Tratamiento del Edema Renal, eliminando el Estasis Sanguíneo y Estimulando la Diuresis

Tratamiento del edema renal, eliminando el estasis sanguíneo y estimulando la diuresisJournal of Traditional Chinese Medicine 17 (2): 99-102, 1997

30 casos de edema renal rebelde tratado con el método de eliminar el estasis sanguíneo y estimular la diuresis

Ren Chunrong, Zhu Pijiang

Hospital comarcal de Medicina Tradicional China de Dantu, Zhenjiang, Provincia Jiangsu (212002)

El edema renal es muy habitual en la clínica. Los mecanismos responsables de su formación están principalmente relacionados con disfunciones de las tres vísceras Pulmón, Bazo y Riñón. La mayoría de los médicos lo trataron con el método de ventilar y regular el Pulmón, reforzar la función del Bazo, calentar el Yang, favorecer la diuresis y eliminar la obstrucción del Yuan Qi, lo que resultó eficaz en la mayoría de los casos.

Pero una parte de los pacientes, especialmente aquellos que habían recibido en vano un tratamiento hormonal, padecían muchas veces edema refractario que no respondía al tratamiento convencional incluido el uso de potentes diuréticos occidentales. Comprobaciones que iban más lejos revelaron que todos estos pacientes mostraban signos de estasis sanguíneo de diferente grado. Desde Enero hasta Diciembre del 1986, los autores trataron 30 casos de edema renal intratable mediante la activación de la circulación sanguínea para eliminar el estasis y la inducción de diuresis consiguiendo de esta forma resultados bastante satisfactorios.

Datos clínicos

La condición de todos los casos del grupo presentado está acorde con los criterios de diagnóstico del síndrome nefrítico primario como viene descrito en el “Chinese Journal of Nephrology (1985; 1 (4): 12)”. Habían estado tratados, o bien después del ingreso en este hospital o después de un tratamiento en otro lugar, durante 8 semanas con terapia hormonal e inmunosupresora, más un tratamiento sintomático y de sustento que incluyó el bajar la presión sanguínea y el uso de diuréticos como las furosemidas sin obtener los resultados deseados. El edema no desapareció o no disminuyó de forma significativa o se alivió temporalmente pero se agravó luego; el desdescenso de albumina en orina era menos de 50% de su valor total antes del tratamiento en ausencia de factores que podrían tener influencia en el efecto terapéutico, como infecciones, hipertensión o fallo renal.

Los 30 casos se dividían en 17 pacientes varones y 13 hembras. La edad de los pacientes oscilaba entre 8 y 59 años siendo la evolución de entre 1 hasta 8 años. Todos los casos padecían un edema más que moderado y signos que revelaban la terapia hormonal: una cara en forma de luna llena, obesidad concéntrica, mejillas rosadas y estrías cutáneas con vasos sanguíneos purpurinos en abdomen y piernas.

El diagnóstico de los casos basado en un análisis global de síntomas y signos se realizó de acuerdo con el esquema de diagnóstico tipo de enfermedades glomerulares primarias crónicas establecido en el 22 Simposio Nacional sobre la Enfermedad renal tratado con Medicina Tradicional China que tuvo lugar en 1986 en Nanjing.

Se identificaron los siguientes tipos: insuficiencia de Qi y Yin de Bazo y Riñón en 14 casos, insuficiencia de Yin de Hígado y Riñón en 6 casos, insuficiencia de Qi de Bazo y Riñón en 7 casos e insuficiencia Yang de Bazo y Riñón en 3 casos. En esta serie de casos 22 tenían un complejo de síntomas de calor mezclado con humedad y los restantes 8 padecían humedad interna pura. Todos los casos tenían manifestaciones de estasis sanguíneo de diferente grado.

Método de tratamiento

Se administró una dosis de mantenimiento del fármaco occidental prednisona y después fue disminuido gradualmente hasta su retirada definitiva. La dosis total de ciclofosfamida alcanzó 8- 12g (proporcionalmente reducido en el caso de niños). Otros tratamientos sintomáticos y de sustento se mantenían como antes excepto los diuréticos de la medicina moderna que se dejaron todos. En todos los casos se administró una prescripción básica para activar la circulación sanguínea, eliminar el estasis y favorecer la diuresis conteniendo los siguientes ingredientes:

Rehmannia glutinosa (Dihuang) 30g (Cruda)

Angelica sinensis (Danggui) 12g

Prunus persica (Taoren) 10g

Carthamus tinctorius (Honghua) 10g

Ligusticum chuanxiong (Chuanxiong) 10g

Paeonia veitchii (Chishao) 10g

Poria cocos (Fuling) 10g

Plantago asiatíca (Cheqianzi) 10g (semillas)

Duchesnea indica (Shemei) 30g

Leonurus heterophillus (Yimucao) 30g

Se hicieron las siguientes modificaciones si el estado del paciente lo hacía necesario: 15 g de Codonopsis pilosula (Dangshen) y Atractylodes macrocephala (Baizhu) cuando había insuficiencia de Qi o Yin de bazo; 30g de Anemarrhena asphodeloides (Zhimu) y Phellodendron amurense (Huangbai) cuando la insuficiencia de Yin conducía al ascenso de fuego; 15g de Cistanche salsa (Roucongrong) y Epimedium grandiflorum (Xianlingpi) y 6g de Aconitum carmichaeli (Shufuzi) en caso de insuficiencia Yang; lOg de Gardenia jasminoides (Shanzi) y 15g de Artemisia capillaris (Yinchen) cuando predominaba la humedad. Una dosis al día, en forma de decocción. Un ciclo de tratamiento duró 1-2 meses.

Resultados.

El edema remitió completamente en 18 casos, disminuyó notablemente en 8 casos, y en los restantes 4 casos no respondió favorablemente al tratamiento, por lo cual se da una porcentaje de eficacia total de 86.7%. Con la remisión o disminución notable del edema disminuyó la albumina en orina notablemente, desapareciendo por completo en 9 casos y bajando más de 50% de su valor antes del tratamiento en 5 casos. La eficacia era más evidente en los casos con insuficiencia simultánea de Qi y Yin de Bazo y Riñón y aquellos de insuficiencia Yin de Hígado y Riñón y era menos notable de los casos de insuficiencia Yang de Bazo y Riñón.

Un caso ejemplar

Mr. Yu, agricultor, 59 años. Había estado ingresado en otro hospital por un edema nefrótico y había sido tratado con prednisona, cyclofosfamida y fármacos chinos para reforzar el Yang y favorecer el diuresis durante más de 3 meses sin éxito. Fue trasladado a este hospital el 3 de Noviembre de 1986. Al ingreso había edema grave acompañado de ascitis.

Presión sanguínea 21.2/13.3 kPa (160/100mmHg),

Albumina en orina 5.2g/día

Productos de degradación fibrina positivo

C3 en orina positivo Viscosidad de sangre y plasma elevada

Formación de trombos extracorporales elevado.

Relación de AIG 21.0/31.0

Creatinina en la sangre 327.09?mol/I.

El diagnóstico constató un síndrome nefrótico tipo II con insuficiencia renal.

El paciente tenía la cara hinchada y ligeramente roja. La piel del abdomen inferior y de las caras laterales de los muslos mostraron estrías purpúreas. La lengua era ligeramente roja, el pulso sumergido, filiforme y rugoso. Estos síntomas y signos correspondían al diagnóstico tipo insuficiencia simultánea de Qi y Yin de Bazo y Riñón, causando estasis sanguíneo y humedad. Por eso se aplicó un tratamiento empleando la prescripción básica para activar la circulación sanguínea, eliminar el estasis y reforzar la diuresis con añadiduras necesarias. Se eliminó la ciclofosfamida y se redujo la dosis de corticoesteroides. Una vez iniciado el tratamiento aumentó notablemente la cantidad de orina lo que llevó a la desaparición completa del edema volviéndose normal la creatinina en aproximadamente dos semanas. Se siguió con el tratamiento administrando la prescripción original con las modificaciones adecuadas en combinación con determinados fármacos occidentales durante más de dos meses antes de dar el alta al paciente. En el momento del alta, el estado patológico estaba considerablemente mitigado con albumina en la orina de 1.2g al día. Revisiones posteriores mostraron la estabilidad del cuadro.

Discusión

La idea de que el estasis sanguíneo conduciría al edema o lo empeoraría fue expresada por primera vez en el clásico “Canon de medicina “, pero fue el Dr. Tang Rongchuan, un médico de la dinastía Qing, quien dio una exposición más completa y convincente de la idea que ” el estasis sanguíneo se transforma en agua y por eso también produce edema”. Esta afirmación hace evidente que el agua proviene de la sangre y que las dos muchas veces se perjudican mútuamente.

En los últimos años mediante estudios profundos, muchos residentes han prestado atención a la relación entre el edema y el estasis sanguíneo. Con el método de activar la circulación sanguínea y eliminar el estasis, han sido tratados edemas nefróticos y nefríticos de forma bastante eficaz. La insuficiencia del Yuan Qi o la insuficiencia de Yin y Yang de Riñón conduce inevitablemente a bloqueo del flujo de Qi y sangre, a la obstrucción de meridianos y colaterales y al estancamiento de la circulación sanguínea con lo que se acumula el agua que produce el edema. Especialmente después de la administración prolongada de fármacos hormonales, la insuficiencia del Yuan Qi se vuelve más grave o se complica con un síndrome de calor – humedad reforzando la interacción entre la humedad y el estasis formando el edema refractario.

La investigación médica moderna ha demostrado que la enfermedad glomerular va acompañada muchas veces con hipertrombonemia e incremento de la viscosidad de la sangre causando cambios patológicos en la reología sanguínea que agrava las lesiones patológicas del Riñón. Estudios farmacológicos han revelado que las drogas para activar la circulación sanguínea y eliminar el estasis mejoran la circulación sanguínea a nivel de los riñones, actúan contra la inflamación y bacterias, regulan la función inmunológica del organismo, mejoran la microcirculación y combaten la coagulación, la trombosis y el rechazo inmunológico. Tratar pacientes afectos de estasis sanguíneo y retención de líquidos con el método de activar la sangre, eliminar el estasis y reforzar la diuresis, rompe precisamente el vínculo patológico que se produce con el refuerzo mútuo entre el estasis sanguíneo y el edema, favoreciendo la circulación del Qi en todo el organismo, reforzando la circulación sanguínea, con lo cual se facilita la reabsorción del edema.

Todos los pacientes del grupo presentado estaban afectados de una enfermedad renal refractaria después del uso prolongado de fármacos hormonales sin el efecto deseado. En cuanto a la clínica, eran obesos, las mejillas rosadas con estrías prominentes vascularizadas en la zona abdominal superior e inferior con grave edema de cintura hacia abajo. El análisis de sangre mostró en todos los casos una elevación de la viscosidad sanguínea e incremento en la formación de trombos extracorporales. Se aplicó un tratamiento para reforzar el funcionamiento del Bazo y nutrir la sustancia basa) para eliminar la humedad sin tener éxito. Cuando se sustituyó este método por el método de activar la sangre, eliminar el estasis y favorecer la diuresis mediante drogas chinas para eliminar la humedad y el calor, se incrementó la cantidad de la orina llegando a la desaparición completa del edema en 18 casos y volviéndose negativa la albumina en la orina en 9 casos lo que indica que las drogas chinas para activar la sangre, eliminar el estasis y favorecer la diuresis no sólo podían eliminar el edema en pacientes con estasis sanguíneo y edema sino también la albumina en la orina.

Pero después de todo, estas medidas sólo aliviaron los síntomas y por eso se tendrían que añadir otros métodos relevantes basados en la diferenciación de las manifestaciones clínicas de cada caso nefrótico en particular, como tonificar el Yin, eliminar el calor, eliminar la humedad, reforzar el Bazo, tonificar el Yang o reforzar el Riñón para obtener un tratamiento de fondo de la enfermedad.

Artículo por gentileza de: http://www.mtc.es/

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
5 Comentarios
  1. octubre 2, 2013
  2. septiembre 22, 2013
    • septiembre 25, 2013
  3. enero 23, 2013
  4. enero 22, 2013

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR