Menta: Planta relajante, útil contra Resfriados, para la Digestión y más

La mentha piperita también conocida como menta piperita, es una planta que se utiliza comúnmente, como ingrediente de crema dental, caramelos, goma de mascar, enjuague bucal, etc. Sin embargo, además de aprovecharse por su singular y refrescante sabor, la menta también tiene propiedades medicinales y puede ser útil para tratar problemas de estómago, dolores de cabeza, gingivitis, dolores musculares, para mejorar la digestión e incluso colitis.Menta: Planta relajante, útil contra Resfriados, para la Digestión y más

Se trata de un híbrido de menta acuática y la hierbabuena común es una planta muy fácil de cultivar, y crece con abundancia, incluso se puede tener en el jardín o en una maceta en el hogar.

Propiedades de la Menta

La mayoría de los beneficios de la menta, se deben a su contenido en mentol, una sustancia que se pueden encontrar en el aceite de la menta piperita. Posee un aroma intenso refrescante que resulta relajante y estimulante.

Además, la menta contiene taninos, compuestos que poseen propiedades antiinflamatorias, y se considera que tienen un efecto relajante que ayuda a aliviar la ansiedad y combatir la tensión.

Es rica en vitamina C, y vitamina A, también aporta manganeso, contiene cantidades pequeñas de fibra, hierro, calcio, potasio, magnesio e incluso ácidos grasos omega 3.

La menta puede utilizarse para fines medicinales en forma de té, o aprovechándose su aceite esencial.

Para el resfriado

La menta piperita puede ayudar a combatir los síntomas del resfriado e incluso tratar la tos crónica. Para obtener sus beneficios se puede beber el té, pero además, es recomendable hacer vaporizaciones de su aroma. Diluye un poco de aceite de menta en una cacerola de agua hirviendo, cubre tu cabeza con una toalla y con cuidado inhala el vapor por 10 minutos, repite dos veces al día.

Menta para la digestión

Se trata de una planta estimulante de la digestión, alivia el estómago, ayuda a eliminar el gas, y favorece la producción de bilis.

La menta se puede utilizar para varios tipos de trastornos gastrointestinales, incluyendo el síndrome de intestino irritable y otros problemas intestinales. No sustituye el tratamiento convencional, sin embargo, resulta un excelente complemento para reducir dolores abdominales. Sin embargo, se debe evitar su empleo en caso de gastritis y reflujo.

Planta relajante

Sólo oler su aroma nos ayuda a relajarnos,  y no es de extrañarse que sea una planta muy apreciada por sus propiedades relajantes, beber una taza de té de menta, puede incluso ayudarnos a combatir el dolor de cabeza e incluso puede ayudarnos a relejar nuestros músculos.

También puedes utilizar el aceite de menta con el aceite de eucalipto para tratar el dolor de cabeza, aplicándolo sobre las sienes cada varios minutos hasta que se observe alivio. Diluye un par de gotas de aceite de menta en aceite de oliva como base.

Uso externo

Utilizar la menta externamente puede aliviar el dolor de cabeza por tensión, si se emplea su aceite.
También se puede utilizar el aceite para aliviar el dolor muscular y de articulaciones.
El té de menta puede utilizarse para tratar la piel irritada, lavando la zona con un poco de té al tiempo, esto ayudo a calmar el dolor y mejorar la circulación.

Menta en casa

La menta puede cultivarse en casa, sin embargo, es recomendable asignarle un espacio limitado como una maceta, ya que puede expandirse con facilidad y rapidez y si no se controla puede invadir grandes áreas.

Es una planta que prefiere la sombra y se da mejor en suelo húmedo. Las hojas frescas se pueden emplear en la cocina, o puedes secarlas y guardarlas en recipientes herméticos para preparar té.

Té de menta

El té se puede preparar con una o dos cucharaditas de hojas secas de menta en una taza de agua caliente, deja reposar por 10 minutos y bebe. Si quieres tratar un malestar digestivo o utilizarlo por sus beneficios relajantes se recomienda beber de 2 a 3 tazas al día.

Es recomendable consultar a tu médico antes de incluir la menta como un tratamiento.

Contraindicaciones y consideraciones

No se recomienda consumir menta en caso de hiperacidez estomacal y reflujo gastroesofágico ya que puede tiene efecto relajando el píloro llegando a favorecer el reflujo. Es por ello que en estos casos se debe evitar cualquier alimento que lo contenga, tales como el té de menta, la goma de mascar, las pastillas para el aliento, los caramelos, e incluso los enjuagues bucales pueden afectar.

No se recomienda mezclar con medicamentos para reducir la acidez del estómago, ya que pueden reducir su efecto. Tampoco es recomendable consumir a la par de medicamentos para la diabetes ya que la menta puede disminuir los niveles de glucosa en sangre.

En el caso de la presión arterial, la menta puede provocar la disminución de la presión arterial, por ello tampoco es recomendable consumir junto con medicamentos para la hipertensión.

No es recomendable utilizar la menta en bebés o niños pequeños ya que su aceite puede llegar a provocar bronquioespasmos  e incluso asfixia.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 4,67 de máximo 5)
Loading...
14 Comentarios
  1. julio 19, 2016
  2. junio 5, 2016
    • junio 6, 2016
  3. septiembre 1, 2015
  4. julio 29, 2015
  5. febrero 18, 2015
  6. septiembre 12, 2014
    • febrero 29, 2016
  7. septiembre 10, 2014
  8. septiembre 10, 2014
  9. septiembre 6, 2014
  10. septiembre 6, 2014
  11. septiembre 5, 2014
  12. septiembre 4, 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR