Plantas que pueden Aliviar el Dolor

Ignorar el dolor es muy difícil y cuando este se vuelve crónico puede ser incapacitante. Por fortuna, hay plantas con propiedades analgésicas que pueden ayudarnos a controlar y aliviar el dolor relacionados con diversos padecimientos.

Plantas que pueden Aliviar el Dolor¿Qué es el dolor?

Reconocer el dolor es fácil, pues lo hemos experimentado desde siempre, es la sensación  que un golpe o malestar puede ocasionar.

Se trata de una respuesta sensorial a un estímulo nervioso que es desagradable y su intensidad puede variar hasta ser incapacitante.

Plantas analgésicas

Existen varias plantas que poseen propiedades analgésicas, algunas pueden ser efectivas para dolencias leves a intensas.

Chile: La capsaicina es la sustancia que se encuentran los chiles y también la responsable de otorgarle su sabor picante. Se ha demostrado que la capsaicina puede ser útil para aliviar el dolor, es ingrediente activo de cremas para uso tópico que suele aliviar el dolor de articulaciones.

La capsaicina también se puede consumir para mejorar condiciones digestivas como dispepsia, y contrario a lo que se cree, también úlceras estomacales. Se puede consumir en forma de pimienta de cayena, sin embargo, se aconseja no consumir en exceso.

Garra del diablo: Se trata de una planta originaria del sur de África, utilizada tradicionalmente para aliviar el dolor, además es un popular remedio contra el dolor de articulaciones relacionado con el dolor de artritis reumatoide. Su extracto también se emplea para aliviar el dolor de cadera y de rodilla.

Además de las propiedades analgésicas, la garra del diablo posee propiedades antiinflamatorias naturales. No se recomienda utilizar en conjunto con fármacos anticoagulantes, ni durante las etapas de lactancia o embarazo en mujeres, tampoco se aconseja para personas que padecen de problemas renales o hepáticos, no ha sido probada como segura para niños.

Árnica: Se trata de una planta ampliamente conocida por sus propiedades analgésicas, se suele encontrar en presentaciones para su uso tópico como cremas e incluso pastillas para su consumo.

El principio activo del árnica con propiedades analgésicas, se conoce como helenin, en conjunto con otras sustancias que ayudan a desinflamar. El árnica se utiliza para calmar el dolor de articulaciones como el de rodilla. También se puede utilizar para tratar el dolor de contusiones leves o lesiones.

Jengibre: Esta raíz puede ser empleada en la cocina para dar sabor, sin embargo, otra de sus aplicaciones es como analgésico. La raíz de jengibre, ayuda a aliviar el dolor, y puede ser un excelente antiinflamatorio, sea fresca o seca, su consumo es ideal para aliviar el dolor de articulaciones.

Se puede utilizar para aliviar dolores digestivos y además, también resulta una buena opción para calmar el dolor generalizado que se presenta en casos de fibromialgia.

Raíz de regaliz: Esta planta tiene además de su efecto analgésico, propiedades anestésicas leves y antiinflamatorias. Es recomendada para aliviar el dolor de garganta. Se consume el té con la raíz seca, utilizando dos cucharaditas en una taza de caliente, dejando reposar por alrededor de 10 minutos, colar y consumir.
Se debe evitar el consumo de raíz de regaliz cuando existen enfermedades cardiovasculares, o hipertensión arterial, pues  tiene la capacidad de aumentar la presión arterial.

Hinojo: Sus semillas contienen sustancias con propiedades analgésicas y además son antiespasmódicos. Constituye un remedio natural para calmar dolores menstruales, el consumo de semillas de hinojo, se debe evitar durante el embarazo, y durante la lactancia.

Matricaria: Esta planta de la familia de los girasoles que también es conocida como manzanilla común, tiene efectos analgésicos que tradicionalmente se han empleado para combatir el dolor de cabeza, especialmente las migrañas. Se puede consumir el té, o cápsulas con su extracto, sin embargo, si se opta por el té, se debe evitar hervir la hoja pues el calor excesivo puede destruir las sustancias beneficiosas.

Corteza de Sauce: Constituye un remedio tradicional contra el dolor, se trata de una corteza con propiedades analgésicas gracias a su contenido en salicina. Su consumo puede ayudar a reducir el dolor crónico, así como dolores de cabeza. También puede ayudar a combatir el dolor de espalda y de articulaciones.

Clavo de olor: El dolor de muelas, puede ser uno de los más intensos que podamos experimentar, afortunadamente el clavo de olor es un remedio casero muy popular y efectivo. Usualmente se utiliza el clavo de olor directamente sobre las encías sobre la pieza dental afectada.

El clavo de olor, tiene un efecto anestésico que calma el dolor, ayudándonos a sobrellevar el dolor hasta recibir la atención adecuada.

Tratar la causa

Combatir el dolor con plantas medicinales puede ayudarnos en nuestro bienestar general, sin embargo, es importante atacar la causa cuando sea posible.

Las plantas medicinales pueden ser paliativas para el dolor, pero no siempre atacan el origen del dolor. Por otro lado, pese a que son plantas de origen natural, se aconseja informarnos bien sobre sus efectos secundarios y las contraindicaciones.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 4,50 de máximo 5)
Loading...
12 Comentarios
  1. octubre 21, 2015
  2. agosto 6, 2015
    • agosto 16, 2015
  3. julio 27, 2015
    • julio 29, 2015
  4. julio 25, 2015
    • julio 29, 2015
  5. julio 23, 2015
    • julio 25, 2015
  6. julio 21, 2015
    • julio 25, 2015
      • agosto 22, 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR