Experiencias del Dr. Qiu Bao Guo en el tratamiento del cuadro de debilidad e insuficiencias por la Radioterapia y Quimioterapia

Debilidad e insuficiencias por la Radioterapia y Quimioterapia Tanto la radioterapia como la quimioterapia son métodos terapéuticos modernos y esenciales para combatir los tumores malignos, pero al mismo tiempo ambos provocan graves efectos secundarios y nocivos que afectan de forma local o global al paciente, suponiendo empeoramiento de calidad de vida que generalmente se manifiesta en una serie de signos de debilidad. El investigador Dr. Qiu Bao Guo, del Instituto de Investigación de MTC de la provincia de Henan, lleva 50 años dedicado a las labores de investigación y estudio de la integración de la MTC y medicina occidental, con especial interés en los cuadros “Xu” (debilidad, insuficiencia) de la MTC, tras años de asistencia en las consultas, el autor reune las experiencias del Dr. Qiu en el tratamiento de cuadros de debilidad e insuficiencias provocados por la quimioterapia y radioterapia en pacientes de cáncer, que se resume en lo siguiente:

1. Patógenos nocivos como causantes, debilidad multiorgánica

Según el Dr. Qiu, la formación de tumores es consecuencia de la existencia de nocividad cancerígena, transformada a partir de los diversos patógenos que aprovechando la debilidad del potencial de defensa se acumulan en el interior del organismo, ya sea referido a los seis factores climáticos externos, las alteraciones emocionales o alimentarias, estrés, bloqueo de Qi, estasis sanguínea, bloqueo de líquidos orgánicos o Tan, etc. Tanto la radioterapia como la quimioterapia son tratamientos que consisten en el ataque directo a las células cancerígenas, en otras palabras, un ataque a la nocividad con otra nocividad.

 En el “Nei Jing”, se puede encontrar la siguiente frase: “En casos de grandes acumulaciones de masas patológicas o de factores patógenos, sería suficiente debilitar o eliminar algo más de la mitad de ellos”, como uno de los principios terapéuticos generales. Sin embargo y tratándose de cáncer, las repetidas sesiones de radioterapia y quimioterapia resultan necesarias en la mayoría de las ocasiones, debido a la gran profundidad en la que suele encontrarse el foco canceroso, además de la cronicidad propia de la enfermedad por la incubación de los patógenos, hecho que desemboca en el debilitamiento de Qi, sangre, funcionalidad orgánica e incluso afectación de tejidos por la nocividad de las terapias en cuestión.

Es habitual que se observen síntomas como aspecto cansado, fatiga, sudoración, aversión al viento, náuseas o vómito, inapetencia, etc., en la fase inicial de estos tratamientos, que responden a un cuadro de insuficiencia de Qi pulmonar y esplénico; de seguir desarrollándose se presentarían otros síntomas como desgana en el habla, cansancio físico, respiración agitada y dificultosa por mínimo esfuerzo físico, voz baja, boca y labios secos, calor en los “cinco corazones”, orina amarilla, estreñimiento, lengua roja con escasa capa, pulso débil, filiforme y rápido, todo ello referido a un cuadro de insuficiencia simultánea de Yin y Qi; en caso de continuar el empeoramiento, se presentarían fatiga, delgadez, mareo, acúfenos, caída de cabello, visión borrosa, agujetas y debilidad lumbar y de los miembros inferiores, referidos a la insuficiencia de Hígado y Riñón.

 En casos de mayor gravedad podrían observarse palidez facial, aversión al frío, hipotermia en los cuatro miembros, habla débil y de voz baja, cutis carente de luminosidad con tono amarillo paja, dolor y frío dorsal y lumbar, deposiciones pastosas o líquidas, incluso diarrea matinal, que son signos de insuficiencia de Qi, sangre, Yang renal y esplénico.

 Para casos de gravedad extrema, debido al agotamiento de Yin y gran virulencia de patógenos, pueden verse agitación, delirios, confusión, convulsiones, boca seca, estreñimiento, lengua roja sin capa, pulso filiforme y rápido. Según el Dr. Qiu, el debilitamiento del potencial de defensa (insuficiencia de Qi, sangre, Yin, Yang, Pulmón, Bazo, Hígado, Riñón, etc.) y la existencia de patógenos residuales (Calor, Humedad, estasis, etc.) forman la fisiopatología básica de un cuadro de debilidad por quimioterapia y radioterapia. La nocividad patógena está presente a lo largo del desarrollo y recuperación de la enfermedad, provocando todo tipo de variantes sintomatológicas, haciendo más difícil el enfoque del tratamiento.

2. Tonificar el potencial de defensa, corregir las insuficiencias, destacar la tonificación del potencial adquirido

Según el Dr. Qiu, en cuadros de debilidad e insuficiencia como principio terapéutico básico escoge, lógicamente, la tonificación. Según la obra “Li Xu Yuan Jian”: “el fondo de la insuficiencia Yin se debe al fallo pulmonar, la insuficiencia Yang se debe al fallo esplénico y renal”. La obra “Pi Wei Lun” cita lo siguiente: “toda enfermedad puede tener origen en la disfunción de Bazo y Estómago” y “la vida se mantiene con el Qi estomacal, sin él la vida se apaga”. El Dr. Qiu opina que la insuficiencia y debilidad de Bazo y Estómago son la base fundamental del cuadro de debilidad?a pesar de contar con múltiples variedades de debilitamiento multiorgánico, de Qi, sangre o líquidos orgánicos. El Bazo y Estómago forman la llamada “base adquirida”, su correcto funcionamiento garantiza la necesaria génesis de sangre y Qi, elementos que sostienen la funcionalidad orgánica general, por lo que la disfunción de Bazo y Estómago supondrá una cadena de fallos que afectará a Qi, sangre y los órganos internos en general, fomentando la aparición de las enfermedades.

Cabe destacar que la mayoría de los síntomas derivados de la quimioterapia y radioterapia están relacionados precisamente con el sistema digestivo, tales como náuseas, vómitos, inapetencia, hinchazón abdominal, deposiciones pastosas o líquidas, etc., por todo ello, el Dr. Qiu posicionaría la tonificación de Qi de Bazo en el primer lugar entre las tareas terapéuticas a realizar para combatir la debilidad derivada de la quimioterapia y radioterapia.

Investigaciones modernas confirman que toda acción basada en la tonificación de Qi esplénico regula y potencia el funcionamiento inmunológico del enfermo de cáncer, eleva el nivel de actividad de las células asesinas, inhibe reproducción de las células cancerosas y activa genes inhibidores de metástasis tumoral. Para corregir un estado debilitado el Dr. Qiu da preferencia a materias medicinales tonificantes del Qi de defensa, cuya cualidad anticancerígena y potenciadora de la inmunidad está comprobada científicamente. Por ejemplo, Astragalus membranaceus, Codonopsis pilosula, Atractylodes macrocephala, Dioscorea opposita, Radix Glehniae, Ophiopogon japonicus, Dendrobium nobile, Amyda sinensis, Ligustrum lucidum, Eclipta prostrata, Lycium barbarum, etc.

Para la regulación de Bazo y Estómago, el Dr. Qiu emplea habitualmente la fórmula Shen Ling Bai Zhu San como base, practicando modificaciones necesarias según el caso: para digestión lenta, hinchazón abdominal y opresión torácica se añaden Crataegus cuneata, Massa medicata fermentata, Hordeum vulgare y Magnolia officinalis; para diarrea se incluyen Myristica fragnans, Nelumbo nucifera y Hallosyte; en caso de abdominalgia se añaden Paeonia lactiflora y Corydalis turtschaninowii; para los borborigmos, eructos y acidez se combina con la fórmula Zuo Jin Wan, además de Sepiella maindroni de Rochebune y Arca granosa; si el paciente padece frecuentemente náuseas, vómitos y eructos se combina con la fórmula Xiao Ban Xia Tang modificada; para la sequedad bucal, polidipsia, estreñimiento con heces secas, lengua roja con escasa capa, que son signos evidentes de insuficiencia Yin, recomienda Zeng Ye Tang o Yi Wei Tang modificada, con el fin de tonificar el estómago y regenerar líquidos orgánicos, como referencias se citan Rehmannia glutinosa sin tratar, Scrophularia ningpoensis, Radix Glehniae, Ophiopogon japonicus, Forsythia suspensa o Citrus reticulata blanco (fructus maturus), etc.; en el caso de presentarse palidez facial, labial y cutis carente de luminosidad, que son signos de insuficiencia de Qi y sangre, recomendaría Ba Zhen Tang o Dang Gui Bu Xue Tang modificada, añadiendo materias regeneradoras como Equus asinus o Polygonum multiflorum, etc.

 3. Tonificación de Jing (sustancia basal) y médula, destacado empleo de materias de origen animal

Algunos enfermos sufren de dishematopoyesis medular tras la radioterapia y quimioterapia, manifestándose a través de fatiga general, mareos o vértigo, palidez facial o color facial amarillo paja, caída de cabello, agujetas lumbares y de rodillas, amenorrea, impotencia, lengua pálida con escasa capa, pulso filiforme y débil, todo referido a insuficiencia de Sangre y Riñón. En estos casos, los métodos que obedecen a la tonificación de Qi esplénico y sangre no suelen aportar los resultados esperados. Según el análisis del Dr. Qiu, esto se debe a que la médula sufre de un importante debilitamiento por la afectación hepática y renal, debido a su vez por acciones de factores nocivos cancerígenos en gran profundidad.

El principio terapéutico correcto sería la tonificación de Bazo y Riñón (tonificación de sustancia basal y medular). Como referencia se pueden citar fórmulas como Shi Quan Da Bu Tang, Zuo Gui Wan, You Gui Wan o He Che Da Zao Wan, con las modificaciones pertinentes. Y en cuanto a materias medicinales individuales se pueden destacar Astragalus membranaceus, Radix Ginseng, Rehmannia glutinosa tratada, Lycium barbarum, Ligustrum lucidum, Polygonum multiflorum, Polygonatum sibiricum, Paeonia lactiflora, Angelica sinensis o Eucommia ulmoides, etc. Haciendo caso a las conclusiones magistrales de los antiguos maestros, tales como “Ni Yang ni Yin puede generar y sostenerse solitariamente sin la existencia del otro” y “la existencia de Yang es base imprescindible de la génesis inagotable de Yin”, el Dr. Qiu no olvida la inclusión de algunas materias tonificantes de Yang, durante el intento de tonificación de Hígado y Riñón, por ejemplo, Herba Epimedii, Cuscuta chinensis o Psoralea corylifolia. En casos de mayor gravedad en cuanto a la afección renal y hepática, en caso de no obtener los resultados esperados mediante las materias anteriormente citadas, podría interpretarse como señal de extrema carencia de sustancia basal y medular, cuya solución pasa por el empleo ineludible de materias regeneradoras de origen animal, con frecuencias pueden tratarse de Equus asinus, Colla cornus cervi, Colla carapacis et Plastri testudinis, Amyda sinensis, Placenta, leche de vaca o cabra; se debe advertir el riesgo de ralentizarse la funcionalidad esplénica y estomacal, debido a la propiedad tonificante de estas materias, para lo que la solución que equilibra la balanza se encuentra en el empleo de Citrus reticulata blanco (fructus maturus) y Amomum villosum.

 4. Sin olvidar de la expulsión de los factores patógenos mientras se tonifica el potencial de defensa, combinar diferenciación de patología y de síndrome

Los enfermos suelen sufrir de agotamiento de Qi, sangre y Qi fundamental (Yuan Qi), después de la intervención quirúrgica, radioterapia y quimioterapia, además debe soportar estasis sanguínea, calor nocivo o Tan turbio por parte del organismo, a pesar de la eliminación completa o parcial del propio tumor. “Entre las cenizas puede estar aún vivo el fuego” es una frase altamente descriptiva a esta situación proveniente del maestro Dr. Ye Tian Shi, por lo que no se debe olvidar de las tareas de eliminación de los patógenos mientras se tonifica la defensa, para prevenir un eventual rebrote o metástasis.

Según diferenciación de síndrome, el Dr. Qiu hace uso de distintas materias inhibidoras de cáncer o anticancerígenas, que en general corresponden a grupos emoliente o dispersante de calor y toxicidad, está comprobado además, que algunas materias medicinales poseen efecto anticancerígeno o inhibidor canceroso específico, por ejemplo Herba Salviae Chinensis y Clematis chinensis para cáncer de esófago; Oldenlandia diffusa, Herba Solani Lyrati y Radix Actinidiae Chinensis; Campsis grandiflora, Eupolyphaga sinensis y Akebia quoinata para cáncer de hígado; Rhizoma Bolbostemmatis, Oroxylum Indicum semen y Houttuynia cordata para cáncer de pulmón; Taraxacum mongolicum, Manis pentadactyla y Chrysanthenum morifolium silvestre para cáncer de mama; Dioscorea bulbifera y Radix Ranunculi Ternati para tumores que afecten a la cabeza o cuello; Selaginella Doederleinii Hieron y Patrinia beterophylla bunge para cáncer del cuello de útero; Smilax glabra, Lobelia chinensis y Herba Solani Nigri para cáncer de vejiga; Sophora flavescens, Coix lachryma jobi y Polygonum bistorta para cáncer de intestino grueso. En caso de depender de diferenciación de síndrome, se emplean Coix lachryma jobi, Smilax glabra y Arisaema cum bile para síndrome de abundante Humedad, Calor y elementos turbios; Oldenlandia diffusa, Lobelia chinensis, Herba Scutellariae Barbatae y Paris polyphylla var chinensis para síndrome de Calor tóxico virulento; Prunus persica, Carthamus tinctorius, Withmania pigra, Sparganium stoloniferum, Eupolyphaga sinensis, Curcuma zedoaria y Salvia miltiorrhiza para síndrome de estasis sanguínea acusada.

 Está comprobado científicamente que otras materias como Cremastra variabilis, Manis pentadactyla tratada, Herba Duchesneae Indicae o Gekko chinensis poseen igualmente un destacado poder anticancerígeno, gracias a las cuales se amplía aún más el abanico de elección.

Han Wei Feng (Hospital Anexo del Instituto de Investigación de MTC, provincia Henan)

Artículo por gentileza de: www.mtc.es

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
2 Comentarios
  1. octubre 2, 2013
  2. octubre 1, 2013

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR