Experiencia con el tratamiento de la esofagitis por reflujo


Experiencia con el tratamiento de la esofagitis por reflujoHong Liu, Quzhou Municipal TCM Hospital, Quzhou 3224002, Zhejiang Province

La esofagitis por reflujo pertenece a la categoría de la gastroesofagopatía por reflujo. Está caracterizada por inflamación, erosión, formación de úlceras y fibrosis de la mucosa del esófago como consecuencia del reflujo de contenido gástrico y duodenal al esófago. La MTC sostiene que esta alteración obedece a un trastorno de las funciones de ascenso y descenso del Jiao medio, la intolerancia al intercambio entre frío y calor o la presentación simultánea de un síndrome de insuficiencia y un síndrome de exceso. A continuación se presentan unos casos tratados con éxito.

Caso No. 1

La Sra. Fan, de 45 años de edad, se quejaba de dolor y opresión retroesternal acompañado de una sensación de obstrucción en la faringe de 6 meses de evolución. En las últimas 3 semanas había notado la presencia de sangre en la saliva acompañado de agotamiento, muchos ensueños, sensación de distensión en el abdomen inferior, estreñimiento, extremidades frías, sabor de boca amargo y flujo vaginal de color amarillo. La lengua era viscosa y el pulso blando. Las análisis de rutina de sangre y orina eran normales. El examen del esófago y estómago reveló hiperemia y edema de la mucosa en la porción media y distal del esófago, ulceración reciente en la parte distal del esófago e hiperemia diseminada en forma de placas en cuerpo y fondo del estómago. Según el diagnóstico de la MTC se trataba del estancamiento de humedad-calor que agredía al esófago. Se prescribió una receta (5 dosis) para dispersar humedadcalor, eliminar la obstrucción y controlar la hemorragia.

Composición de la receta:

  • Coptis chinesis (Huang Lian) 6g
  • Glycine max (Dan Dou Chi) 6g
  • Phragmites communis (Lu Gen) 30g
  • Magnolia officinalis (Hou Po) 15g
  • Rheum palmatum (Da Huang) 6g
  • Gardenia jasminoides (Zhi Zi) frita 10g
  • Bupleurum chinense (Chai Hu) 10g
  • Perilla frutescens (Su Geng) tallo 10g
  • Citrus aurantium
  • (Zhi Shi) fruto inmaduro 10g
  • Pinellia ternata (Jiang Ban Xia)
  • tratada con jengibre 10g
  • Imperata cylindrica (Bai Mao Gen) 30g
  • Biota orientalis
  • (Ce Bai Tan) carbonizada 10g
  • Acorus gramineus (Shi Chang Pu) 10g.

Cuando la paciente volvió a la segunda visita, la hemorragia había remitido y los demás síntomas habían mejorado. Entonces se modificó la receta de acuerdo con su estado patológico. Al cabo de aproximadamente dos semanas más la patología se había curado.

Caso No. 2

El Sr. Yu, de 53 años de edad, se quejó de dolor ardiente en el estómago y detrás del esternón de 7 días de evolución. Los síntomas y signos acompañantes eran regurgitación ácida, sabor de boca amargo, inapetencia, deposiciones duras, lengua roja con capa amarillenta, pulso de cuerda y resbaladizo. La gastroscopia reveló hiperemia y edema en la porción media y distal del esófago e hiperemia difusa y edema en el antro, cuerpo y fondo del estómago. El diagnóstico según la MTC era calor gástrico mezclado con el estancamiento y ascenso patológico de fuego estancado. El principio terapéutico consistía en eliminar el calor, bajar el fuego patógeno y armonizar el Estómago.

Prescripción:

  • Taraxacum mongolicum
  • (Pu Gong Ying) 30g
  • Coptis chinesis (Huang Lian) 6g
  • Gardenia jasminoides (Zhi Zi) 10g
  • Rheum palmatum (Da Huang) 6g
  • Glycine max (Dan Dou Chi) 10g
  • Melia toosendan (Chuan Lian Zi) 10g
  • Corydalis yuanhusuo (Yuan Hu Suo) 6g
  • Evodia ruteacarpa (Wu Zhu Yu) 1g
  • Pinellia ternata (Jiang Ban Xia)
  • tratada con jengibre 6g

Después de tomar 6 dosis, el dolor se calmó y la sensación de ardor retroesternal se alivió. La micción y defecación se normalizaron. Entonces se modificó la receta, eliminando Rheum palmatum (Da Huang) y Corydalis yuanhusuo (Yuan Hu Suo). Con 7 dosis más se consiguió la curación.

Caso No. 3

La Sra. Zhu, de 57 años de edad, presentaba un historial de dolor ardiente recidivante restroesternal de 6 años de evolución. El dolor que empeoraba con la palpación se había intensificado durante las dos semanas anteriores. En cuanto a los demás síntomas se presentaban distensión y plenitud epigástrica, eructos, regurgitación ácida, sabor de boca amargo y sequedad de boca sin ganas de beber. La paciente prefería tomar comida fría, lo cual agravaba el dolor. También se quejaba de fatiga y deposiciones sueltas. Era delgada y ostentaba una tez amarilla sin brillo. La lengua era engrosada con marcas dentales, la capa de la lengua era amarilla, gruesa y viscosa. El pulso era sumergido, filiforme y tenso. La gastroscopia reveló hiperemia y edema de la porción media y distal del esófago e hiperemia difusa y edema en el estómago y el bulbo duodenal. Se trataba de un síndrome mixto de insuficiencia y exceso que consistía en una insuficiencia de Bazo, estancamiento de humedad, acumulación alimenticia y calor estancado que producía un ataque vertical. Se prescribió la siguiente receta:

  • Pseudostellaria heterophylla
  • (Tai Zi Shen) 14g
  • Atractylodes macrocephala
  • (Bai Zhu) 10g
  • Poria cocos (Fu Ling) 10g
  • Glycyrrhiza uralensis
  • (Zhi Gan Cao) tratada 3g
  • Citrus reticulata (Chen Pi) 10g
  • Massa medicata fermentata
  • (Jiao Shen Qu) carbonizada y frita 10g
  • Citrus aurantium
  • (Zhi Qiao) fruto inmaduro 10g
  • Saussurea lappa
  • (Mu Xiang) 10g (añadir al final)
  • Amomum villosum
  • (Sha Ren) 6g (añadir al final)
  • Coptis chinesis (Huang Lian) 6g
  • Evodia ruteacarpa (Wu Zhu Yu) 3g
  • Inula britanica (Xuan Fu Hua) 10g
  • Hematite (Zhe Shi) 10g.

Los síntomas remitieron al cabo de tomar 5 dosis de la receta. Entonces se modificó la receta y con dos semanas más de tratamiento la patología se había curado.

Esofagitis por reflujo

El reflujo ácido es un síntoma muy frecuente en la clínica asociados a una gastritis, úlcera duodenal o hernia del hiato. En términos de MTC en caso agudo la patogénesis consiste en calor gástrico que asciende hacia el esófago, mientras que en caso crónico la debilidad de la función de Bazo o desequilibrio entre Bazo y Estómago permiten la acumulación de humedad que se combina con el tiempo con el calor muchas veces proveniente del Hígado o de la acumulación alimenticia.

En principio el reflujo se produce por la inversión del movimiento establecido para el paso del bolo alimenticio a través del tubo gastrointestinal. No es accidental que la medicina china alega como una de las causas emociones fuertes a la hora de comer, con lo cual tenemos un claro indicio de su etiología emocional. El ácido sirve para predigerir las proteínas. En cantidades fisiológicas y mientras se mantiene en su medio fisiológicamente hablado normal no se percibe su actuación necesariamente “agresiva.”. Sólo la excesiva producción de acidez y su distribución anormal se manifiesta por dolor ardiente, regurgitación ácida e inapetencia. Cuando se trata de un síntoma prolongado señala que hay una desarmonía fundamental, un aviso que quizás exista un problema ardiente que requiere más atención. Algunos autores piensan que el tipo de personas que padecen de forma continua el reflujo ácido suelen comportarse según unos patrones de conducta infantiles caracterizados por la búsqueda reiterativa de afecto y protección. En vez de desarrollar estrategias para expresar y manejar sus deseos, los reprimen, lo cual da lugar a una forma de autoagresión.

Desde el punto de vista de la teoría básica la agresión estaría relacionada con la obstrucción del Hígado, o sea la represión de los sentimientos. Bazo y Estómago son los órganos dianas que padecen la agresión del Hígado y fallan en su función de asimilar y producir esencias nutritivas. Un tratamiento con resultado duradero tendrá que tener en cuenta la necesidad de verdaderos cambios de la conducta.

Artículo por gentileza de: http://www.mtc.es/

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
12 Comentarios
  1. julio 23, 2016
  2. mayo 16, 2016
  3. marzo 31, 2015
    • marzo 31, 2015
  4. marzo 16, 2015
    • marzo 31, 2015
  5. julio 30, 2013
    • marzo 31, 2015
  6. julio 23, 2013
    • marzo 31, 2015
  7. junio 6, 2013
  8. junio 6, 2013

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR