Estudio sobre el tratamiento de la Arteriosclerosis basado en la Teoría de la Desintoxicación

Journal of TCM, 26 (2), 2006

Xu Ying Chun, Din Jin, Central Hospital of Encepalopathy, Tianjin 300060, China Wang Hua Lian, First Hospital Affiliated to Tianjin College of Traditional Chinese Medicine, Tianjin, ChinaTRATAMIENTO E INVESTIGACIÓN SOBRE CASOS CLINICOS DE CARDIOPATÍAS CORONARIAS

Tomando como punto de partida los conocimientos tradicionales sobre el patógeno tóxico, la clasificación y las características y poniéndolos en relación con los resultados de la investigación de la medicina moderna sobre la correlación entre la arteriosclerosis y la inflamación y reacción inmune, los autores han estudiado e interpretado la relación entre el tóxico y la arteriosclerosis. El patógeno tóxico que afecta todo el proceso patológico de la arterosclerosis es un factor clave responsable para el carácter persistente de la enfermedad y la causa de varias enfermedades cardio y cerebrovasculares. Para tratar la arteriosclerosis se puede aplicar el método de la desintoxicación con el objetivo de reforzar la capacidad orgánica para eliminar el tóxico y prevenir el daño inducido por el mismo.

Situación actual y valoración de la investigación de la MTC sobre la arteriosclerosis

La arteriosclerosis, una enfermedad muy frecuente en la clínica, es el terreno patológico para varios tipos de enfermedades cardiovasculares y cerebrales. Su aparición se atribuye principalmente a

(1) una dieta inadecuada que puede provocar un trastorno de la función de transporte y

transformación por parte del Bazo y Estómago con estancamiento de Qi turbio en los meridianos

(2) cansancio afectando el Bazo que puede causar una alteración de la función de transporte y transformación de los nutrientes con generación de TAN, y

(3) el envejecimiento que implica la insuficiencia de Hígado y Riñón, de la Sustancia basal y la Sangre y una mala circulación sanguínea.

El origen del proceso patológico de la arteriosclerosis es un síndrome de insuficiencia (insuficiencia de Hígado, Riñón y Bazo) que presenta un síndrome de exceso en la superficie (estasis de Qi, estasis sanguínea y TAN).

En la actualidad se suele tratar la patología con los métodos de nutrir el Hígado y Riñón, reforzar el Bazo para eliminar la Humedad, dispersar el TAN para disolver las acumulaciones y activar la circulación sanguínea para eliminar la estasis sanguínea.

Aunque es cierto que se han logrado gran avances en los últimos años en la prevención y el tratamiento de la arteriosclerosis con los métodos de la MTC, todavía quedan muchos problemas para resolver. No existe una explicación teórica que pudiera elucidar la patogénesis y el desarrollo de la enfermedad. Por regla general suele pasar mucho tiempo desde el inicio del proceso hasta la aparición de los primeros síntomas y signos. En la fase inicial es posible que no existan factores etiológicos como una dieta inadecuada, el cansancio o la debilidad asociada a la edad avanzada y que muchos pacientes no presenten síntomas de insuficiencia de Hígado, Riñón y Bazo o  estasis de TAN y estasis sanguínea lo que indica que tienen que haber además otros factores patógenos o mecanismos patológicos.

Hasta la fecha no existe un tratamiento satisfactorio ni unos métodos de prevención para evitar las complicaciones (la apoplejía y la angina del pecho). En los últimos años se ha dado mucha importancia a la relación entre la arteriosclerosis y el TAN. No obstante, tampoco la administración de grandes dosis de drogas para eliminar el TAN, resolver masas acumuladas, activar la circulación sanguínea y eliminar la estasis sanguínea se ha mostrado eficaz en la prevención de las complicaciones. Por lo tanto es necesario profundizar en el mecanismo patológico de la arteriosclerosis.

La doctrina sobre el factor patógeno tóxico que induce una enfermedad colateral parte del supuesto que el bloqueo de los meridianos por el factor tóxico es la patogénesis de la enfermedad colateral que presenta un foco profundo, un estado patológico grave y cuyo tratamiento resulta difícil. El hecho que la arteriosclerosis cumple con los criterios de una enfermedad colateral y que guarda una estrecha relación con el factor patógeno tóxico nos ha proporcionado una nueva visión de la patogénesis.

Esencia, clasificación y características patológicas del factor tóxico

Esencia del factor tóxico

En MTC el tóxico se define principalmente como

• ciertas drogas o su toxicidad

• enfermedades como la erisipela, y

• varios factores patógenos que producen un efecto tóxico sobre el cuerpo.

Por regla general la definición del patógeno tóxico depende del tiempo, lugar, aspectos individuales u otros aspectos.

El factor tóxico es un factor decisivo para la aparición, el desarrollo y la transformación de las enfermedades.

Desde el punto de vista de la Medicina Moderna el patógeno externo tóxico abarca tanto los microorganismos con sus toxinas como la intoxicación causada por varios factores bioquímicos. En cuanto a los factores tóxicos endógenos se consideran como tales los trastornos funcionales de los tejidos y células y los productos de una serie de procesos patológicos, fisiológicos y bioquímicos, p.ej. radicales libres de oxígeno, neurotoxinas excitatorias, el medio alérgico, inflamatorio, el exceso de iones de calcio, toxinas metabólicas y factores carcinógenos.

Clasificación del patógeno tóxico

En primer lugar se distingue entre factores tóxicos exógenos y endógenos. El factor tóxico exógeno se refiere no sólo a la infección directa por el patógeno tóxico sino también a la toxina producida por los factores exógenos. En General Treatise on the Causes and Symptoms of Diseases podemos leer que “la lucha entre el Viento y el Qi produce calor nocivo”. La doctrina sobre las enfermedades febriles epidémicas sostiene que las seis influencias climáticas pueden penetrar o acumularse en el cuerpo y producir toxinas. Los factores patógenos externos favorecen la formación de los factores tóxicos internos. En este contexto el término toxico se refiere a un concepto etiológico y un proceso patológico a la vez. El patógeno tóxico interno es a menudo un producto fisiológico o patológico cuyo asociado a un desequilibrio entre Yin y Yang, una disfunción de los órganos internos o un trastorno de la circulación de Qi y Sangre que se acumulan en el cuerpo o no se eliminan a tiempo. El patógeno tóxico interno es producto de diferentes enfermedades internas que al mismo tiempo agrava la patología existente anteriormente. En caso de ciertas enfermedades latentes el patógeno tóxico es a menudo el desencadenante para que la enfermedad se manifieste.

Características del patógeno tóxico

Si el patógeno tóxico ataca a un individuo cuyo Zheng Qi es más fuerte que el patógeno tóxico, la persona o no se va a poner enferma o sólo va a presentar unos síntomas leves. No obstante, si el patógeno tóxico permanece en el cuerpo durante tiempo prolongado y va debilitando el Zheng Qi de forma que el patógeno tóxico es más fuerte se va a producir la enfermedad.

Existen ciertas características clínicas que son comunes para las enfermedades causadas por un patógeno tóxico endógeno como exógeno:

Carácter agudo: La enfermedad es aguda, crítica e inconstante.

Fuego-Calor: Cuando el Zheng Qi lucha contra el patógeno, el Fuego se transforma en Calor. O bien, cuando los seis factores climáticos penetran en el cuerpo como factores patógenos es posible que generen Calor tóxico.

Carácter variable: El factor patógeno puede alterarse en función de la constitución individual de cada paciente.

Complicaciones: El factor patógeno tóxico tiende a obstruir el Qi, la Sangre y los Líquidos Corporales formándose estasis sanguínea y TAN.

Carácter refractario: El patógeno tóxico retenido puede causar un desequilibrio entre Ying y Wei, una insuficiencia de Qi y Sangre y un daño de los Órganos internos lo que a su vez acelerará la formación de patógenos tóxicos internos y la acumulación de TAN, estasis sanguínea y otros productos metabólicos. TAN, estasis sanguínea y otros productos metabólicos pueden asociarse al tóxico bloqueando los  vasos sanguíneos con lo cual el patógeno tóxico adopta un carácter refractario, la enfermedad se vuelve crónica y el Zheng Qi se debilita aún más formándose un círculo vicioso.

Relación entre el patógeno tóxico y la arteriosclerosis

Etiología y patogénesis

La patogénesis de la arteriosclerosis obedece a varios factores:

(1) Debilidad constitucional

La debilidad constitucional se puede relacionar con la debilidad congénita o la desnutrición asociada a una patología crónica, o bien con la debilidad de los órganos internos debido a la edad avanzada, el estancamiento del Qi y la acumulación de TAN que se convierten en tóxico. El tóxico puede unirse también al TAN formando placas en los vasos sanguíneos.

(2) Alimentación y agotamiento u ocio

El excesivo consumo de comida rica en grasa y de alcohol puede producir Calor, Fuego y TAN. La sobrecarga en el trabajo puede debilitar el Bazo con lo cual se genera el TAN que puede provocar la estasis sanguínea cuando se acumula dentro de los vasos sanguíneos. O al contrario puede que sea el excesivo ocio que repercute en la circulación de Qi y Sangre de forma que se produce TAN que se convierte en tóxico al acumularse. El TAN, la estasis sanguínea y el tóxico pueden formar placas en los vasos sanguíneos.

(3) Estrés emocional

La excesiva ansiedad perjudica al Bazo y provoca una estasis de Qi que se transforma en TAN, estasis sanguínea y tóxica con consiguiente formación de placas arterioscleróticas.

(4) Afección por patologías externas

El ataque de factores patógenos externos o los defectos congénitos, la desnutrición asociada a una patología crónica, la debilidad general relacionada con la edad avanzada todos estas circunstancias pueden debilitar el Yuan Qi de tal forma que no será capaz de combatir el tóxico producido por la patología externa. El tratamiento indebido de la enfermedad provocará que el patógeno permanezca en el cuerpo produciendo la toxina que alterará la función de los Órganos internos, debilitará el Qi, la Sangre y los Líquidos corporales para producir TAN y estasis sanguínea formándose las placas arterioscleróticas en los vasos sanguíneos.

Como la arteriosclerosis afecta a los vasos sanguíneos, siendo la estasis de TAN, Sangre y del tóxico su patogénesis principal se puede establecer una estrecha relación con Hígado, Bazo y Riñón. Siendo en su origen un síndrome de insuficiencia se caracteriza por unas manifestaciones de exceso por lo cual estamos delante una patología mixta de insuficiencia y exceso. Cabe mencionar que el patógeno tóxico está presente durante todo el curso de la arteriosclerosis siendo el factor determinante para su carácter crónico y los síntomas cambiantes. El patógeno tóxico latente puede alterar la función de los vasos cerebrales y provocar la apoplejía y afectar a los vasos cardíacos causando una angina de pecho.

En los últimos años se han producido unos cambios significativos dentro del campo de la medicina moderna en cuanto a la comprensión de la patogénesis de la arteriosclerosis. Se da cada vez más importancia al efecto inflamatorio y la reacción inmune en el desarrollo de la enfermedad. Se considera que las lipoproteínas de baja densidad (LDL), las proteínas de shock por calor (HSP) y las infecciones inducen la inflamación y la reacción inmunológica responsables para el inicio y desarrollo del proceso arteriosclerótico. La LDL comprende la Ox-LDL y la E-LDL de las cuales la Ox-LDL está más estudiada.

Entre los microorganismos patogénicos relacionados con el proceso arteriosclerótico encontramos entre otras las chlamydias, el helicobácter piloris, el citomegalovirus, el VIH, el Epstein-Barr virus (EB) y el herpesvirus. Muchos investigadores apoyan la tesis que la arteriosclerosis es una enfermedad inflamatoria crónica. La inflamación no es sólo el mecanismo patológico omnipresente durante todo el proceso desde el momento de la formación pasando por la expansión hasta la ruptura de la placa del ateroma sino también el medio y el vínculo central de la enfermedad cardiovascular inducida por factores peligrosos internos como externos. Las células del endotelio activadas atraen con sus moléculas adhesivas las células inflamatorias (principalmente células mononucleares) y se transforman en macrófagos en la íntima. Después de absorber los lípidos los macrófagos forman células espumosas, mientras que los lípidos forman placas arterioscleróticas en la íntima. El factor de necrosis tumoral (TNF-a), la interleucina-6 y otras citocinas o factores de crecimiento segregados por los macrófagos activados pueden estimular la formación de la placa arteriosclerótica. También las proteínas de los mediadores de la inflamación pueden activar la rotura de la placa. Tanto los microorganismos como las sustancias antes mencionadas pertenecerían a la categoría del “patógeno tóxico” en términos de la MTC con lo cual se puede establecer una relación entre el patógeno tóxico y la arteriosclerosis.

Características clínicas

Las manifestaciones clínicas de la enfermedad causada por el patógeno  tóxico son muy variables según el caso individual donde intervienen factores como el origen del patógeno tóxico, el grado de toxicidad, las circunstancias de su aparición, el área afectada, la complicación por otros factores patógenos y el estado del paciente.

El factor patógeno debilitará el Zheng Qi manifestándose su efecto nocivo tan sólo en forma de alteración local. No obstante tiende a penetrar y a extenderse en todo el organismo. En la fase inicial de la arteriosclerosis el patógeno tóxico afecta a los vasos locales. Cuando el patógeno tóxico se convierte en factor dominante, se iniciará el proceso cumulativo de la placa arteriosclerótica. Es posible que el paciente no presente síntomas o solamente síntomas muy ligeros. Ahora bien, si el proceso de acumulación del patógeno tóxico sigue progresando y el Zheng Qi está seriamente debilitado se presentarán diferentes síntomas agudos y graves.

El estrés emocional creciente puede provocar el bloqueo del Qi hepático que se convierte fácilmente en Fuego. El fumar, beber alcohol y tomar una dieta rica en grasa son hábitos que provocan un riesgo elevado para la formación de Calor patógeno. Los pacientes afectados por la arteriosclerosis suelen presentar típicamente síntomas de Calor, como irritabilidad, descontento, estreñimiento, lengua roja, capa amarilla, pulso resbaladizo y rápido.

Algunos pacientes pueden presentar una insuficiencia Yang o debilidad constitucional relacionada con la edad avanzada donde los síntomas predominantes son la aversión al frío, extremidades frías, lengua pálida, capa blanca, pulso lento y rugoso. Esto reflejo el carácter dual de la enfermedad. Además se observa a menudo que la situación patológica se complica por la presencia de TAN y estasis sanguínea convirtiendo el proceso arteriosclerótico en una patología crónica, complicada y difícil de curar.

Tratamiento de la arteriosclerosis

Como el patógeno tóxico no sólo afecta a la evolución patológica de la arteriosclerosis desde el inicio sino también es presente en las diferentes fases de su desarrollo, en el tratamiento de la arteriosclerosis es conveniente de aplicar los métodos de desintoxicación en combinación con los principios terapéuticos de nutrir el Hígado y Riñón, reforzar el Bazo para eliminar la humedad, eliminar el TAN para disolver masas y activar la circulación sanguínea para eliminar la estasis sanguínea.

Método de desintoxicación

Teniendo en cuenta que durante el proceso de formación de la arteriosclerosis el tóxico se suele combinarse con el TAN, la Humedad y la estasis sanguínea se debería tratar la enfermedad aplicando el método de eliminar el TAN, la Humedad y la estasis sanguínea, lo que facilita al mismo tiempo la eliminación del tóxico:

• Drogas que eliminan la estasis sanguínea y el tóxico podrían ser Lithospermum erythrorhizon (Zi Cao), Scolo-pendra subspinipes mutilans (Zhi Wu Gong) tratada o Trypterigium wilfordii (Lei Gong Teng).

• Drogas que eliminan el TAN y el tóxico incluyen Arisaema consanguineum (Zhi Tian Nan Xing) tratada y Typhonium giganteum (Bai Fu Zi).

• Una droga que elimina la Humedad y el tóxico es Smilax glabra (Tu Fu Ling).

Las patologías provocadas por el patógeno tóxico se manifiestan por signos de Fuego-Calor por lo cual se tendrían que tratar con Lonicera japonica (Jin Yin Hua), Chrysanthemum indicum (Ye Ju Hua), Taraxacum mongolicum (Pu Gong Ying), Cimicifuga heracleifolia (Sheng Ma), Dryopteris crassirhizoma (Guan Zhong), Scutellaria barbata (Ban Zhi Lian), Viola yedoensis (Zi Hua Di Ding), Paris Polyphylla (Chong Lou), Oldenlandia diffusa (Bai Hua She She Cao), Achyranthis bidentata (Niu Xi) para eliminar el calor y el tóxico.

Dado que el tóxico puede convertirse en tóxico frío en pacientes con insuficiencia de Yang se tendría que administrarles por ejemplo Zaocys dhumnades (Wu Shao She), Scolopendra subspinipes mutilans (Zhi Wu Gong) tratada o Typhonium giganteum (Bai Fu Zi) para eliminar el frío y el tóxico.

Método de dispersión del tóxico

Según el Dr. Wang Yong Yan el TAN-Calor y el síndrome de exceso de las Entrañas son las características de la Journal of TCM • Verano 2006 • nº 48 31 Estudios clínicos apoplejía en fase aguda. Con su terapia de desbloquear las Entrañas y eliminar el TAN ha conseguido buenos efectos terapéuticos. Los estudios clínicos han demostrado que los signos clínicos cambian en función del bloqueo del Qi de las Entrañas. A medida que se agrava el bloqueo de las Entrañas la enfermedad se prolonga, se agrava y se muestra más resistente a la terapia. Consecuentemente hay que tratar la arteriosclerosis aplicando los métodos de desbloquear las Entrañas mediante la purgación del Fuego, tonificar el Qi, suplir el Yin, nutrir la Sangre y calentar el Yang para dispersar el exceso de las Entrañas y el tóxico.

Método de aumentar la resistencia contra el tóxico

Este método consiste en fortalecer el Zheng Qi, regular el Qi y la Sangre y reforzar la capacidad del cuerpo de eliminar el tóxico para resistir los posibles daños causados por el patógeno tóxico. Yin, Yang, Qi y Sangre representan el fundamento y la fuerza de resistencia contra el tóxico con lo que su debilitamiento implica menor fuerza de dicha resistencia. De allí la importancia de aplicar drogas para calentar el Yang, suplir el Qi y el Yin y nutrir la Sangre como Pseudostellaria heterophylla (Tai Zi Shen), Astragalus membranaceus (Huang Qi), Scrophularia ningpoensis (Xuan Shen), Rehmannia glutinosa (Sheng Di Huang) cruda, Equus asinus (E Jiao) cola, Cistanches salsa (Rou Cong Rong), en combinación con drogas para la desintoxicación según el estado patológico.

Resumiendo, el patógeno tóxico está íntimamente unido a la arteriosclerosis cuyo proceso patológico afectará desde su inicio estando presente en cualquier cambio fisiopatológico. Por lo tanto, el método de desintoxicación parece ser uno de los métodos eficaces para prevenir y tratar la arteriosclerosis. No sólo revela la naturaleza de las enfermedades cardio y cerebrovasculares sino también indica una nueva dirección y un nuevo camino para la investigación y el tratamiento en el futuro.

Artículo por gentileza de: www.mtc.es

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
4 Comentarios
  1. septiembre 30, 2015
  2. agosto 8, 2013
  3. agosto 8, 2013
  4. julio 23, 2013

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR