Plantas Tóxicas en Nuestro Jardín: Belladona, Glicinia, etc.

Si bien las plantas son naturales y en muchos de los casos constituyen remedios naturales para alguna enfermedad, debemos saber que algunas de ellas pueden ser tóxicas generando desde síntomas leves a síntomas graves.
Plantas Tóxicas en Nuestro Jardín: Belladona, Glicinia, etc.
El conocimiento sobre plantas tóxicas puede ser muy útil, sobre todo si gustamos de actividades como la jardinería o recurrimos a remedios naturales que se basan en el uso de plantas.

Intoxicación por plantas tóxicas

Las intoxicaciones con plantas o las reacciones a las plantas tóxicas no suelen ser graves  y por lo general afectan a la piel por el contacto generando una especie de urticaria o alergia.

Intoxicación por ingestión: Algunas plantas pueden causar molestias digestivas y malestar si se ingieren, si bien no siempre es grave, puede haber plantas que sí generen envenenamiento grave, los niños son los más susceptibles a ingerir plantas de forma accidental.

Intoxicación por contacto: La exposición por contacto de plantas tóxicas pueden generar irritación de la piel y erupciones, algunas plantas también pueden quemar la piel o provocar sensibilidad al sol.

Recomendaciones

Si no tienes el conocimiento de la planta y no se trata de una fruta o planta que sepas que es comestible, procura evitar consumirla.

  • Educa a los niños para que eviten jugar con las plantas
  • Cuando hagas actividades de jardinería, procura utilizar guantes
  • Desecha las hojas y plantas que podes del jardín, no las dejes al alcance de niños o mascotas.
  • Si sospechas de que uno de tus hijos o mascota ha ingerido una planta potencialmente tóxica, toma una muestra y acude al especialista con el paciente.

Si se va a emplear una planta como remedio natural, debemos consultar con un experto para que evalúe nuestro caso y nos recomiende la dosis indicada.

Plantas tóxicas en nuestro jardín

La mayoría de las plantas ornamentales no están destinadas a ingerirse, ya que a menudo resultan tóxicas, se pueden tener en casa, pero siempre respetando su naturaleza.

Glicinas (Wisteria): Es una planta ornamental que florece en primavera con racimos violetas de flores, es trepadora y se encuentra en muchos jardines con fines decorativos, contienen wisterina, un glúcido tóxico que provoca síntomas como malestar estomacal, nauseas, vómitos, diarrea y otros.

Trompeta de Ángel ( Brugmansia arbórea): Se trata de una planta sumamente tóxica, contiene alcaloides como la escopolamina y atropina, que pueden llegar a ser fatales si se consumen.

Aro, Alcatraz, Jaro (Arum maculatum): Cualquier parte de esta planta tiene la capacidad de producir reacciones alérgicas, se debe evitar toca o ingerir. El consumo de las bayas rojas puede causar irritación del aparato digestivo, y de vías respiratorias, no debe consumirse y si se indica como remedio natural, es necesario que sea en dosis rigurosas.

Neguilla (Agrostemma githag): La planta es tóxica enteramente, contiene saponina, gitagina y ácido agrostémico,  a pesar de su toxicidad se suele utilizar tradicionalmente para combatir los parásitos y hasta el cáncer, sin embargo, puede ser peligroso ingerirla y en grandes dosis, puede ser fatal, a menudo los síntomas de intoxicación por esta planta se manifiestan como una gastroenteritis.

Belladona (Atropa belladona): Es considerada una de las plantas más tóxicas, contiene atropina, y otros alcaloides con propiedades alucinógenas. La intoxicación por belladona produce síntomas como sarpullido, dolor de cabeza, taquicardia, delirios, alucinaciones, boca y garganta seca, así como estreñimiento, se dice que consumir una sola hoja de la planta puede ser fatal para un adulto. La belladona también puede irritar la piel al contacto, las bayas son igualmente tóxicas y muchas especies animales también pueden sufrir sus efectos tóxicos. Se ha utilizado en pequeñas dosis para tratar ciertos malestares como el dolor de cabeza, pero se aconseja sólo utilizarla bajo la supervisión de un experto.

Tomate: Aunque no es una planta ornamental, es una planta comestible muy común y el tomate  no suele ser toxico, sin embargo las hojas del tomate contiene solanina, una sustancia que puede causar malestar digestivo, y aunque no causa síntomas graves cuando se ingiere en pequeñas cantidades puede ser peligrosa si se ingiere en grandes dosis y con frecuencia puede ser grave, no se recomienda tomar en forma de té.

Espárragos (Asparagus officinalis y otras especies del género): Los espárragos se pueden consumir como verdura, y su aporte nutricional es bueno, sin embargo, debemos saber que las bayas de los espárragos cuando han madurado contienen sustancias tóxicas, que al ingerirse pueden provocar vómitos y síntomas digestivos.

Precaución con las plantas tóxicas

Si bien estos son algunos ejemplos de plantas tóxicas, aún debemos ser cuidadosos con las plantas que utilizamos como remedios, ya que, la dosificación debe ser controlada o pueden presentarse efectos tóxicos o efectos secundarios.

Es importante conocer los riesgos de las plantas que consumimos, incluso cuando su consumo es seguro si se emplean para tratamiento de algún padecimiento se debe consultar sus contraindicaciones, ya que dependiendo del padecimiento puede tratarse de un consumo prolongado.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 3,00 de máximo 5)
Loading...
12 Comentarios
  1. junio 23, 2015
    • junio 25, 2015
  2. mayo 15, 2015
    • mayo 19, 2015
  3. mayo 8, 2015
    • mayo 19, 2015
  4. abril 28, 2015
    • mayo 5, 2015
  5. abril 27, 2015
    • mayo 5, 2015
  6. abril 22, 2015
    • abril 27, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR