La endometriosis tratada con el método de resolver el éstasis sanguíneo

La endometriosis tratada con el método de resolver el éstasis sanguíneoWang Da Zeng, Wang, Zu Qian y Yu Chao Qin Longhua Hospital, Universidad de Medicina Tradicional China de Shanghai. Shanghai 200032

Se trató 48 casos de endometriosis con las píldoras Nei Yi N°2 compuestas por Rheum palmatum (Da Huang) fresco, Amyda sinensis (Bie Jia) y Prunus armeniaca (Shuang Tao Ren) en polvo. Después de 3 meses de tratamiento se habían conseguido altas tasas de efectividad en cuanto a la aparición de menorragia, dispareunia, proctalgia, histeromioma, quiste ovárico y nódulos en la cavidad pélvica, y con un porcentaje de embarazo de 26.7% en casos de esterilidad. Mientras los niveles de PGF2a y PGE2 disminuyeron de forma notable, los valores de PGF1a – keton-6, ?-Ep y HYP aumentaron de manera significante.

La endometriosis es una patología muy común en ginecología, y su incidencia tiende a incrementarse con la edad afectando considerablemente la salud de la mujer.1-4 En su esencia, la endometriosis pertenece según la MTCH a la categoría de estasis sanguíneo localizado en el Jiao inferior, equivalente a la cavidad pélvica en medicina moderna. Por esa razón se utiliza para el tratamiento el principio de eliminar el estasis sanguíneo para quitar el bloqueo del Jiao inferior.

Nuestros resultados terapéuticos se comentarán a continuación.

Datos clínicos

Hemos observado 48 casos provenientes del departamento de endometriosis de este hospital que habían sido tratados como mínimo durante un ciclo, con el control de todos los valores, sin tomar medicamentos occidentales, como Danazol®, durante medio año.

En cuanto a la evolución de la enfermedad en estas series el tiempo oscilaba entre 3 meses y 14 años, con un promedio de 4.9 años. La edad de los pacientes estaba comprendida entre los 26 y 44 años y un promedio de 35.7 años. 32 casos (66.7%) tenían entre 30-39 años. 45 casos (93.8%) estaban casadas y 3 (6.2%) solteras. 25 casos (55.6%) tenían antecedentes de un aborto artificial y 18 casos (40.0% de las casadas) habían utilizado un dispositivo intrauterino.

47 casos (97.9%) padecían menorragia acompañada de dismenorrea, 13 (27.1%) dispareunia, 26 (54.2%) proctalgia, 40 (83.3%) lumbago, 15 (33.3%) esterilidad, 12 (25.0%) histeromioma, 28 (58.3%) quistes ováricos y 24 (50.0%) nódulos en la cavidad pélvica.

Método de tratamiento

Se les administró las píldoras Nei Yi N92 (compuestas de Rheum palmatum crudo, Amyda sinensis y Prunus persiaca en polvo, etc.) a los pacientes con una dosis de 7g, 2 veces al día. Tres meses de administración constituían un ciclo.

En base a la diferenciación de síntomas y signos, se añadían otras drogas para reforzar la capacidad inmunitaria para eliminar los factores patógenos. Se utilizaba por ejemplo la decocción Shi Quan Da Bu Tang y Dang Gui Bu Xue Tang en pacientes débiles. Cuando había casos con fiebre, se añadió Sargentodoxa cuneata (Hong Teng), Bombyx morí (Bai Jiang Cao) y Taraxacum mongolicum (Pu Gong Ying). Si el dolor resultaba muy fuerte se añadió Trogopterus xanthipes (Wu Ling Zhi), Boswe/lia carterii (Ru Xiang), Commiphora myrrha (Mo Yao), Corydalis turtschaninowii (Yuan Hu) y Melia toosendan (Chuan Lian Zi). Durante la menstruación se administró además Tao Hong Si Wu Tang en combinación con Shao Fu Zhu Yu Tano modificado.

Métodos de observación y análisis de los efectos terapéutico

1.            Los parámetros para la observación y los métodos: Los parámetros de la observación clínica incluían los cambios de los síntomas y signos y los cambios específicos dentro del área ginecológica que se observaron durante la menstruación y a través del examen ultrasónico. Se valoraron los índices de la analítica que hacían referencia a los cambios de los prostaglandinas (PG) en plasma durante la menstruación: la PGF2a, PGE2, PGF1a-6-ketona y la TXB2; la ?-endorfina (? -Ep) en plasma durante la menstruación y la hidroxipirolina (HYP) durante el tiempo fuera de la menstruación.

2.            Los cambios de síntomas y signos clínicos: Después de un ciclo de tratamiento el porcentaje de efectividad en cuanto a la menorragia – dismenorrea era el 89.4% (42 de 47 casos), la dispareunia 76.9% (10 de 13 casos), la proctalgia 92.2% (25/26) y el lumbago 55.0% (22/40). El porcentaje de efectividad en cuanto al embarazo era el 26.7% (4/15) y el histeromioma 66.7% (8/12), el quiste ovárico 71.4% (20/28) y en cuanto a nódulos en la cavidad pélvica el 62.5% (15/24).

3.            Cambios de los índices bioquímicos: Al examinar los cuatro índices de la prostaglandina se comprobó que el nivel de prostaglandina en pacientes afectos de endometriosis era significativamente más alto que en sujetos sanos (P<0.05). Después del tratamiento los niveles en plasma de la PGF2a, y la PGE2 habían disminuido notablemente (P<0.01), el nivel de la TXB2 se había incrementado ligeramente y el de la PGF1a-6-ketona había aumentado de forma significante (P<0.05), mientras el incremento proporcional entre el porcentaje de la PGF,.-6-ketona y del de la TXB2 no tenía importancia estadística. (cf. tabla 1). La Tabla 2 refleja que la P-endorfina (?-Ep) en plasma durante la menstruación era significativamente más bajo que en sujetos sanos, sin embargo notablemente más elevado después del tratamiento. Aunque el nivel de la HYP en plasma estaba ligeramente más alto de lo normal durante el periodo fuera de la menstruación, la diferencia no era estadísticamente significativa. Al concluir el tratamiento el nivel de la HYP se había incrementado claramente.

Discusión

Según la MTCH, la endometriosis pertenece a la categoría de las enfermedades causadas por el estasis sanguíneo. La hemorragia periódica del endometrio ectópico debido a la actividad de hormonas sexuales estaba considerado como el sangrar fuera de los meridianos (en otras palabras como estasis sanguíneo). La congestión que se produce a nivel local, el edema, la inflamación, adhesión y proliferación de tejido conectivo y la formación de nódulos o masas, inducido por hemorragias repetitivas, afecta seriamente la circulación de Qi y Sangre, así como la circulación del Qi de las vísceras. Como consecuencia pueden manifestarse, entre otros, síntomas de menorragia acompañada de dismenorrea, dolor en la cavidad pélvica, dispareunia, proctalgia, constipación, lumbago, dolor abdominal. En base a la diferenciación de síntomas y signos, esta enfermedad pertenece a las enfermedades de origen interno, de exceso y de tipo estasis localizado en el Jiao inferior. Por eso se aplica el principio terapéutico “eliminar el estasis sanguíneo para eliminar la obstrucción en el Jiao inferior”.

Las píldoras Nei Yi N° 2 están compuestas mayoritariamente de Rheum palmatum crudo, Prunus persica en polvo y Amyda sinensis, pero el componente principal es la Rheum palmatum que tiene el efecto de dispersar el estasis sanguíneo y drenar/desbloquear las vísceras. En el clásico de farmacopea de Shen Nong Rheum palmatum está descrita como amarga y de naturaleza fría, indicada para tratar el estasis sanguíneo en la parte inferior, masas abdominales, etc. Prunus persica es una droga que sirve para eliminar el estasis sanguíneo y se le aplica normalmente junto con Rheum palmatum. La Amyda sinensis es una droga que se utiliza en el trastorno sanguíneo del meridiano de Hígado. Según estudios farmacológicos modernos, la Amyda sinensis ejerce un efecto inhibidor sobre la proliferación de tejido conectivo, elevando la proteína en plasma y dispersando masas5. La combinación de estas drogas consigue dispersar el estasis sanguíneo, ablanda las masas endurecidas y drena la víscera con lo que se elimina el estasis sanguíneo, se normaliza la circulación de Sangre y Qi y desaparecen los síntomas. La droga no produce efectos secundarios excepto en algunos casos en que el incremento del movimiento intestinal produce una sensación de malestar gástrico por lo que se puede añadir la fórmula Xiang Sha Liu Jun Zi Wan.

 El principal síntoma de la endometriosis es la menorragia acimpañada de dismenorrea, considerada en términos de MTCH como un estasis sanguíneo. La medicina moderna lo relaciona con un nivel anormal de prostaglandina. Por eso se realizó la medición de la prostaglandina en plasma durante la menstruación al mismo tiempo que la administración de las píldoras Nei Yi N°2, y se compararon los valores de mujeres sanas con los de pacientes afectos de endometriosis antes y después del tratamiento. Los resultados indicaban que las concentraciones de PGF2 y PGE2 durante la menstruación eran notablemente más elevadas en los pacientes con endometriosis que en mujeres normales, sin embargo después del tratamiento estos niveles disminuían de forma significante y al disminuir mejoraron los síntomas de menorragia. Eso sugiere que la menorragia está relacionada con el incremento de PGF2 y PGE2, y que las píldoras Nei Yi N°2 pueden producir un descenso de los niveles de PGF2a, y PGE2.

Los niveles de la TXB2 Y PGE1?-ketona-6 en las pacientes con endometriosis eran significativamente más elevados durante la menstruación que en mujeres sanas, mientras que el porcentaje de la proporción entre la PGE1?-ketona-6 y la TXB2 era notablemente más bajo que en sujetos sanos. La TXB2 Y PGE1?-ketona-6 son metabolitos que mantienen un equilibrio en circunstancias normales. El incremento y, por lo tanto, el desequilibrio de los niveles de la TXA2 y la PGI2 conduce a una pérdida de equilibrio entre la función de contracción y relajación del útero y los vasos sanguíneos, y la fuerte contracción del útero puede terminar en isquemia, incremento de la agregación plaquetar, exacerbación del estasis sanguíneo y consecuentemente en la menorragia.

Ahora bien, el incremento significativo de la PGE1?-ketona-6 y el aumento del valor proporcional de la PGE1?-ketona-6 y la TXB2 igual que la mejoría de los síntomas de menorragia sugieren que las píldoras Nei Yi N°2 consigan elevar el nivel de la PGE1?-ketona-6, ajustando la proporción entre la PGE1?-ketona-6 y la TXB2, coordinando la contracción y la dilatación del útero y los vasos sanguíneos, con lo que se elimina el dolor. En cuanto a la relación que pueda existir entre la ?-endorfina y el endometrio ectópico, no se han visto artículos publicados. La ?-endorfina es un neurotransmisor en forma de péptido derivado del opio estrechamente relacionado con la sensación de dolor. Los resultados de la determinación de la ?-endorfina en plasma durante la menstruación, en este estudio, demostraron que el contenido de ?-endorfina en pacientes con endometriosis era más bajo que en sujetos normales y más bajo en pacientes con menorragia de moderada a grave, que en pacientes con menorragia suave, sin por eso encontrar diferencias estadísticamente significativas. Después del tratamiento el nivel de b-endorfina incrementó de forma notable lo que hace pensar que la ?-endorfina podría estar relacionada con el control del dolor y que la ?-endorfina juega un papel importante en la analgesia. La adhesión tisular en la cavidad pélvica, la proliferación de tejidos fibrosos y la formación de nódulos son signos que se observan con frecuencia en la endometriosis. La Prunus persica en polvo, un componente de las píldoras Nei Yi N°2, tiene un efecto estimulante sobre el metabolismo del colágeno y una acción antifibrosa.6 La hidroxipirolina (HYP) es una metabolito del colágeno, por eso se puede utilizar el contenido de HYP en plasma como indicador para el metabolismo del colágeno. En este estudio reveló la determinación del contenido de la HYP en plasma durante el periodo fuera de la menstruación, que la concentración de la HYP en plasma en pacientes con endometriosis era más elevada que en mujeres sanas, sin mostrar diferencias estadísticamente significantes. Después del tratamiento, el nivel de HYP era significativamente más alto que antes del tratamiento, lo que sugiere que las píldoras Nei Yi N°2 podrían estimular el metabolismo del colágeno y reforzar la acción antifibrosa, favoreciendo la lisis de la adhesión en la cavidad pélvica, la disminución de las masas al igual que la mejoría de los síntomas.

Bibliografía

1-4 Ory, SJ. Pelvic endometriosis. Obstet Gyneol Clin North America. 1987: 14 (4):999.

2 Wu Bao Zhen. Algunas cuestiones pendientes de solución en cuanto a la endometriosis. Revista de Ginecología y Obstetricia de China. 1983; 18 (2): 65.

3 Equipo de cooperación sobre estudios de la endometriosis. Análisis general de 1553 casos de endometriosis. Revista de Ginecología y Obstetricia de China. 1983: 18 (2): 67.

4 Wu Bao Zhcn. Investigaciones y avances en la clínica de la endometriosis. Revista de Ginecología y Obstetricia de China. 1987: 22 (5): 299.

5 Recopilación de documentos sobre la MTCH en ancianos. Editorial de documentos científico-técnicos, 1987; 641-642.

6 Wang Yu Run, Investigación sobre el extracto de Prunus persica e Hifas cordiceps artificiales contra la fibrosis hepática. Observación clínica de 142 casos de fibrosis hepática por bilharziasis. Prensa académica de la Academia de Investigaciones en MTCH de Shanghai, Instituto de MTCH de Shanghai, 1987: 1 (1): 22.

Artículo por gentileza de: http://www.mtc.es/

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
5 Comentarios
  1. febrero 22, 2015
  2. diciembre 27, 2014
    • diciembre 29, 2014
  3. febrero 13, 2013
  4. febrero 8, 2013

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR