Prevención y tratamiento de la esclerosis múltiple con Medicina Tradicional China

Prevención y tratamiento de la esclerosis múltiple con Medicina Tradicional ChinaSun Yi

 Departamento de Neurología, Hospital Xi Yuan. Academia de Medicina Tradicional China, Beijing 100091

 La esclerosis múltiple ( EM), una enfermedad que afecta al sistema nervioso central, se caracteriza por placas diseminadas de desmielinización y esclerosis de la glía , en la sustancia blanca del cerebro y la médula. Charcot describió en 1.968 sus características clínicas y patológicas. La incidencia de la enfermedad es muy alta, especialmente en Europa y América. En China no se consiguen datos epidémicos de la enfermedad. Sin embargo, la incidencia va en aumento, al juzgar los casos clínicos. Como la etiología no está clara, no existe una terapia específica. A continuación se va a presentar brevemente una reseña sobre las aportaciones de la Medicina Tradicional China (MTCH) en el terreno preventivo y terapéutico de la EM.

Características clínicas de la EM

La evolución clínica de la enfermedad está caracterizada por exacerbaciones y remisiones. Después de múltiples exacerbaciones, en la fase de remisión, permanece una disfunción neurológica. Sus manifestaciones clínicas son complicadas y complejas y varían según cada caso individual. En su fase inicial se presentan frecuentemente síntomas oculares (como visión borrosa repentina, diplopia, pérdida de visión) y alteraciones sensoriales (parestesia de las extremidades, sensación de quemazón, prurito, sensación de descargas eléctricas, espasmos paroxísticos dolorosos).

La disfunción motora es también un síntoma prominente de la ME. Al principio se percibe la debilidad de la extremidad que evoluciona hacia la parálisis o parálisis repentina. En la fase avanzada se presentan rigidez de ambos miembros inferiores así como temblor de intención, marcha tambaleante y ataxia.

Los síntomas psiquiátricos se caracterizan entre otros por hiperhedonía y depresión. El trastorno mental se traduce por hipomnesia. habilidad disminuida para el cálculo, desorientación y demencia. También pueden estar afectados los pacientes por disfasia, disfagia, y ahogo al beber agua. Algunos pacientes padecen vértigo, cefalea, náuseas, vómitos, incontinencia urinaria y disquesia.

Signos físicos:

En la fase inicial el trastorno visual se presenta en un ojo, o de forma alternativa en ambos ojos. En casos graves se observan atrofia del nervio óptico y oftalmoplejía internuclear. El trastorno sensorial abarca hipalgesia, sensibilidad reducida en el test del diapasón: en casos graves hay disfunción sensorial superficial al nivel articular y aparece el signo palpatorio de lhemitte en casos de lesión cervical. La disfunción motora de las extremidades consiste en una parálisis espástica asimétrica de ambas extremidades inferiores, clonus de tobillo, hemiplejía o parálisis cruzada, hipermiotonía, signo patológico positivo, atrofia muscular, disfunción de la coordinación motora y temblor de intención. La enfermedad afecta más a mujeres que a hombres, con edades comprendidas entre los 20 y 40 años, con un pico a los 30 años de edad.

En cuanto al diagnóstico no se encuentran parámetros específicos para la analítica. Durante la fase aguda o recurrente los linfocitos-T-supresores (Ts) están disminuidos y los linfocitos-T-helper (Th) están elevados, detectándose un aumento del porcentaje Th/Ts en la sangre circulante. En el líquido cerebroespinal la inmunoglobulina está elevada y aparecen zonas oligoclonas. El potencial evocado es anormal. La TAC muestra la existencia de focos cerebrales periventriculares de baja densidad, en la fase aguda o en la recurrente. La determinación diagnóstica mediante resonancia magnética (RMN) de la EM es más sensible que la TAC. En la imagen ampliada T1 se observan señales irregulares bajos en forma de puntos diseminados en la zona periventricular, la sustancia blanca subcortical, la sustancia blanca del tronco cerebral, el cerebelo y la médula espinal. En la imagen ampliada T2, los focos se manifiestan como señales elevados, más claros que en la imagen T1.

Diagnóstico de EM:

Se diagnostica la enfermedad cuando se localizan dos o más focos en el sistema nervioso central siguiendo los síntomas clínicos, signos físicos y exámenes complementarios; en cuanto a la evolución patológica, cuando hay dos o más exacerbaciones y remisiones y el episodio de remisión dura más de 1 mes y la recaída más de 24hs; y cuando se descartan otras enfermedades del sistema nervioso central. Es imprescindible realizar un seguimiento periódico de los casos sospechosos.

Las manifestaciones clínicas y signos físicos de la EM parecen concordar con las descripciones de los síndromes “síndrome flácido, “afasia y parálisis”, “vértigo”, “visión borrosa”, y atrofia óptica”, según la MTCH.

Estudios sobre la MTCH en la prevención y el tratamiento de la EM

1. El tratamiento de la EM con MTCH

En China, el estudio sobre la aplicación de la MTCH en el tratamiento de la EM está en un estadio preliminar. La revisión de la literatura localizó pocos estudios sistemáticos y muchos informes sobre casos clínicos.

Tratamiento basado en la diferenciación de síntomas y signos

En los casos identificados como insuficiencia Yang de Riñón se administró la fórmula ER XIAN TANG (Decocción de Curculigo y Epimedium) para calentar y recuperar el Yang de Riñón1.

También se administró una prescripción principalmente compuesta de:

  •  Aconitum carmichaeli (Fu Zi) tratada, en rodajas
  • Cinnamomum cassia (Rou Gui) corteza
  • Cistanche salsa (Rou Cong Rong)
  • Epimedium grandiflorum (Yin Yang Huo)
  • Rehmannia glutinosa (Di Huang)
  • Drynaria fortunei (Gu Su¡ Bu)
  • Astraga/us membranaceus (Huang Qi)
  • Haliotis diversicolor (Shi Jue Ming)
  • Leonurus heterophyllus (Yi Mu Cao)
  • Polygonum cuspidatum (Hu Zhang)
  • Curcuma zedoaria (E Zhu)2 para calentar y recuperar el Yang de Riñón, suplir Qi y eliminar la obstrucción en los colaterales.

Para reforzar el Riñón, la sustancia basa) y eliminar el bloqueo en los meridianos se puede prescribir también:

  • Rehmannia glutinosa (Shou Di Huang) tratada
  • Cistanche salsa (Rou Cong Rong)
  • Polygonum multiflorum (He Shou Wu) tratada
  • Ligusticum chuanxiong (Chuan Xiong)
  • Angelica sinensis (Dang Gui)
  • Psoralea corilyfolia (Bu Gu Zhi)
  • Eucommia ulmoides (Du Zhong)
  • Lycium barbarum (Gou Qi Zi)
  • Corpus officinalis (Shan Zhu Yu) y
  • Scolopendra subspinipes mutilans (Wu Gong)3.

La siguiente prescripción se mostró también efectiva para suplir Qi y tonificar el Riñón:

  • Astragalus membranaceus (Huang Qi)
  • Morinda officinalis (Bai Ji Tian)
  • Cibotium barometz (Gou Ji)
  • Ophiopogon japonicus (Mai Men Dong)
  • Cuscuta chinensis (Tu Si Zi)
  • Pueraria lobata (Ge Gen)
  • Chaenomeles lagenaria (Mu Gua)
  • Achyranthes bidentata (Niu X)
  • Chinemus reevesii (Gui Ban Jiao) colla y
  • Spatholobus suberectus (Ji Xue Teng).

Las prescripciones anteriormente mencionadas se pueden modificar de la siguiente manera:

– Poliuria: Añadir Alpinia oxiphylla (Yi Zhi) y Paratenodera sinensis (Sang Piao Xiao). – Parálisis facial: Añadir Cinnamomum cassia (Gui Zhi) rama.

– Espasmo muscular facial: Paeonia lactiflora (Bai Shao).

Distensión abdominal: Citrus aurantium (Zhi Qiao) y Amomum villosum (Sha Ren)4.

En los casos que están clasificados como insuficiencia Yin de Hígado y Riñón se puede prescribir la fórmula ZUO GUI YIN (Decocción para la tonificación de Yin de Riñón)1 o QI JU DI HUANG WAN (Bolo de seis drogas, Rehmannia con Lycium chinense y Chrysanthemum)5, añadiendo otras drogas, para nutrir Hígado y Riñón.

Los casos clasificados como acumulación de humedad-calor, se tratan con la prescripción HUANG LIAN WEN DAN TANG (Decocción de Coptis para eliminar calor de Vesícula biliar), en combinación con el polvo de las Tres Drogas Milagrosas1, 6 para tonificar el Bazo, activar la diuresis, eliminar calor y eliminar TAN.

Los casos que pertenecen a los síndromes de insuficiencia Yin, sequedad sanguínea, viento interno y bloqueo por TAN deben tratarse mediante la nutrición de Sangre e Hígado, eliminación de TAN y la obstrucción de los meridianos con las siguientes drogas:

Angelica sinensis (Dang Gui), Curcuma aromatica (Yu Jin), Rehmannia glutinosa (Sheng Di Huang) cruda, Poria cocos (Fu Ling), Acorus gramineas (Shi Chang Pu), Bombyx morí (Jiang Can), Polygonum multiflorum (He Shou Wu), Salvia miltiorrhiza (Dan Shen), Chaenomeles lagenaria (Mu Gua), Paeonia lactiflora (Bai Shao), Ligusticum chuanxiong (Chuan Xiong), Spatholobus suberectus (Ji Xue Teng), y Ziziphus espinosa (Suan Zao Ren) semilla, tostada 7.

Se llega también a un resultado positivo, si se utilizan los principios terapéuticos de reforzar la resistencia física, suplir Qi, nutrir Yin y controlar el exceso de Yang, utilizando la prescripción DI HUANG YIN ZI (Decocción de Rehmannia)8.

2. Combinación de la MTCH con la Medicina occidental (MO) para el tratamiento de la EM

Sun comentó 40 casos tratados respectivamente con los siguientes métodos, basado en la diferenciación de síndromes. Para la insuficiencia Yang de Riñón se utilizó la decocción modificada de Curculigo y Epimedium para calentar y recuperar el Yang de Riñón.

Para la insuficiencia Yin de Hígado y Riñón se administró la decocción modificada de ZUO GUI YIN (Decocción para la tonificación de Yin de Riñón), para nutrir Hígado y Riñón.

Para la estasis de TAN y humedad en el Jiao medio se administró la fórmula HUANG LIAN WEN DAN TANG (Decocción de Coptis para eliminar calor en Vesícula biliar) con el fin de tonificar el Bazo, activar la diuresis, eliminar calor y TAN.

El tipo insuficiencia de Qi combinado con estasis sanguínea fue tratado con la prescripción modificada de BU YANG HUAN WU TANG (Decocción para reforzar y recuperar el Yang), con la intención de suplir Qi, activar la circulación sanguínea y eliminar la estasis.

En caso de insuficiencia de Bazo y Estómago se utilizó la fórmula LIU JUN ZI TANG (Decocción de seis ingredientes) para suplir Qi, tonificar el Bazo y regular el Estómago.

El tratamiento con Medicina Occidental consistía en la administración de 60-120mg/día de Prednisona®, con reducción gradual de 5- 10mg/semana al notar la mejoría del cuadro. En pacientes con espasmos dolorosos se añadió Kemadrin® o Dilantin®. Los pacientes que padecían micción frecuente y apremiante tomaron además Probantin®.

Después de recibir el tratamiento mixto 6 casos experimentaron una completa remisión de la enfermedad, 17 casos notaron una mejoría significativa, 16 casos una mejoría y en un caso no se consiguió ningún efecto terapéutico. (Este caso último no podía tomar MTCH y fue tratado sólo durante 2 semanas).

En 20 de los 40 casos que entraban en el estudio se realizó un seguimiento durante 1.5-3 años. 10 casos continuaron tomando la MTCH durante 1.5-2 años y no presentaron ningún síntoma o signo físico característico. 10 casos pararon la toma de la MTCH de los cuales 6 casos estaban todavía en buen estado con sólo algún grado de discapacidad, 4 casos tuvieron recaídas – dos de ellos estaban tomando pequeñas cantidades de Prednisona,®9.

Lu trató 35 casos con el método mixto. Para el tratamiento con la MTCH modificó la prescripción según los criterios de la diferenciación de síndromes.

-En caso de incontinencia urinaria se añadieron Cuscuta chinensis (Tu Si Zi) semilla, Alpinia oxiphylla (Yi Zhi) y Rosa laevigata (Jin Ying Zi).

-Para la constipación se añadieron Polygonum multiflorum (He Shou Wu), en dosis altas, Prunus japonica (Yu Li Ren), Cistanche salsa (Rou Cong Rong), Rheum palmatum (Da Huang) o Cassia angustifolia (Fan Xie Ye).

– El dolor y contracturas en las extremidades se trataron añadiendo Scorpio (Quan Xie), Bombyx morí (Jiang Can), Acorus gramineas (Shi Chang Pu) y Paeonia lactiflora (Bai Shao).

– En caso de afectación emocional ( Shen) se añadió Schisandra chinensis (Wu Wei Zi).

– El dolor epigástrico difuso se trató añadiendo Paeonia lactiflora (Bai Shao), Saussurea lappa (Mu Xiang) y Pinellia ternata (Fa Ban Xia) tratada.

– Para la distensión abdominal se añadieron Magnolia officinalis (Hou Po) y Citrus aurantium (Zhi Shi) fruto inmaduro.

– Para combatir la atrofia muscular se añadieron Angelica sinensis (Dang Gui), Equus asinus (E Jiao) colla y Dipsacus japonicus (Xu Duan).

El tratamiento mixto incluía fármacos esteroides y gran cantidad de agentes para nutrir los nervios. Después del tratamiento 2 casos se habían básicamente curado, 15 notaron un efecto terapéutico notable, otros 15 casos una meáoria y en 3 casos no se consiguió ningún efecto.

3. Tratamiento de la EM con fármaco único

El Departamento de Neurología del Friendship Hospital de Bejing utilizó un preparado de Ganoderma lucido para tratar 5 casos de EM. Transcurrido un año no se observó ninguna progresión de la enfermedad, y después de interrumpir el tratamiento durante 1-21/2 años se observó que un caso había reanudado el trabajo, otro padecía de muñeca caída en el lado derecho, otro caso tenía una paraplejía incompleta, otro podía realizar tareas domésticas y otro caso podía manejarse sólo

El doctor Sun et al utilizó Tripterigium wilfordii para tratar 10 casos, con dosis de 2 comprimidos 3 veces al día, durante 3 semanas. Al concluir el tratamiento mostraron 8 casos una notable mejoría y 2 casos una ligera mejoría de los síntomas 1, 2

4.-Acupuntura y masaje para el tratamiento de la EM

Los principios terapéuticos consistieron en calentar y recuperar el funcionammiento de los meridianos, activar la circulación de Qi y Sangre y estimular el Yang.

 Se seleccionaron los siguientes puntos acupunturales: DU20 (Baihui), DU4 (Mingmen), DU2 (Yaoshu), REN4 (Guanyuan), REN6 (Qihai), E39 (Xiajuxu), SJ14 (Jianliao) y IG11 (Quchi). Después de conseguir la sensación del “DeQi” se realizó la maniobra de inserción rápida y retiro lento de la aguja para tonificar, dejando luego la aguja puesta durante unos 20-30 minutos. A continuación se aplicaron diferentes técnicas de masaje como presiones, fricciones, golpeteo, pellizco para activar la circulación de Qi y regular los meridianos. El tratamiento podía acompañarse de ejercicios funcionales 1, 3

Ventajas del tratamiento de la EM con la MTCH

En el ámbito de la Medicina Occidental se utilizan en primer lugar fármacos esteroides, citotóxicos e imunodepresores. Algunos pacientes responden con una mejoría a la administración de esteroides. Sin embargo, en la mayoría de los casos se presenta una recaída después de reducir o eliminar este tipo de fármacos. Entonces se necesita administrar una dosis mucho más elevada, lo que conduce a una dependencia de estas drogas por un tiempo prolongado. En algunos pacientes los esteroides dejan de ser efectivos, cuando se presenta la fase de una nueva exacerbación y la enfermedad avanza lentamente. Los esteroides y agentes inmunodepresores tienen muchos efectos secundarios, especialmente la necrosis de la cabeza femoral, como se comenta a menudo en la literatura.

Las ventajas de la terapia con la MTCH para tratar la EM, las podríamos resumir de la siguiente manera:

1) Como el tratamiento está basado en la diferenciación de síndromes, se regula todo el organismo.

2) La materia médica china ejerce una acción reguladora bidireccional sobre las funciones inmunes del ser humano, y algunas de estas drogas chinas tienen efectos inmunosupresores, pero carecen de efectos secundarios.1, 14

3) Los estudios clínicos demuestran que el tratamiento con la MTCH reduce las recaídas y prolonga el período de remisión.12

4) La combinación de MTCH con MO puede disminuir los efectos secundarios producidos por los esteroides y reducir la dosis terapéutica necesaria de los mismos.

Estudios experimentales

En la actualidad se utiliza la mioencefalitis alérgica experimental (MAE) en animales como modelo para la EM15. En China, se emplea la cobaya sensibilizado con la proteína mielina básica (PMB) del conejo16 o la cobaya,17 o la médula espinal de buey, como antígeno, añadiendo un adjuvante completo como modelo animal para la EM.

El Dr. Qi repartió de forma aleatoria las cobayas sensibilizadas en 5 grupos (modelo, factor necrosis tumor, factor transformador del crecimiento, esteroide, grupos tratados con Tripterygium wilfordi,) para observar el efecto de Tripterygium wilfordii en el inicio de la MAE en animales.

El grupo que fue tratado con el factor tumor necrosis presentó cambios patológicos bastante graves; las infiltraciones por células inflamatorias en meninges y médula espinal eran notables, la desmielinización y necrosis de la sustancia blanca eran significativas y había una relativamente gran cantidad de manchas hemorrágicas. Al contrario, los cambios patológicos en el grupo con el factor transformador de crecimiento y los grupos tratados con Tripterygium wilfordii eran relativamente suaves, apenas había presencia de células inflamatorias en las meninges, la lesión se limitaba a la sustancia blanca. la desmielinización era ligera y había menos manchas hemorrágicas. Estos resultados demuestran que los esteroides tienen un ligero efecto en la mejoría de la MAE, mientras que Tripterygium wilfordii tiene ciertos efectos terapéuticos en la MAE.

El Dr. Dai estudió los efectos terapéuticos del extracto de curcumol en la MAE. En el grupo terapéutico se observó la aparición de la MAE en el 30% de las cobayas sensibilizadas y el 20% fallecieron, mientras que en el grupo de control las cifras eran del 73.3% y del 46.6% respectivamente. El resultado indica que el extracto de curcumol reduce de forma significativa la incidencia y tasa de mortalidad de cobayas sensibilizadas.

Li et al examinó los cambios patológicos relacionados con la MAE, cuando se administraban comprimidos de Tripterygium wilfordii. En el grupo tratado se observaron una reacción pato- lógica inflamatoria, necrosis de células nerviosas, desmielinización de fibras nerviosas, tumefacción del axón de las fibras nerviosas y fragmentación en 15 (65%), 14 (60%), 15 (65%) y 15 (65%) de los animales. En el grupo de control las cifras correspondientes eran 25 (100%), 24 (96%), 24 (96%) y 25 (100%), respectivamente. El porcentaje de recuperación de la fuerza muscular en la extremidad paralizada y el porcentaje de supervivencia eran más altos en el grupo tratado que en el grupo de control, lo que demuestra que la Tripterygium wilfordii actúa reduciendo o previniendo la infiltración de linfocitos-T e inhibe las reacciones inmunológicas celulares, de forma que el efecto destructor de los linfocitos-T sensibilizados se modera y las lesiones en el cerebro y la médula espinal disminuyen o se previenen.

A pesar de que el estudio del tratamiento de la EM con MTCH esté todavía en una fase inicial, se han conseguido efectos terapéuticos bastante buenos, lo que incita a continuar con la tarea de investigación. No obstante se debería tener en consideración los siguientes puntos:

1. Para mejorar el nivel de la investigación se deberían combinar el estudio clínico con la investigación experimental.

2. En el estudio clínico, se debería asociar el tratamiento según la diferenciación de síndromes de la MTCH con el tratamiento con la MO.

3. Los modelos experimentales con animales pueden servir para seleccionar las drogas chinas eficaces para el tratamiento y la prevención de la EM y para investigar sus mecanismos de acción, al mismo tiempo que se deberían intensificar los estudios de la teoría básica de la MTCH.

Artículo por gentileza de: http://www.mtc.es/

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 4,00 de máximo 5)
Loading...
10 Comentarios
  1. diciembre 1, 2014
    • diciembre 2, 2014
    • marzo 27, 2016
      • marzo 28, 2016
  2. diciembre 1, 2014
    • diciembre 2, 2014
      • diciembre 2, 2014
        • diciembre 4, 2014
  3. abril 16, 2013
  4. abril 9, 2013

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR