Progresos realizados en el uso combinado de Drogas Chinas y Quimioterapia para tratar el Cáncer

Tratamiento del Cancer con Plantas MedicinalesJournal of Traditional Chinese Medicine 24 (2): 153-157, 2004

 Ye Hong He, Guang An Men Hospital, China Academy of Traditional Chinese Medicine, Beijing 100053

Durante varios miles de años la Medicina Tradicional China (MTC) se ha utilizado para tratar diferentes enfermedades, incluido el cáncer. La MTC entiende que la patogénesis del cáncer está principalmente relacionada con la deficiencia del Yuan Qi, la acumulación de frío, el estasis de Qi, la obstrucción de TAN, estasis sanguínea y la retención de calor tóxico. Consecuentemente los principio terapéuticos correspondientes se basan principalmente en fortalecer la capacidad de resistencia y restablecer el funcionamiento orgánico (tonificando Bazo y Riñón), calentar el Yang y dispersar el frío, calmar el Hígado y regular el Qi, reabsorber el TAN y eliminar el líquido retenido, eliminar el calor y las toxinas, resolver el tumor (la masa endurecida) y tratar enfermedades malignas o infecciosas con drogas tóxicas. Según la diferenciación de síndromes en la MTC los pacientes con cáncer presentan diferentes factores etiológicos coexistentes, por lo cual la patología se tiene que tratar aplicando diferentes principios terapéuticos combinados. La quimioterapia, uno de los métodos principales de la medicina occidental para tratar el cáncer, es poco selectiva y tiene fuertes efectos tóxicos y secundarios, lo cual influye en su efecto anticancerígeno, aunque el efecto citotóxico sea su mecanismo principal.

En los últimos 40 años los expertos chinos han logrado unos notables progresos en el tratamiento del cáncer combinando la MTC y la quimioterapia tal y como resume el siguiente artículo.

 Se potencian los efectos terapéuticos y se prolonga el período de supervivencia

 Unas investigaciones clínicas a gran escala han demostrado que la MTC combinada con las terapias químicas puede reforzar tanto el porcentaje de eficacia a corto, como a medio y largo plazo en pacientes con cáncer.

300 pacientes con cáncer de estómago en fase media o avanzada fueron tratados con Jian Pi Yi Shen Chong Ji (Gránulos para tonificar el Bazo y tonificar el Riñón) en combinación con quimioterapia (MFV) y un seguimiento a largo plazo descubrió que el porcentaje de supervivencia para el periodo de un año era 99,01% (300/303), para 3 años era 77.31% (184/ 238) y para un período de 5 años 53,49% (102/191).

Unas drogas chinas para regular el Qi, activar la circulación sanguínea y eliminar toxinas fueron aplicadas en combinación con la quimioterapia (PAF) para tratar 26 casos de cáncer pancreático en fase avanzada consiguiendo un porcentaje de eficacia de 23% (6/26). El periodo de supervivencia a medio plazo era 4,24 meses y el promedio de los períodos de supervivencia 9,1 meses. En cuanto a los porcentajes de supervivencia de medio año, un año y 2 años se registraron valores de 46,15%, 30,8% y 7,75%. En los casos que recibieron 2 o mas PAFs el periodo de supervivencia mediano era 13, y el promedio 13,23 meses y el porcentaje de supervivencia para medio año, 1 año y dos años era 83%, 58,3% y 8,3% respectivamente.

Para tratar 60 casos de cáncer de mama en estado avanzado se han aplicado unas drogas chinas para suplir el Qi, nutrir la Sangre, fortalecer el Bazo, tonificar el Riñón, regular el Estómago y suprimir el vómito en combinación con quimioterapia (AMF), consiguiendo un porcentaje de eficacia total de 52,8%, acompañado de efectos tóxicos y colaterales muy ligeros.

Se administró inyección Kang Lai Te, un medicamento de fitoterapia china que fortalece el Jiao medio, complementa el Qi, tonifica el Bazo, reabsorbe la humedad, elimina el estasis alimentario y resuelve el tumor (las masas acumuladas) en combinación con quimioterapia (MVP) para tratar 80 casos de cáncer pulmonar non parvicelular. Los resultados fueron comparados con los del grupo de control que sólo recibía MVP. En ambos grupos se consiguió un porcentaje de eficacia total de 33%, sin embargo hubo una diferencia estadística significativa entre los 45% (18/49) del grupo terapéutico y los 22% (//32) del grupo de control.

La inyección Kang Lai Te fue administrada en combinación con quimioterapia para tratar 130 casos de cáncer hepático primario frente a 68 casos que se trataron únicamente con quimioterapia (PAF). Los porcentajes de eficacia eran en el grupo combinado 69,23% (90/130) y en el grupo con quimioterapia sólo 38,24% (26/68). La misma inyección fue aplicada en combinación con quimioterapia (MVP/EP) para tratar 142 casos de cáncer pulmonar primario, comparándolo con un grupo de 76 casos que se trataron solamente con quimioterapia. Se registraron unos porcentajes de eficacia de 52,11% (74/124) y 28,95% (20/76) respectivamente, no obstante no había una diferencia significativa en cuanto al efecto terapéutico entre los dos grupos.

Se administró la infusión intravenosa Lan Xiang Xi Ru, una droga china para estimular la circulación sanguínea y eliminar el estasis, sola o en combinación con quimioterapia a 30 pacientes femeninos afectados de pleuritis y ascitis asociadas a un proceso maligno, siendo el porcentaje total de eficacia 83,3% (25/30).8 Hua Chan Su, una inyección de MTC para eliminar las toxinas, el estasis sanguíneo y resolver el tumor (masas acumuladas), fue administrada en combinación con la quimioterapia para tratar 10 casos de cáncer hepático en fase media y avanzada, consiguiendo en 2 casos una mejoría y en 6 casos la estabilización del estado de los pacientes.

 El mecanismo anticancerígeno de las drogas chinas consiste principalmente en lo siguiente:

 1) Las drogas chinas que disponen de un efecto estimulante sobre la capacidad de resistencia orgánica y fortalecen la constitución pueden regular la función inmune y endocrina, inhiben la actividad de los linfocitos T supresores, activan la función de los linfocitos T, estimulan los macrófagos, inducen o estimulan la generación de la interferona, protegen la médula, la corteza suprarrenal y las funciones hepáticas, inhiben el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos en el tumor e inducen la apoptosis de las células cancerígenas. Los experimentos han comprobado que algunas drogas de aplicación única como Ginseng (Ren Shen), Ligustrum lucidum (Nu Zhen Zi), Polyporus umbellatus (Zhu Ling), Cordyceps sinensis (Dong Chong Xia Cao) y unas prescripciones preparadas como Pi Shen Fang, Yi Xue Ling, Liu Wei Di Huang Wang, Zhen Qi Fu Zheng Chong Ji y Bu Zhong Yi Qi Tang contienen gran cantidad de polisacáridos y saponinas y son reguladores eficaces de reacciones biológicas que se pueden utilizar para tratar pacientes con cáncer afectados de un síndrome de insuficiencia.

2) Las drogas chinas que estimulan la circulación sanguínea y eliminan la estasis sanguínea pueden mejorar la tendencia a la excesiva coagulación y el síndrome de estasis sanguínea e incrementar la perfusión en el tejido cancerígeno. A partir de estos efectos se puede incrementar la sensibilidad a la quimioterapia y la radioterapia. Estas drogas pueden inhibir o destruir las células cancerígenas y algunas drogas entre ellas pueden contrarrestar el efecto de tolerancia a las drogas de la quimioterapia, inducir la apoptosis de las células cancerígenas, influir la invasión y la formación de metástasis de las células cancerígenas e inhibir la reincidencia y la metástasis del tumor. Estas drogas tienen también un efecto analgésico. A esta categoría pertenecen Curcuma zedoaria (E Zhu), Sparganium stoloniferum (San Leng), Prunus persica (Tao Ren), Carthamus tinctorius (Hong Hua), Ligusticum chuanxiong (Chuan Xiong), Paeonia veitchii (Chi Shao), Salvia miltiorrhiza (Dan Shen), Corydalis yuanhusuo (Yuan Hu Suo), Panax notoginseng (San Qi) y Spatholobus suberectus (Ji Xue Teng) que se pueden utilizar ampliamente para tratar aquellos pacientes que tienen un tumor asociado a un síndrome de estasis sanguínea.

3) Las drogas chinas que dispersan el calor y eliminan las toxinas pueden inhibir y destruir directamente las células cancerígenas por su naturaleza antiinflamatoria, antipirética, antiinfecciosa y analgésica. En pacientes con cáncer que presentan una acumulación de calor tóxico se pueden aplicar drogas como Polygonum tinctorium (Qing Dai) tratada, Sophora subprostrata (Shan Dou Gen), Sophora flavescens (Ku Shen), Paris polyphylla (Qi Ye Yi Zhi Hua), Prunella vulgaris (Xiao Ku Cao), Scutellaria barbata (Ban Zhi Lian) y Oldenlandia diffusa (Bai Hua She She Cao).32 4) Las drogas chinas que resuelven el tumor (masas acumuladas) se pueden administrar para reabsorber el TAN, eliminar la estasis sanguínea y eliminar el estasis alimentario. Pinellia ternata (Ban Xia), Trichosanthes kirilowii (Gua Lou) fruto, Cremastra variabilis (Shan Ci Gu), Fritillaria verticillata (Zhe Bei Mu), Ostrea gigas (Sheng Mu Li) y Eupolyphaga seu Steleophaga (Tu Bie Chong) tienen un efecto anticancerígeno evidente e inhiben el efecto de tolerancia de las células cancerígenas a las drogas.

 5) La drogas chinas tóxicas que tratan las enfermedades malignas como Scolopendra subspinipes mutilans (Tian Long), Euphorbia ebracteolata (Lang Du), Arylotus bivittateinus (Mang Chong), Mylabris phalerata (Ban Mao), Sal ammoniacum (Nao Sha), Realgar (Xiong Huang) y Arsenolite (Pi Shi) tienen un efecto anticancerígeno evidente que se utiliza para inducir la apoptosis de las células tumorales.

 Se alivian los efectos tóxicos y secundarios de la quimioterapia y se aumenta el porcentaje de conclusión de la quimioterapia

Se administró Jian Pi Yi Shen Chong Yi (Gránulos para fortalecer el Bazo y nutrir el Riñón) en combinación con la quimioterapia para tratar 414 pacientes postoperatorios con cáncer de estómago en fase media y avanzada como grupo terapéutico frente a 255 casos como grupo de control que se trataron solamente con quimioterapia. Como resultado se observó que el porcentaje de conclusión de la quimioterapia era 94,4% en el grupo terapéutico frente a 73,72% del grupo de control. La incidencia de la pérdida de peso y astenia era evidentemente más alta en el grupo de control que en el grupo terapéutico. La incidencia de reacciones sistémicas como anorexia, náuseas, vómitos y diarrea era significativamente más baja en el grupo terapéutico que en el grupo de control. En el grupo terapéutico se registró además un efecto protector de la médula. En los tres aspectos anteriormente mencionados la diferencia entre los dos grupos era estadísticamente relevante. Al comparar la situación del grupo terapéutico antes y después del tratamiento se observó una diferencia significativa en cuanto a la función fagocitaria de los macrófagos y la actividad de las células NK.

En 70 pacientes sometidos a la quimioterapia con adriamicina se trataron 40 casos en combinación con drogas chinas para  complementar el Qi y nutrir el Yin y 30 casos sólo con quimioterapia. En el grupo terapéutico se registraron 4 casos (10%) que tenían que suspender la quimioterapia debido a una reacción cardiotóxica frente a 9 casos (30%) del grupo de control, siendo el porcentaje de abandono en el grupo terapéutico significativamente más bajo que en el grupo de control.

En 20 pacientes con lesiones hepáticas asociadas a la quimioterapia se aplicó una perfusión rectal de Qing Kai Ling, un fármaco chino para dispersar el calor y eliminar las toxinas, consiguiendo un porcentaje de eficacia terapéutica de 85%.

El mismo procedimiento fue aplicado para tratar la lesión renal asociada al tratamiento con quimioterapia, utilizando drogas chinas para dispersar el calor, eliminar las toxinas y reabsorber la humedad y se consiguió un efecto curativo evidente. También se recurrió a la aplicación tópica de drogas chinas para dispersar el calor, eliminar las toxinas y activar la circulación sanguínea como Er Huang Jian para tratar la flebitis y el daño del tejido subcutánea asociados a la quimioterapia con buen efecto terapéutico.

Se crea un nuevo modo de aplicación del tratamiento interno del cáncer

 El modelo de tratamiento del cáncer que consiste en la combinación de quimioterapia y drogas chinas para fortalecer la resistencia orgánica y eliminar las toxinas ha sido aceptado por la mayoría de los científicos chinos. El efecto tóxico y los efectos secundarios de la quimioterapia que se deben principalmente a la falta de selectividad de las drogas en cuanto a su efecto citotóxico se manifiestan en la destrucción del sistema inmune y la alteración funcional del tracto digestivo, de la médula, de corazón, hígado y riñón. Sin prevención y tratamiento apropiados la quimioterapia conduce a determinadas complicaciones sistémicas y una calidad de vida deficitaria. Al mismo tiempo existe cierto riesgo de acelerar la formación de metástasis y facilitar la reaparición de las células cancerígenas como consecuencia de la destrucción del sistema de vigilancia del sistema inmunitario.

Por esas razones la combinación de la quimioterapia y las drogas chinas para fortalecer la resistencia orgánica y eliminar las toxinas es de suma importancia. Para contrarrestar los efectos tóxicos y secundarios de la quimioterapia, los principales métodos terapéuticos en el tratamiento con fitoterapia china para fortalecer la resistencia orgánica consisten entre otros en tonificar el Bazo y suplir el Qi, nutrir Riñón e Hígado, enriquecer Yin y Sangre, calentar el Yang y estimular el Qi. Para la terapia de eliminación de las toxinas es importante corregir el ascenso patológico del Qi y parar el vómito, fortalecer el Bazo y fomentar el apetito, dispersar el calor y eliminar las toxinas, hidratar los Intestinos y combatir el estreñimiento, reabsorber la humedad e inducir la diuresis, estimular la circulación sanguínea y eliminar la estasis sanguínea.

La combinación de quimioterapia y fitoterapia china para fortalecer la resistencia orgánica puede proteger la función inmune, el Corazón, el Hígado, los Riñones y el tracto digestivo. En cuanto a su efecto antitóxico este tratamiento combinado consigue reducir a lo máximo la reacción tóxica de los medicamentos utilizados en la quimioterapia. Las drogas chinas para fortalecer la resistencia orgánica se pueden administrar en los intervalos de descanso de la quimioterapia para restablecer lo más rápidamente posible la función inmune, así como la función de Corazón, Hígado Riñones y tracto digestivo, contribuyendo de esta manera a la realización completa del plan de la quimioterapia. La combinación de medicina china y medicina occidental para tratar el cáncer ha conseguido hasta la fecha unos resultados preliminares alentadores, aunque todavía se desconocen muchos mecanismos eficaces. Será el esfuerzo común de la comunidad médica internacional que proporcionará los conocimientos sobre los mecanismos del tratamiento integral de la medicina china y la medicina occidental en la prevención y el tratamiento del cáncer.

Artículo por gentileza de: www.mtc.es

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
3 Comentarios
  1. enero 7, 2015
  2. agosto 8, 2013
  3. julio 6, 2013

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR