeo, proviene del italiano Bell donnabella mujer” y Atropa, que deriva de Átropos (una de las tres Moiras de la Mitología Griega). Su nombre hace alusión al mismo efecto seductor y misterioso (incluso venenoso) que tiene el halo de una hermosa mujer. Esta flor crecía habitualmente a los lados de los caminos captando con su poder de seducción la atención y miradas de los andantes. Pertenece a la familia Solanaceae. Es originaria de Europa, del norte de África, y oeste de Asia; se puede encontrar naturalizada en partes de Norteamérica. Este arbusto es de baja tolerancia a la exposición directa al sol. Suele crecer en terrenos sombreados y colinas boscosas o yacimientos carboníferos, puede alcanzar un metro y medio de altura. Sus principios activos se concentran principalmente en la raíz o el fruto, el cual es una baya esférica y negruzca, del tamaño aproximado de una cereza.

Belladona

La belladona es clasificada como una de las plantas curativas con más propiedades, se usa desde hace siglos para muy diversas afecciones en las que destacan las siguientes:

Propiedades y aplicaciones de la Belladona en la salud

• Posee los principios activos como atropina, belladonina, colina, esculetina, hiosciamina, nicotina, escopolamina, escopoletina y taninos.

• Posee acción depresora sobre el sistema autónomo parasimpático, con efectos miorelajantes de la musculatura lisa, e inhibitorios de las secreciones.

• Se ha utilizado con éxito para tratar neuralgias, asma, tos nerviosa, convulsiones, epilepsia, algunas enfermedades de los ojos y constricciones espasmódicas, asi como dolores de cabeza, colón irritable, síntomas de la menstruación, úlceras pépticas, inflamación y mareos.

• Tiene propiedades diuréticas, sedativas, suave analgésico y antídoto contra la intoxicación por hongos (sobre todo los que contienen alcaloides muscarínicos como el ‘Amanita Muscaria‘).

• Contiene agentes activos con propiedades anticolinérgicas, como los alcaloides derivados del tropano atropina, hisocina (escopolamina) e hisosciamina.

• Se ha usado por algunas mujeres de la antigüedad para dilatar sus pupilas, consiguiendo así una mirada más erótica (se sabe que cuando una mujer esta excitada sexualmente sus pupilas suelen dilatarse).

• Su principio activo, la atropina se ha utilizado en conjunción con la levadopa para tratar la enfermedad de Parkinson.

Contraindicaciones y riesgos de la Belladona

Es importante consultar al médico antes de tomar belladona por sus interacciones con otros medicamentos o incompatibilidad con enfermedades como el edema pulmonar o las arritmias (3).

Es una planta clasificada como venenosa, puede provocar estados de coma o muerte si es mal administrada (4).

El mal uso o el abuso de esta planta puede crear una toxicidad en el cuerpo que tiene como efectos los siguientes: boca seca (sed), retención urinaria, visión doble, nauseas, estreñimiento, confusión y delirio, sudoración, aumenta el pulso y el ritmo respiratorio, y la acción de los músculos involuntarios decrece. Algunos de estos efectos ocurren algunas veces con las dosis terapéuticas. La belladona no provoca adicción física ni psicológica. Su suspensión no tiene efectos ni supone la aparición de síndrome abstinencia alguno. Se recomienda prudencia para su uso, la guía de un profesional es necesaria para su aplicación terapéutica.

Belladona: cómo se usa

En la medicina herbolaria suelen prepararse cocimientos con las bayas y la raíz para tratar diversas afecciones.

En la medicina moderna se aplica localmente en forma de solución durante intervenciones oftálmicas ( la belladona es una gran ayuda cuando se requiere operar los ojos. Sin ella, difícilmente puede llevarse a cabo una operación de los ojos). Sus efectos comienzan entre los 15 y los 30 minutos.

Se puede administrar también en tabletas, cápsulas, homeopatía o gotas de administración oral.

Belladona y homeopatía

La belladona se utiliza en homeopatía para tratar diversas afecciones.

Se usa en preparaciones homeopáticas, en combinación con otros agentes, como los alcaloides derivados del cornezuelo del centeno (ergot) o barbitúricos (4).

Algo de historia sobre la Belladona

Esta planta ha sido considerada con propiedades mágicas en la Edad Media (5) , ya que fue usada en prácticas secretas de hechicería por brujas de esta época. Ha sido objeto de muchas antiguas leyendas y creencias. Usada cómo narcótico por los antiguos egipcios, y por los sirios como antidepresivo o estimulante, para «alejar los pensamientos tristes«. Su nombre hace referencia al uso doméstico de antiguas damas italianas quienes frotaban un fruto de belladona debajo de sus ojos para hacerlos lucir hermosos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votos, media: 3,88 de máximo 5)
Cargando…

Artículos Relacionados

32 Comentarios
  1. febrero 27, 2017
  2. diciembre 22, 2016
  3. noviembre 9, 2016
  4. marzo 16, 2016
  5. agosto 16, 2015
  6. julio 11, 2015
    • mayo 12, 2016
    • agosto 28, 2016
  7. octubre 26, 2014
    • junio 10, 2015
    • enero 15, 2016
  8. junio 20, 2014
    • mayo 27, 2016
  9. septiembre 16, 2013
  10. abril 8, 2013
    • octubre 18, 2015
      • junio 3, 2016
  11. diciembre 5, 2012
    • julio 25, 2015
    • enero 2, 2016
  12. noviembre 26, 2012
  13. noviembre 15, 2012
  14. noviembre 5, 2012
  15. junio 22, 2012
  16. mayo 16, 2012
  17. abril 8, 2012
    • mayo 18, 2019
  18. septiembre 4, 2011
  19. septiembre 16, 2010
  20. septiembre 14, 2010
  21. abril 2, 2010
  22. marzo 26, 2010

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies