Piña: uso de Enzimas Bromelinas para Rejuvenecer y Curar

Uno de los alimentos curativos y rejuvenecedores más poderosos es la piña, además de tener la capacidad de desinflamar y bajar la hinchazón, tiene una larga lista de cualidades debido a que sus enzimas poseen gran poder revitalizador del organismo, y se le considera, cuando está bien madura, una de las fuentes enzimáticas más poderosas.Piña natural y sus propiedades

Las enzimas son elementos indispensables en el organismo, realizan y ayudan a ejecutar innumerables funciones entre las cuales destacan su capacidad regenerativa de células, tejidos, sistemas y órganos, y son fuertes activadoras de la eliminación de sustancias de desecho en el cuerpo, elaborando un ambiente ácido en todo el organismo que impide que sustancias putrefactas promuevan la proliferación de bacterias dañinas tanto en el intestino, colon y estómago, así como en la sangre.

El ambiente ácido que genera la piña en el cuerpo es realmente curativo, ayuda a combatir innumerables enfermedades como:

  • Artritis y artrosis
  • Enfermedades renales y hepáticas
  • Problemas intestinales
  • Problemas de piel (acné, rosácea, barritos, etc.)
  • Enfermedades pulmonares (infecciones, tos, cáncer de pulmón, etc.)
  • Diabetes
  • Celulitis
  • Tendinitis
  • Dolores de cabeza
  • Sinusitis, conjuntivitis, otitis, etc.
  • Cistitis e infecciones de las vías urinarias
  • Virus del Papiloma Humano
  • Cándida e infecciones vaginales
  • Hongos en cualquier parte del cuerpo
  • Ideal después de operaciones
  • Úlceras de pierna

Una piña ideal, con enzimas abundantes y potentes debe ser:

  • Fresca pero bien madura, es decir, su cascara debe ser llamativa, anaranjada o amarilla, con un olor dulce al acercarla a las narices. La cáscara gruesa de la piña la protege de forma ideal de insecticidas, fertilizantes, etc.
  • Nunca debe estar la piña procesada por ningún método, en el momento en que esta se procesa o es enlatada pierde definitivamente todas sus enzimas, por lo que la piña medicinal y rejuvenecedora nunca debe ser consumida empacada ni desecada o añadida con otras sustancias.
  • La piña fresca es la fuente principal de suministro de enzimas digestivas de las proteínas. Además, cuando la piña está fresca, aporta vitaminas del complejo B y vitamina C, las cuales se pierden en el momento en que la piña, por ejemplo, se remoja en cualquier sustancias, ya que estas vitaminas son solubles en agua.

Enzimas bromélicas de la piña

Las enzimas de la piña se conocen como bromélicas ya que la piña pertenece a la familia de las bromelias. Y todo este grupo de frutas contienen en sus enzimas un factor potente que ayuda a desinflamar y curar edemas, asi como tumores y cáncer.

¿Cómo curan las enzimas de la piña la artritis, el cáncer, los pies o piernas hinchados, los tumores y edemas?

Resulta que cada vez que algo se inflama o abulta en el cuerpo, el fibrógeno (proteína del plasma de la sangre) se transforma en fibrina blanda no soluble (otra proteína), en las paredes o vasos pequeños  de la sangre, evitando la permeabilidad de los tejidos y vasos y bloqueando el paso a la circulación y fluidos. Las enzimas de la piña van directamente a desbloquear o disolver estas obstrucciones o depósitos permitiendo el flujo de sustancias, restaurando el drenado e incrementando la permeabilidad de la célula.

Además, la piña suele fermentarse en el intestino lo cual acentúa el desalojamiento de sustancias putrefactas alojadas en el colon donde se alojan todo tipo de virus y bacterias.

El porcentaje de recuperación de las personas que consumen piña en forma terapéutica es realmente alto, un gran número de pacientes logra la recuperación total después de una depuración a base de piña.

Terapia curativa con enzimas de la piña

Si deseas una cura realmente profunda, sin efectos secundarios y realmente muy sencilla y económica para curar ya sea artritis, forúnculos, edemas, foliculitis, tumores, o cualquiera de las enfermedades antes mencionadas te sugerimos iniciar la Dieta de la piña, la cual se lleva a cabo consumiendo solamente piña durante uno o dos días, empezando en ayunas con dos cucharadas de aceite de oliva extravirgen y bebiendo en el día dos litros de agua.

Esta dieta movilizara toxinas y removerá sustancias de desecho, por lo que podría provocar algunos efectos curativos como  dolor de estómago, de cabeza, y si la movilización de toxinas es elevada podría haber nauseas o incluso vomito. Si sientes que los efectos son fuertes, toma un caldo de vegetales no muy cocidos con arroz y limón, y reinicia la dieta de la piña al otro día. Después de esta dieta sigue con una dieta blanda por 20 días, comiendo piña en ayunas diariamente.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 4,33 de máximo 5)
Loading...
5 Comentarios
  1. mayo 22, 2016
  2. mayo 30, 2014
  3. mayo 7, 2014
  4. abril 23, 2014
  5. febrero 10, 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR