El Cordyceps sinensis en prevención de Nefropatía en pacientes con Angina de Pecho

Fitoterapia RiñonesResumen

Objetivo: Estudiar el efecto preventivo de la Cordyceps sobre la nefropatía inducida por contraste (NIC) en pacientes con angina de pecho estable.

 Métodos: 103 pacientes hospitalizados con angina de pecho estable fueron distribuidos aleatoriamente por dos grupos, el grupo terapéutico básico (n = 51) y un grupo terapéutico de Cordyceps (n = 52, se administraron cápsulas Corbrin 3g, 3 v/día tres días antes de la angioplastia y 3 días después de la angioplastia). Se comprobó el índice de creatinina en suero (Scr) el día del ingreso al hospital y en los días 1,2 y 3 después de la angioplastia. Se determinaron los valores de la molécula-1 del daño renal en orina (MDR), la lipocalina asociada a la gelatinasa de neutrófilos (NGAL) y la interleukina-18 (IL-18) antes de la angioplastia y una día después de la angioplastia en los pacientes de ambos grupos. A continuación se contrastó la incidencia de la NIC entre los dos grupos.

Resultados: La NIC se presentó en 9 (8,74%) de los 103 pacientes. La incidencia de la NIC en el grupo terapéutico de Cordyceps era ligeramente más baja que en los pacientes del grupo terapéutico básico (5,77% vs. 11,74%) sin llegar a una diferencia estadísticamente relevante (P >0,05). El valor promedio del pico de Scr después de la intervención, el incremento de Scr desde la línea base y los índices del MDR-1 en orina, NGAL y IL-18 en el grupo terapéutico de Cordyceps eran significativamente más bajos que los del grupo terapéutico básico (P <0,05).

Conclusión: El tratamiento profiláctico con Cordyceps en pacientes con angina de pecho estable que se someten a una angiografía o una intervención coronaria puede prevenir de forma eficaz la insuficiencia renal inducida por contraste. Se deberían realizar estudios más a fondo.

Palabras clave: Cordyceps sinensis, angina de pecho estable, nefropatía inducida por contraste.

La incidencia de la nefropatía inducida por contraste (NIC) está en aumento en el presente como consecuencia del uso incrementado de medios de contraste en la intervención coronaria percutánea (ICP). La NIC es un evento adverso que conduce a un mayor riesgo de morbididad y mortalidad en la hospitalización, prolonga la permanencia en el hospital e incrementa la incidencia de la enfermedad renal crónica en fase final y los gastos sanitarios1. Hasta la fecha ningún tratamiento colateral medicamentoso ni mecánico se ha mostrado eficaz en reducir el riesgo de la NIC2. Se han hecho algunos estudios para evaluar el papel de la Medicina Tradicional China en la prevención de la NIC. El objetivo de este estudio es evaluar la relevancia de la Cordyceps sinensis en la profilaxis de la NIC en pacientes con angina de pecho estable que se someten a una angiografía o intervención coronaria.

MÉTODOS

Aprobación ética del protocolo del estudio

El protocolo de la investigación fue aprobado por el Comité de Ética del Hospital Nankai de Tianjin (Tianjin, China). Los pacientes dieron su consentimiento informado por escrito a la participación en este ensayo.

Población del estudio

El estudio fue realizado en el departamento de cardiología, Hospital Nankai de Tianjin, China desde el octubre de 2011 hasta el septiembre de 2012. A partir de una tabla de asignación aleatoria numérica se distribuyeron de forma aleatoria 103 pacientes con angina de pecho estable por dos grupos, un grupo terapéutico básico (n = 51) y un grupo terapéutico de Cordyceps Sinensis (CS) (n = 52).

Los criterios de inclusión eran los siguientes: edad > 18 años y < 80 años, los pacientes con agina de pecho estable cumplieron en su diagnóstico con las directrices sobre el diagnóstico y tratamiento de la angina de pecho estable del 2007 en China3. Los criterios de exclusión incluyeron a pacientes con fiebre, pacientes con tumores, con alergia al yodo, insuficiencia cardiaca grave, insuficiencia hepática y renal grave y patologías del sistema inmune y del sistema sanguíneo.

Intervención

Los pacientes del grupo terapéutico básico recibieron terapia de hidratación, antiagregante y anticoagulante, etc. Los pacientes del grupo CS recibieron vía oral cápsulas Corbrin (Hangzhou Zhongmei Huadong Pharmceutical Co., Ltd, Hangzhou,China), 3 g 3 v/día durante 3 días antes y 3 días después de la angioplastia. Todos los pacientes recibieron infusiones intravenosas de solución salina isotónica (0,9%) a una dosis de 1ml/kg 6 horas antes y 12 horas después de la exposición al contraste.

Un equipo internacional realizó una ICP de acuerdo con los estándares de la práctica clínica utilizando catéteres guías, alambres guías, catéteres de balón y stents por vía femoral o radial. Las decisiones sobre el procedimiento se dejaron al criterio del cardiólogo encargado. Los procedimientos fueron realizados utilizando un medio de contraste no iónico de baja osmolaridad (inyección de Iopamidol). Se registró el volumen del medio de contraste durante la cateterización para todos los pacientes.

 Medición de los índices

En el momento del ingreso en el hospital se determinaron los triglicéridos en suero (TG), el colesterol (TC), la lipoproteína de alta densidad (HDL-C), la lipoproteína de baja densidad (LDL-C), el ácido úrico y el fibrinógeno. La creatinina en suero (Scr) fue determinada en el momento del ingreso en el hospital y en el día 1,2, y 3 después de la intervención. Los índices de la molécula-1 del daño renal en orina (MDR- 1), la lipocalina asociada a la gelatinasa de neutrófilos (NGAL) y la interleukina-18 (IL-18)  fueron determinados antes de la angioplastia y una día después de la angioplastia en los pacientes de ambos grupos.

Análisis estadístico

Las variables continuas y las variables categóricas son expresadas como promedio ± desviación del estándar (SD) y porcentajes respectivamente. Las muestras fueron revisadas para verificar si siguieron una distribución anormal. Las comparaciones entre los grupos se realizaron mediante la prueba t para grupos independientes. Las variables categóricas fueron comparadas mediante la prueba ? 2 o la prueba de Fisher, según conveniencia. Un valor P < 0,05 fue considerado estadísticamente relevante. El análisis estadística fue realizado mediante el software SPSS 13.0 (SPSS, Chicago, IL, EEUU.)

RESULTADOS

103 pacientes con angina de pecho estable fueron distribuidos de forma aleatoria en un grupo terapéutico básico (n = 51) y un grupo terapéutico CS (n = 52). Las características clínicas y del procedimiento de referencia están recogidas en tabla 1. No hay ninguna diferencia estadística significativa entre los dos grupos en cuanto al estado de la NIC. En términos generales, la NIC se presentó en 9 (8,74%) de los 103 pacientes. La incidencia de la NIC en el grupo terapéutico CS era ligeramente  inferior comparada con el grupo terapéutico básico (5,77% vs. 11,76%) sin que hubiera una diferencia significativa (P >0,05). Tanto el pico promedio de Scr como el aumento de SCR desde la base (?Scr) después de la intervención en los pacientes del grupo terapéutico CS son significativamente más bajos que en los del grupo terapéutico básico. Durante los tres días después da intervención, los índices de Scr de los pacientes en el grupo terapéutico CS son inferiores que en los del grupo terapéutico básico, sin embargo solamente en el día 2 la diferencia es significativa. Una día después de la intervención, los índices de MDR- 1 en orina, NGAL y IL-18 en los pacientes del grupo terapéutica CS son más bajos que en los del grupo terapéutico básico.

 DISCUSIÓN

La NIC es una complicación grave provocada por una intervención guiada por una toma de imágenes. Es definido como aumento relativo de la Scr por ? 25% desde la base o un incremento absoluto de ? 0,5 mg/dl durante los 3 días después de la administración intravascular de un medio de contraste descartando cualquier otra etiología4-6. No obstante, el cambio en el índice de Scr se produce después del daño renal. Tampoco puede indicar el cambio de la función renal a tiempo. Estudios recientes indican que los índices de MDR-1 en orina, NGAL e IL- 18 pueden predecir de forma específica el desarrollo y la progresión de la NIC7-8.

Está ampliamente aceptado que la isquemia renal inducida por cambios hemodinámicos y la constricción vascular renal juega el papel principal en la patogénesis de la NIC9. Sin embargo, unos estudios recientes muestran que el estrés oxidativo ha sido comprobado como factor importante para el desarrollo y la progresión de la NIC10,11. De acuerdo con estas observaciones, se han empleado antioxidantes como acetilcisteina-N y ácido ascórbico en ensayos experimentales y clínicos para proteger contra la NIC12,13. Evidencia adicional de la eficacia de la estrategia antioxidante aporta la observación reciente del probucol que muestra que probucol puede disminuir el daño renal en pacientes que están sometidos a una angiografía o intervención coronaria14.

La insuficiencia renal causada por la NIC pertenece a las categorías de Long bi, Guang Ge y Ni Du. El medio de contraste puede clasificarse en la Medicina Tradicional China como “droga tóxica, Humedad Calor, estasis sanguínea”. La NIC afecta a Pulmón, Bazo, Riñón y otras vísceras. La clave de la NIC es una obstrucción del Qi del San Jiao. En la esencia la NIC es un síndrome de insuficiencia. El mecanismo patológico característico de la NIC es una insuficiencia en la raíz y un exceso en las manifestaciones15.

 CS, una materia de la medicina tradicional china económica, contiene muchos aminoácidos y elementos anorgánicos y puede aumentar la tolerancia del organismo a la anoxia, activa la proliferación de células epiteliales tubulares in vitro y acelera la reparación de células dañadas16. Por un lado, puede reducir la resistencia  vascular renal, incrementar la perfusión renal y aumentar el ratio de eliminación de la inulina17. Por otro lado, podría mejorar la disfunción renal nefrotóxica inducida en ratas a través de mecanismos antioxidantes, anti aptosis y anti autofagia18. Además CS podría mejorar el estrés oxidativo retrasando la formación de la lesión ateroesclerótica en ratas19.

Hasta la fecha se ha investigado poco sobre la NIC en la Medicina Tradicional China. Todavía no se ha formado un sistema teórico maduro que está todavía por desarrollar. En este estudio utilizamos CS para prevenir la NIC. NIC se presentó en 9 de los 103 pacientes. La incidencia de la NIC en el grupo terapéutico CS es ligeramente inferior en comparación con el grupo terapéutico básico pero sin diferencia estadísticamente relevante. Seleccionamos ?Scr, SCr pico, y los índices de MDR-1 en orina, NGAL, IL-18 después de la intervención como índices de la función renal. El tratamiento con CS suprime de forma notable el incremento del pico de Scr y del ?Scr. Además, después de la intervención, los índices de MDR-1 en orina, NGAL, IL-18 en los pacientes del grupo terapéutico CS eran más bajos que los en el grupo terapéutico básico. Los resultados sugieren que existe un efecto preventivo del CS sobre la NIC en pacientes con angina de pecho estable que están expuestos a un medio de contraste. El mecanismo de CS es que refuerza el Riñón, rellena el Qi y tonifica la sustancia basal. También puede corregir síntomas primarios de insuficiencia.

El estudio presente tiene limitaciones. La cantidad de sujetos en cada grupo es  pequeña lo que podría haber provocado que las conclusiones sean menos convincentes. Afortunadamente la probabilidad del efecto beneficioso del tratamiento con CS es alta. El estudio aleatorio a pequeña escala indica que el tratamiento profiláctico con CS en pacientes con angina de pecho estable que se someten a una angiografía o intervención coronaria podría prevenir de forma eficaz la NIC. Sería deseable llevar a cabo estudios adicionales para investigar los efectos preventivos de la CS sobre la NIC.

REFERENCIAS

1 McCullough PA, Adam A, Becker CR, et al. Epidemiology and prognostic implications of contrast-induced nephropathy. Am J Cardiol 2006; 98(6A): 5K-13K.

2 Stacul F, Adam A, Becker CR, et al. Strategies to reduce the risk of contrast-induced nephropathy. Am J Cardiol 2006; 98(6A): 59K-77K.

3 Gao RL. Complying with guidelines to improve the diagnosis and treatment of chronic stable angina. Zhong Hua Xin Xue Guan Bing Za Zhi 2007; 35(3): 193-194.

4 McCullough PA. Contrast-induced acute kidney injury. J Am Coll Cardiol 2008; 51(15): 1419- 1428.

5 Bartorelli AL, Marenzi G. Contrast-induced nephropathy . J Interv Cardiol 2008; 21(1):74- 85.

6 McCullough PA, Stacul F, Becker CR, et al. Contrast-Induced Nephropathy (CIN) Consensus Working Panel: executive summary. Rev Cardiovasc Med 2006; 7(4): 177-197.

7 Hall IE, Coca SG, Perazella MA, et al. Risk of poor outcomes with novel and traditional biomarkers at clinical AKI diagnosis. Clin J Am Soc Nephrol 2011; 6(12): 2740-2749.

8 Ronco C, Maioli M, Lorusso V, et al. Contrastinduced nephropathy: the VIKISAFE study group statement. G Ital Nefrol 2012; 29(2): 183-204.

9 Tumlin J, Stacul F, Adam A, et al. Pathophysiology of contrast-induced nephropathy. Am J Cardiol 2006; 98(6A): 14K-20K.

10 Devrim E, Cetin M, Namuslu M, et al. Oxidant stress due to non ionic low osmolar contrast medium in rat kidney. Indian J Med Res 2009; 30(4): 433-436.

11 Pflueger A, Abramowitz D, Calvin AD. Role of oxidative stress in contrast-induced acute kidney injury in diabetes mellitus. Med Sci Monit 2009; 15(6): RA125- RA136.

12 Jo SH. N-acetylcysteine for Prevention of Contrast-Induced Nephropathy: A Narrative Review. Korean Circ J 2011; 41(12): 695-702.

13 Zhou L, Chen H. Prevention of contrast-induced nephropathy with ascorbic acid. Intern Med 2012; 51(6): 531-535.

14 Li G, Yin L, Liu T, et al. Role of Probucol in Preventing Contrast-Induced Acute Kidney Injury After Coronary Interventional Procedure. Am J Cardiol 2009; 103(4): 512-514.

15 Wang ZL, Liu M, Zhang YQ. The prevention of denhong injection on contrast-induced renal impairment after percutaneous coronary intervention. Zhong Guo Zhong Xi Yi Jie He Za Zhi 2011; 31(12): 1611-1614.

16 Zhu R, Chen YP, Deng YY, et al. Cordyceps cicadae extracts ameliorate renal malfunction in a remnant kidney model. J Zhejiang Univ Sci B 2011; 12(12): 1024-1033.

17 Hamburger M. Comment on Comparison of protective effects between cultured Cordyceps militaris and natural Cordyceps sinensis against oxidative damage. J Agric Food Chem 2007; 55(17): 7213-7214.

18 Wu MF, Li PC, Chen CC, et al. Cordyceps sobolifera extract ameliorates lipopolysaccharideinduced renal dysfunction in the rat. Am J Chin Med 2011; 39(3): 523-535.

19 Yamaguchi Y, Kagota S, Nakamura K, et al. Inhibitory effects of water extracts from fruiting bodies of cultured Cordyceps sinensis on raised serum lipid peroxide levels and aortic cholesterol deposition in atherosclerotic mice. Phytother Res 2000; 14(8): 650-652.

Autor: Kai Zhao, Yongjian Li, Hong Zhang, Department of Cardiology, Tianjin Nankai Hospital, Tianjin 300100, China

Artículo por gentileza de: www.mtc.es

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR