Efecto de supositorios Jianpi en hemorreología y CD62P en pacientes con colitis

Efecto de supositorios Jianpi en hemorreología y CD62P en pacientes con colitisJie Han, Department of Digestology, First Affiliated Hospital of Henan University of Chinese Medicine, Zhengzhou 450000, China
Jian Wang, Queensland Herbarium, Department of Environment and Resource Management, Brisbane Botanic Gardens, Queensland 4066, Australia
Jiaoying H Wang, School of Pharmacy, University of Queensland, Queensland 4072, Australia

Resumen

OBJETIVO: Comparar los efectos de los supositorios de materias medicinales chinas (supositorios Jianpi) y el fármaco occidental (mesalazina) sobre la hemorreología y CD62P en pacientes con colitis ulcerosa (CU).

MÉTODOS: En un estudio aleatorizado, 120 pacientes con CU de leve a moderada fueron divididos aleatoriamente en dos grupos iguales. El grupo supositorio Jianpi fue tratado con supositorios de aplicación rectal de materias medicinales chinas, mientras que el grupo de mesalazina se trató con comprimidos de mesalazina vía oral. Dos cursos de 15 días de tratamiento se llevaron a cabo en los dos grupos. Se observaron cambios en la hemorreología e los índices CD62P en los pacientes estudiados.

RESULTADOS: Los índices de hemorreología y CD62P en el grupo de supositorios Jianpi disminuyeron significativamente más que los del grupo de mesalazina.

CONCLUSIONES: los supositorios Jianpi son eficaces en la mejora de la hipercoagulabilidad de los pacientes con CU, y por lo tanto podrían ser indicados para su uso en la práctica clínica.

PALABRAS CLAVE: enfermedad intestinal inflamatoria; hipercoagulabilidad; supositorio de materias medicinales chinas; medicina occidental; mesalazina

INTRODUCCIÓN

La colitis ulcerosa (CU) es una enfermedad intestinal inflamatoria importante que afecta al sistema digestivo1. La CU causa úlceras e inflamación del revestimiento interno del colon, dando lugar a dolor abdominal, diarrea con deposiciones con sangre y mucosidad, sangrado rectal, y posible pérdida de peso2. La CU es una enfermedad común en todo el mundo e implica cierto riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal en caso de afectación prolongada 3-5. Aunque el mecanismo patológico sigue siendo poco claro, algunos informes indican que está asociado con el síndrome de hipercoagulabilidad de los pacientes con CU6,8.

Los pacientes con hipercoagulabilidad tienen un riesgo de desarrollar ataques cardíacos si no es tratado por lo que se está llevando a cabo más investigaciones. La hipercoagulabilidad se evalúa habitualmente mediante la hemorreología y los índices de la glucoproteína plaquetaria CD62P9,10. La hemorreología hace referencia a la presión arterial, el flujo, volumen y resistencia en los vasos sanguíneos. La CD62P es una proteína del grupo de moléculas de adherencia y es uno de los componentes activados por las plaquetas y expresadas por las células endoteliales. Es una señal de activación de estas células, mediada por la adherenciade de los neutrófilos y los monocitos en las plaquetas activadas y las células endoteliales.

Hasta la fecha, no existe un tratamiento curativo para la CU. Como la CU por lo general es recurrente lo que se manifiesta como un aumento de la actividad y síntomas inflamatorios11, las terapias suelen tener como objetivo controlar la inflamación intestinal. La mesalazina12 (ácido 5 – aminosalicílico o 5-ASA) es un fármaco anti-inflamatorio y tiene efectos muy eficaces, relativamente seguros y bien tolerados relativos a la inducción y mantenimiento de la remisión de la CU leve a moderada13. Por esa razón, se ha utilizado como tratamiento de primera línea en pacientes con CU en los últimos 30 años14. La mesalazina tiene el mejor perfil de seguridad en cuanto a la inducción y el mantenimiento tanto de la remisión clínica como endoscópica de la CU leve a moderada. Sin embargo, sus efectos secundarios, como dolor de cabeza, náuseas, dispepsia, flatulencia y diarrea son comunes. Además, dado que la CU es típicamente una enfermedad de por vida, algunos pacientes pueden desarrollar resistencia a este medicamento.

En la mayoría de los pacientes con CU, la erosión afecta el lado izquierdo del colon (incluyendo el recto y el colon sigmoide). Los supositorios de materias medicinales chinas tienen la ventaja de actuar directamente sobre estas erosiones. Los supositorios se han utilizado en los pacientes con CU con mayor frecuencia en los últimos 10 a 15 años15,16, consiguiendo efectos satisfactorios17-20. Nuestros nuevos supositorios compuestos de materias medicinales chinas, los supositorios Jianpi, recibieron una patente nacional en 2012. En la aplicación clínica son eficaces ya que mejoran de forma significativa el estado de hipercoagulabilidad de los pacientes con CU leve a moderada. Su coste es también mucho más reducido, alrededor de una tercera parte del precio de la administración de mesalazina. El objetivo de este estudio es comparar los efectos de los supositorios Jianpi con los de la mesalazina sobre la hemorreología y la CD62P en pacientes con CU para proporcionar una base teórica para la práctica clínica.

MÉTODOS

Los datos clínicos

Los 120 pacientes con un diagnóstico confirmado de la CU leve a moderada eran pacientes hospitalizados y externos del Primer Hospital Afiliado de la Universidad de Henan de MTC del enero 2006 al octubre de 2012. De un modo aleatorio (utilizando una tabla de números aleatorios), los pacientes fueron divididos en dos grupos – el grupo terapéutico con administración de supositorios Jianpi y el grupo de control con mesalazina. En el grupo terapéutico hubo 32 pacientes varones y 28 pacientes de sexo femenino. La edad media fue de 33,05 ± 7,05, el curso de la enfermedad media fue de 9,41 ± 2,35, y en el grupo de control, hubo 34 pacientes varones y 26 pacientes de sexo femenino. La edad media fue de 34,25 ± 6,36, el curso de la enfermedad media fue de 8,79 ± 3,04. No hubo ninguna diferencia evidente entre los dos grupos en el sexo, la edad y el curso de la enfermedad (P> 0,05). Todos los pacientes tenían lesiones de colon, ya sea en el recto o en el colon sigmoide. La investigación fue aprobada por el Comité de Ética del Primer Hospital Afiliado de la Universidad de Henan de MTC. El consentimiento informado fue firmado por todos los pacientes con CU leve a moderada antes de iniciar el estudio.

Criterios de diagnóstico

Para la medicina occidental, el diagnóstico se basa en los síntomas clínicos y los hallazgos endoscópicos, histopatológicos y radiológicos que cumplen los criterios internacionalmente aceptados de Lennard–Jones21. Para la medicina china, el diagnóstico se basa en las directrices de investigación clínica de fármacos nuevos y tradicionales de la medicina china22. Los pacientes fueron admitidos para el ensayo si tenían entre 18 y 65 años de edad, y cumplieron los estándares de diagnóstico de la medicina china tradicional y de la medicina occidental. Los pacientes fueron excluidos si tenían una colitis infecciosa o lesiones por encima del recto o colon sigmoide.

Tratamiento

En el grupo de supositorios Jianpi, se administró los supositorios Jianpi por vía rectal. Los componentes del supositorio fueron: Huangqi (Radix Astragali Mongolici), Dangshen (Radix Codonopsis), Baizhu (Rhizoma Atractylodis Macrocephalae), Fuling (Poria), Machixian (Herba Portulacae oleraceae) y Diyu (Radix Sanguisorbae). Los supositorios fueron producidos por la empresa farmacéutica del Primer Hospital Afiliado de la Universidad de Medicina China de Henan (Henan, China). Se aplicaron dos supositorios vía rectal cada día, por la noche, antes de acostarse, siendo 15 días un ciclo terapéutico.

En el grupo de mesalazina, se administró mesalazina por vía oral. La dosis fue de 0,25 g (Jiamusi Luling Pharmaceutical Co. Ltd., la ciudad de Jiamusi, China; Número de lote: H 19980148). Se tomaron 4 comprimidos cada vez siendo la dosis total de 1 g, tres veces al día, con 15 días como un ciclo terapéutico. La observación de los dos grupos comprendió dos ciclos terapéuticos. Índices de observación La patogénesis de la CU se asocia con un aumento evidente en la agregación de los glóbulos rojos (GR), el índice de rigidez y la velocidad de sedimentación sanguínea. La ecuación de sedimentación del valor K se incrementa también en diversos grados. Los cuatro índices analizados fueron: la velocidad de la sedimentación sanguíena, el valor K, el índice de agregación, y el índice de rigidez. Los tres primeros indican el grado en el cual los glóbulos rojos se agregan. El índice de rigidez representa la variabilidad de los GR agregados. Cuánto mayores sean los índices, menor es la variabilidad. El índicede CD62P indica el estado activo de las plaquetas. El análisis estadístico El software SPSS13.0 (SPSS Inc., Chicago, IL, EE.UU.) se utilizó en la realización de los análisis estadísticos. Los datos se expresan como media ± desviación estándar (DS). Las diferencias estadísticas entre los dos grupos fueron evaluados mediante la prueba t. Las diferencias se consideraron estadísticamente significativas a P < 0,05.

RESULTADOS

El índice de la velocidad de sedimentación sanguínea, valor K, el índice de agregación, y el índice de rigidez mejoraron significativamente en ambos grupos (P < 0,05), después del tratamiento. Sin embargo, los cuatro índices en el grupo de supositorios Jianpi disminuyeron más significativamente (P < 0,05) que los del grupo de mesalazina . El nivel de CD62P se mejoró también significativamente en ambos grupos (P < 0,05). Sin embargo, se redujo más significativamente en el grupo de supositorios Jianpi (P < 0,05) que en el grupo mesalazina.

DISCUSIÓN

La CU se asocia con cambios de la hemorreología, en particular con la hipercoagulabilidad, y la CD62P. Los pacientes con CU tuvieron un índice más alto de la velocidad de sedimentación sanguínea, del valor de K, índice de agregación y el índice de rigidez antes del tratamiento, y el nivel de CD62P también fue significativamente más alto que la de los pacientes normales, lo que indica que la activación de las plaquetas es alta.

Después del tratamiento, una disminución en todos los índices examinados es más significativa en el grupo de supositorios Jianpi que en el grupo de mesalazina. Una posible explicación puede ser que los supositorios Jianpi no sólo tratan los síntomas, sino también regulan todo el cuerpo en general, mientras que la mesalazina trata y actúa sólo sobre los tejidos afectados23. En nuestros A estudios clínicos, hemos observado que la Humedad-Calor de Bazo que está presente en muchos pacientes con CU leve a moderada, frena la circulación sanguínea. Por eso se forma la estasis sanguínea y la invasión de Viento patógeno y Humedad dañanel Yang Qi, lo que resulta en el estancamiento de la circulación sanguínea. Los supositorios Jianpi activan la circulación sanguínea y eliminan la estasis sanguínea con lo que tratan la causa de la CU.

El estado de hipercoagulabilidad corresponde a la estasis sanguínea en la MTC. Promover la circulación de la sangre para eliminar la estasis sanguínea es el tratamiento principal para la CU, de acuerdo con la teoría de la MTC. Los supositorios Jianpi tratan a los pacientes con CU mediante la regulación del Qi para reforzar el Bazo y activan la circulación de la sangre para reparar la erosión del colon y detener directamente la diarrea.

En conclusión, la terapia de la MTC mejora con éxito el estado de hipercoagulabilidad de los pacientes con CU a través de una disminución significativa de los índices hemorreológicos alterados y de la CD62P. Además, es un tratamiento más económico que la mesalazina. Por lo tanto, los supositorios Jianpi están indicados para la aplicación clínicaen pacientes con CU leve a moderado, especialmente en los países en desarrollo.

REFERENCIAS

1 Baumgart DC, Sandborn WJ. Inflammatory bowel disease: clinical aspects and established and evolving therapies. The Lancet 2007; 36(9): 1641-57
2 Hanauer SB. Inflammatory bowel disease: epidemiology, pathogenesis, and therapeutic opportunities. Inflamm Bowel Dis 2006; 12(4): S3-S9.
3 Lakatos PL, Lakatos L. Risk for colorectal cancer in ulcerative colitis: changes, causes and management strategies. World J Gastroenterol 2008; 7(3): 3937- 3947.
4 Eaden JA, Abrams KR, Mayberry JF. The risk of colorectal cancer in ulcerative colitis: a meta-analysis. Gut 2001; 48(6): 526-535.
5 Gong W, Lv NH, Wang BM, et al. Risk of Ulcerative Colitis-Associated Colorectal Cancer in China: A Multi- Center Retrospective Study. Dig Dis Sci 2011; 18(3): 245-255.
6 Solem CA, Loftus EV, Tremaine WJ, et al. Venous thromboembolism in inflammatory bowel disease. Am J Gastroenterol2004; 99(2): 97-101.
7 Vrij AA, Rijken J, van Wersch JW, et al. Coagulation and fibrinolysis in inflammatory bowel disease and in giant cell arteritis. PathophysiolHaemostThromb2003; 33(10): 75-83.
8 Yoshida H and Granger DN. Inflammatory bowel disease: a paradigm for the link between coagulation and inflammation. Inflamm Bowel Dis 2009; 15(8): 1245-1255.
9 Gisben TB, Ng E, Ozminkowski RJ, et al. The direct and indirect cost burden of Crohn’s disease and ulcerative colitis. J Occup Environ Med 2008; 50(4): 1261-1272.
10 Wang LC, Ma X. The etiology and relevant questions of UC. Shandong Zhong Yi ZaZhi 2001; 20(4): 195-197.
11 Nao Y, Murakami Y, Maki H, Obata H, Kobayashi A. Studies on medical therapy of ulcerative colitis. J Gastroenterol 1966; 1(1): 26-27.
12 Williams C, Panaccione R, Ghosh S, Rioux K. Optimizing clinical use of mesalazine (5-aminosalicylic acid) in inflammatory bowel disease. TherapAdvGastroenterol2011; 4(4): 237-248.
13 Lichtenstein GR, Kamm MA. Review article: 5-aminosalicylate formulations for the treatment of ulcerative colitis–methods of comparing release rates and delivery of 5-aminosalicylate to the colonic mucosa. Aliment PharmacolTher 2008; 28 (6): 663-673.
14 Tenjarla S, Romasanta V, Zeijdner E, Villa R, Moro L.Release of 5-aminosalicylate from an MMX mesalamine tablet during transit through a simulated gastrointestinal tract system. AdvTher 2007; 24(4): 826- 840.
15 Schneider A, Streitberger K, Joos S: Acupuncture treatment in gastrointestinal diseases: a systematic review. World J Gastroenterol2007; 13(1): 3417-3424.
16 Huang QF. Outline of ulcerative colitis treated by acupuncture: a review. ZhenJiuTui Na ZaZhi 2003; 1(2): 11-13.
17 Ma X. Acupuncture treatment for 76 cases of ulcerative colitis 265. J Trad Chin Med 2005; 25(6): 264-265.
18 Joos S, Wildau N, Kohnen R, et al. Acupuncture and moxibustion in the treatment of ulcerative colitis: a randomized controlled study. Scand J Gastroenterol2006; 41(8): 1056-1063.
19 Ma S. Observation on the therapeutic effect of combined treatment of 60 cases of ulcerative colitis with acupuncture and moxibustion. World J Acup-Mox1999; 9(12): 24-26.
20 Zhu Y. Four proven cases by acupuncture. ZhenJiuTui Na ZaZhi 2010; 8(1): 58-61.
21 Lee DH, Kim JI, Lee MS, Choi1 TY, Choi1 SM, Ernst E. Moxibustion for ulcerative colitis: a systematic review and meta-analysis. BMC Gastroenterol2010; 10(4): 36.
22 Lennard-Jones JE. Classification of inflammatory bowel disease. Scand J Gastroenterol 1989; 24(8): 2-6.
23 Ma BS. The gather index of hemorheology. HeilongjianYiyao. 2002; 26(8): 606.

Artículo por gentileza  de: www.mtc.es

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
5 Comentarios
  1. octubre 17, 2014
  2. julio 9, 2014
  3. julio 9, 2014
  4. julio 8, 2014
  5. julio 8, 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR