Prevención de la Hiperbilirrubinemia en neonatos mediante la MTC

Prevención de la hiperbilirrubinemia en neonatos mediante la MTCJournal of Traditional Chinese Medicine 17 (3): 174-177, 1997

Zhuo Anshan, Luo Liling, Chen Changchun y Huang Weiwei Departamento de Pediatría del Segundo Hospital Anexo a la Universidad de Medicina China, Shenyang 110003

La observación de los efectos preventivos y curativos de la Artemisia capillaris, Gardenia jasminoides, Scutellaria baicalensis y Rheum palmatum (tratada) en 30 casos de hiperbilirrubinemia neonatal mostró que tanto el valor máximo de la bilirrubina total en suero como la incidencia de hiperbilirrubinemia eran obviamente más bajos que en el grupo de control.

En los últimos años se han publicado bastantes informes sobre la ictericia neonatal, en términos de MTCH conocido como ictericia fetal o toxicosis fetal. Sin embargo, muchos de ellos carecen de una observación más cercana y de contraste estricto dejando sus efectos curativos en entredicho. Para valorar los efectos curativos, las indicaciones y los efectos colaterales tóxicos se observó los efectos de estas drogas chinas sobre la concentración de la bilirrubina total en suero en recién nacidos con un bilirrubinómetro.

Datos clínicos

Los 62 casos en estas series eran recién nacidos con un desarrollo normal, nacidos mediante cesárea desde Abril 1990 hasta Mayo 1991. El tiempo de gestación oscilaba entre 38 y 41 semanas, el peso entre 2500-4000g, el test de Apgar puntuó más de 9 y el Anti-HBs era negativo. Se excluyeron de este estudio los casos con deformación congénita, infecciones manifiestas, asfixia grave y otras patologías orgánicas. Se determinaron los grupos sanguíneos de las madres y los recién nacidos. En caso de que sus tipos de sangre fueran incompatibles, se determinó sus niveles de anticuerpos en suero. Se los repartió de forma aleatoria en dos grupos, 30 casos (16 varones y 14 hembras) en el grupo terapéutico y 32 (20 varones y 12 hembras) en el grupo de control. No había ninguna diferencia estadísticamente significativa en cuanto al peso o el tiempo de gestación entre los dos grupos >0.05).

Método de tratamiento

La Artemisia capillaris (Yin Chen), Gardenia jasminoides (2hi Zi), Scutellaria baicalensis (Huang Qin) – el baicalin fue extraído primero – y la Rheum palmatum tratada (Zhi Da Huang ) fueron mezclados y preparados en forma de decocción hasta la obtención de un cierto volumen de solución. Se vertió la decocción en viales de lOm1 , listos para tomar. Se dio la decocción con un poco de azúcar en forma oral a los recién nacidos del grupo terapéutico 24 horas después del parto antes del amamantamiento, cada vez 5ml, por la mañana y noche durante 3 días. A los recién nacidos del grupo de control se les dio solamente agua azucarada antes del amamantamiento, igualmente 5m1 cada vez, dos veces al día durante 3 días.

Observación y resultados

20µmol de sangre fue extraído del talón de todos los casos con un capillar, a las 12, 24, 48, 72, 96, 120 y 144 horas después del nacimiento y centrifugados a temperatura ambiente. El suero fue colorimetricamente determinado con un bilirrubinómetro. Todo el procedimiento fue realizado al abrigo de la luz, dentro de la media hora después de la extracción de las muestras de sangre.

72 horas después de nacer, las concentraciones de bilirrubina (total) en suero de los recién nacidos del grupo terapéutico llegaron a valores máximos de 97-129µmol/I, con un valor promedio de 105.30+-14.7µmol/I y disminuyó luego gradualmente. 120 horas después del nacimiento las concentraciones de bilirrubina (total) en los recién nacidos del grupo de control llegaron a valores máximos de 98-222µmoVl con un promedio de 150.2+-35.5µmo1/1.

Después de 12 horas, existían notables diferencias tanto en cuanto a los valores máximos como a la velocidad con la cual aumentaron estos valores cada día. En comparación con el grupo de control, el grupo terapéutico mostró un incremento diario de bilirrubina más lento, una concentración máxima notablemente más baja (P<0.01) y un descenso de la bilirrubina notablemente más pronto. Es por lo tanto obvio que las drogas chinas pueden reducir de forma notable la concentración de bilirrubina en suero.

Recién nacidos normal desarrollados con concentraciones de bilirrubina (total) superiores a 205pmol/l están diagnosticados como afectos de hiperbilirrubinemia. 4 casos del grupo de control llegaron a tener estas concentraciones, mientras no se encontraba ningún caso parecido en el grupo terapéutico. Eso demuestra que las drogas chinas pueden reducir la incidencia de la hiperbilirrubinemia.

De los 62 casos, 11 casos (7 del grupo de control y 4 del grupo terapéutico) con incompatibilidad de grupo (tipo) sanguíneo con sus madres tenían una concentración de bilirrubina (total) superior a 60 µmol/l durante las primeras 12 horas después del nacimiento (en este momento no se observó ictericia a simple vista). Los valores de la bilirrubina (total) en los 7 casos del grupo de control aumentaron con una velocidad promedia de más de 34 µmol/l por día y llegaron a valores máximos de 191µmol/l como promedio dentro de las 120horas después del nacimiento; cuatro casos de esos 7 sobrepasaron concentraciones de 205 µmol/l. Sin embargo, en los 4 casos del grupo terapéutico, la concentración máxima de la bílirrubina (total) de 117µmol/l disminuyó rápidamente 72 horas después del nacimiento. Eso demuestra que las drogas chinas tienen también unos efectos preventivos y curativos en casó de incompatibilidad del tipo sanguíneo ABO entre madres y recién nacidos.

Discusión

La ictericia neonatal es muy frecuente en recién nacidos. Según informa el 50% de partos llevados a término y 80% de prematuros padecerían ictericia fisiológica. Y también hay bastantes casos de recién nacidos con ictericia patológica. La ictericia grave puede causar ocupación del cerebro por bilirrubina, poniendo en peligro la vida de los recién nacidos. Es difícil evitar las secuelas del sistema nervioso en caso de supervivencia, conduciendo a la discapacidad.

La ictericia neonatal ha sido tratada en la MTCH desde sus inicios. En el Tratado General sobre las Causa y Síntomas de las Enfermedades podemos leer que “afectado por el calor interno de la mujer embarazada, el bebé tiene después del nacimiento un cuerpo amarillo, conocido como ictericia neonatal”. El Espejo Dorado de Medicina describe que “como el feto está profundamente afectado por el calor – humedad en el vientre, el bebé después del nacimiento es de color oro en todo el cuerpo, lo que debería ser tratado con drogas chinas para eliminar el calor – humedad.” Prescripciones chinas como Kai Kou Lian, San Huan Tang, Sheng Di Huang Tang e Yin Chen Hao Tang han sido utilizadas durante mucho tiempo para tratar la ictericia neonatal, pero los efectos curativos estaban discutidos.

Este estudio demuestra que las drogas chinas tienen notables efectos curativos sobre la ictericia y pueden reducir notablemente la concentración de la bilirrubina (total) en suero. Merece la pena mencionar que el nivel de anticuerpos A o B en suero en los 11 casos de incompatibilidad  de tipo sanguíneo ABO subió a 1:32-1:64 (comparado al 1:8 en los casos de ABO hemolisis diagnosticada en el hospital). El promedio de la concentración de bilirrubina (total) en aquellos recién nacidos era superior a 60pmol/I durante las 12 horas después del nacimiento y aumentó con gran velocidad. Cuatro de los 7 casos del grupo de control y ninguno de los 4 casos del grupo terapéutico padecían hiperbilirrubinemia. Esto demuestra que las drogas chinas tienen notables efectos preventivos y curativos sobre la hemolisis causada por la incompatibilidad de tipo sanguíneo ABO y puede inhibir los anticuerpos de tipo sanguíneo y prevenir la hemolisis. El resultado coincide con los referidos por Jian Mei et. al.

Durante el estudio clínico de los 30 recién nacidos del grupo terapéutico no se observaron efectos colaterales perjudiciales evidentes. Sólo en algunos casos había regurgitaciones y vómitos ocasionales, y 14 casos tenían heces blandas con aumento en el número de deposiciones. Los autores creen que esto juega un papel importante porque se obstruye la circulación de la bilirrubina en el hígado y los intestinos, se reduce el tiempo de permanencia en el tracto intestinal y se estimula su excreción, lo que son exactamente los puntos claves de la eliminación de la ictericia con drogas chinas. En algunos pacientes recién nacidos se atribuye el vómito al haber tragado líquido amniótico durante el parto o la excreción retarda de heces fetales. Por eso lo mejor es administrar la decocción después de la excreción de las heces fetales o después de un lavado gástrico con una solución de NAHCO3, si cabe.

El estudio indica que la bilirrubina tiene que controlarse dentro de las 12 horas después del nacimiento en recién nacidos, sobre todo en neonatos de alto riesgo. Si la concentración de bilirrubina (total) en suero excede los 60Nmol/I dentro de las primeras 12 horas (entonces la ictericia no es visible a simple vista), o aumenta a razón de más de 34pmol/l al día (dándose la posibilidad de la ictericia patológica), los casos tendrían que identificarse sin demora y las drogas chinas se pueden administrar vía oral.

Los mecanismos de las drogas chinas en el tratamiento de la ictericia comentados en los últimos años se pueden resumir en los siguientes dos aspectos:

1) La Artemisia capillaris, Gardenia jasminoides y Rheum palmatum tienen efectos de eliminar humedad – calor, normalizar la función de la vesícula biliar y curar la ictericia y pueden emplearse por eso para estimular la excreción de la bilis para reducir la concentración de bilirrubina en suero.

2) Rheum palmatum, Scutellaria baicalensis y la Artemisia capillaris tienen un efecto inhibitorio notable sobre anticuerpos de tipo sanguíneo A, B y O, y pueden combinar los correspondientes anticuerpos para inhibir la valencia del anticuerpo entera o parcialmente, prevenir la hemolización y por eso proteger los recién nacidos.

Artículo por gentileza  de: http://www.mtc.es

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
3 Comentarios
  1. septiembre 16, 2013
  2. enero 17, 2013
  3. enero 15, 2013

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR