Dieta tonificante en invierno

Dieta tonificante en inviernoDr. Huang Liming

“Tonificarse en invierno, atacar al tigre en primavera” dice un refrán en China. Eso significa que el invierno es la mejor época para tonificar el cuerpo. Cuando se aprovecha esta estación para realizar una regulación y tonificación adecuada se fortalece el cuerpo y aumenta la vitalidad. Al llegar la primavera, uno tendrá una fuerza inagotable.

En invierno hace frío, los seres vivos en la naturaleza se esconden, y el Yang Qi se oculta. El Riñón, una de las cinco vísceras del cuerpo humano, se retira aún más al interior. Se encarga de almacenar la sustancia basal, controla el agua, es una víscera que alberga el agua y el fuego, o sea el Yin y el Yang verdadero del cuerpo humano. La sustancia basal del Riñón se compone de la sustancia basa) hereditaria y la adquirida con lo que constituye la sustancia fundamental de la vida, también la base material de las diversas actividades orgánicas del cuerpo humano.

El Riñón guarda la sustancia basa) que sirve a su vez para generar el Qi y producir la sangre. Las cinco vísceras, seis entrañas, las cuatro extremidades, los cinco órganos y nueve orificios de los sentidos dependen de la nutrición del Qi y sangre.

El agua se asocia con “frío”, “descenso” e “hidratación”. Es la fuente de la existencia. En su función de controlar el agua, el Riñón puede regular el metabolismo de los líquidos del cuerpo humano. A través del movimiento del Qi, el Riñón estimula el ascenso de elementos nutritivos y el descenso de deshechos, es responsable de que los líquidos con acción nutritiva e hidratante se distribuyan por todo el cuerpo. Por otro lado, expulsa los líquidos de deshecho producidos por el funcionamiento de los diferentes tejidos hacia fuera.

Por todas estas características, la MTCH considera que el Riñón corresponde con el invierno. En invierno hace frío, y el frío tiende a perjudicar el Yang; el Yang Qi del cuerpo humano, a su vez, se adapta a los cambios en la naturaleza, escondiéndose en el interior. El cuerpo estará entonces más propenso al ataque de frío, que afecta especialmente al Yang renal.

Los individuos físicamente fuertes, con abundante Yang renal, son capaces de defenderse contra el frío y la enfermedad, pero sobre todo los ancianos más débiles, afectos de insuficiencia de Yang renal, a veces no pueden soportar el intenso frío y mueren en invierno. Como dice otro refrán popular: ” Los caballos y bueyes viejos difícilmente pueden superar el invierno”.

Por esa razón, para que las cinco vísceras se adapten a los cambios de Yin – Yang de la naturaleza, se tiene que proteger el Yang Qi a tiempo, tonificando el Riñón y la sustancia basal a través de la fitoterapia o la dieta, según el principio de utilizar la fuerza externa para estimular la fuerza interna: por un lado, complementar la relativa deficiencia de Yang renal causada por factores externos, y, por otro lado, ayudar al cuerpo humano a almacenar el Yang Qi y la sustancia basa) del Riñón, para superar el invierno. Además, como las cinco vísceras se basan en el Riñón, y éste es la raíz de Yin y Yang de todo el cuerpo, la tonificación del Riñón supone tonificar las cinco vísceras, lo que fortalece naturalmente todo el cuerpo.

La mayoría de las materias medicinales que tonifican el Yang renal suele ser de naturaleza tibia o caliente, seca, nutritiva y grasienta. Si las empleáramos en otras estaciones, se podría producir calor y fuego interno y bloquear el Bazo y Estómago, sin conseguir el objetivo de tonificar el Yang renal, aparte de provocar otras alteraciones. En resumen, en invierno tanto por las circunstancias climáticas como por factores intrínsecos del propio cuerpo humano, éste se encuentra más receptivo a la tonificación.

Para las personas que gozan de una constitución sana, se aconseja en invierno aplicar una tonificación moderada y ligera, principalmente a través de la alimentación. Se recomienda recurrir más a la comida cocida y caliente que a la comida fría y cruda. Se debería elegir alimentos que calientan y tonifican el Yang Qi, por ejemplo: carne de cordero, ternera, anguila, gambas, nueces, dátiles rojos, sésamo, miel, etc.

Si se trata de personas de constitución física débil, se combina una alimentación tonificante con prescripciones fitoterápicas que calienten y tonifiquen el Yang y el Yin verdaderos. Se recomienda consumir los tipos de alimentos mencionados anteriormente combinándolos con materias medicinales chinas que tonifican el Riñón y el Yang, el Qi y la sangre, por ejemplo: Cervus nippon, Rehmannía glutinosa, Cinnamomum cassia (cortex), Panax ginseng, Angélica sinensis, Astragalus membranaceus, Equus asinus, Polygonum multiflorum.

A continuación mencionamos algunas recetas dietéticas que tienen función tonificante en invierno:

SOPA DE DÁTILES ROJOS Y GINSENG:

Panax ginseng 10gr.

Zíziphus jujuba (dátiles rojos) 5 unidades.

Preparar una decocción con agua (30 minutos a fuego lento). Tomar la decocción repartida en dos veces al día. Esta decocción tonifica intensamente el Yuan Qi, también estimula la producción de líquidos orgánicos, tonifica la sangre y tiene un efecto ansiolítico. Está indicado en caso de constitución física débil a consecuencia de enfermedad grave, crónica o hemorragia masiva.

SOPA DEL ESPINAZO DE CERDO CON EUCOMMIA ULMOIDES:

Eucommia ulmoides 30 gr.

Espinazo de cerdo 500 gr.

Cocer con 1 de agua y condimentar a gusto. Sirve para tonificar el Hígado y Riñón, fortalece los tejidos blandos y los huesos. Se puede emplear en caso de lumbalgia por insuficiencia de Riñón, lesiones lumbares crónicas, y dolor lumbar y de los miembros inferiores.

SOPA DE ARROZ* (CONGEE) DE CORDERO CON CISTANCHE SALSA:

Cistanche salsa 30 gr.

Carne de cordero 250 gr.

Limpio y troceado, arroz, sal. Se vierte una parte de arroz con cuatro partes de agua en una olla de barro tapada y se deja cocer el contenido junto con la carne durante 2h a fuego lento. (Puede hacerse en etapas) Tiene la función de tonificar el Riñón y la sustancia basa¡. Se usa para tratar la lumbalgia por insuficiencia de Riñón, impotencia y espermatorrea.

PASTA DE NUECES , SÉSAMO, LYCIUM BARBARUM Y MIEL:

Nueces 200gr.

Sésamo 100gr.

Lycium barbarum 200 gr, miel.

Machacar las nueces y el sésamo; luego incorporar la miel hasta que se forma una consistencia pastosa. Se toma 30gr. por la mañana y 30 gr. por la noche. Sirve para tonificar el Riñón y el Cerebro, aumenta la agudeza auditiva y visual, hidrata la vía intestinal y facilita la evacuación. Se puede emplear en casos de acúfenos por insuficiencia de Riñón, mareos, vértigos, caída de dientes y cabello, disminución de memoria, estreñimiento por sequedad intestinal.

Artículo por gentileza  de: http://www.mtc.es/

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
6 Comentarios
  1. noviembre 2, 2015
  2. octubre 25, 2013
  3. marzo 12, 2013
  4. marzo 10, 2013
  5. enero 28, 2013
  6. enero 28, 2013

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR