Mejora tu hígado con boldo

Las propiedades curativas y medicinales del boldo, son aprovechadas en su mayoría a partir de la preparación de infusiones y tisanas digestivas, que son preparadas a base de las hojas de esta planta. El té de boldo está indicado para malestares estomacales, de la vesícula y principalmente del hígado.

Esta planta es originaria de las zonas montañosas de Chile y Perú, y es cultivado en África del Norte e Italia. Este árbol puede medir de cinco a seis metros, tiene hojas ovales, enteras y coriáceas. Además de poseer flores blanquecinas y fruto de color oscuro.

Té reparador

tomado del blog “oriente Uruguay”

La cualidad más importante del boldo es la de ser reparadora del hígado y la vesícula. Asimismo tiene efectos colagogos; es decir estimula la expulsión de la bilis retenida en la vesícula. La pueden tomar las personas con hepatitis, tomando una infusión a base de hojas de boldo, se recomienda tomar dos tazas de té al día después de las comidas.

Diurético y fungicida

El boldo, es también diurético, provoca la  eliminación de agua y sodio en el organismo, a través de la orina.  Además esta infusión posee propiedades fungicidas, elimina los hongos perjudiciales para nuestro organismo.

Digestivo, antioxidante y anti inflamatorio.

Es conocida su poder como antioxidante, antiinflamatoria y es un excelente aperitivo, es un gran digestivo, que además puede combinarse sin problemas junto a cualquier otra hierba de similares características.

Tiene antioxidantes, es ligeramente sedante e hipnótica, sirve para aliviar algunas molestias y también contiene aceites esenciales.

Es recomendado para trastornos gastrointestinales, estreñimiento y dolores de cabeza originados por una mala digestión.

Contra el reumatismo

Es reconocido por aliviar los dolores reumáticos, puedes preparar una especie de ungüento a través de la decocción de hojas del boldo en una pequeña cantidad de agua y luego aplica sobre la zona afectada, afirmadas con un paño limpio. Notará el alivio después de un par de días.

Infusiones

Su consumo más habitual suele ser el de infusión, ésta se obtiene hirviendo un gramo de hojas secas de boldo por cada taza de agua durante 15 minutos, luego se deja reposar y se cuela. Puedes consumir este preparado de té de boldo, hasta tres veces al día.

Algunas excepciones

Asimismo, el boldo tiene algunos efectos secundarios y contraindicaciones. Lo ideal es que no sea consumido por personas que sufren de irritaciones renales, así como tampoco por mujeres embarazadas ni pacientes de enfermedades hepáticas graves.

Aunque los preparados de boldo son beneficiosos, no hay que abusar de su ingestión ni tomarlo sin prescripción o supervisión médica. Dosis mas elevadas pueden producir un efecto narcótico o hacer convulsionar en quien la toma. Es importante su uso en forma de curas discontinuas.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 4,00 de máximo 5)
Loading...
9 Comentarios
  1. julio 10, 2016
  2. enero 29, 2016
  3. septiembre 24, 2015
  4. mayo 19, 2015
  5. marzo 26, 2015
  6. octubre 17, 2014
  7. agosto 1, 2013
  8. diciembre 6, 2012
  9. diciembre 5, 2012

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR