Belladona contra bronquitis, tos, espasmos musculares, contracturas, resfrios, etc.

La belladona (Atropa belladona) es una planta cuyas hojas y raíces tienen interesantes y potentes propiedades medicinales, usada con gran frecuencia en homeopatía para elaborar pastillas y pomadas con diversos usos. En la antigüedad se usaba en prácticas y ceremonias religiosas, y su nombre proviene de la palabra “Bella Mujer”, ya que se usaba en Italia para agrandar las pupilas de las mujeres haciéndolas con esto más atractivas. En Egipto fue usada como narcótico y por sus propiedades alucinantes.  Pulmones. Sistema respiratorio

Usos de la Belladona en Medicina Natural

La belladona tiene un gran uso en la medicina natural, pero se debe usar con dosis adecuadas ya que podría llegar a ser tóxica. La belladona tiene las siguientes propiedades:

  • Tiene cualidades sedantes, se usa con gran eficacia para calmar tos, espasmos bronquiales, contracturas musculares, etc.
  • Es un eficiente remedio contra los resfríos, la fiebre de heno, el asma y la bronquitis.
  • Por sus propiedades analgésicas también se recomienda en casos de cólicos, mareos y mal de parkinson, asi como en dolores de cabeza o musculares.
  • La belladona se usa en pomadas o ungüentos, cn la finalidad de bajar o calmar el dolor en articulaciones (artritis y artrosis), músculos, tendinitis, espasmos, dolores de la columna vertebral o espalda debido a tensiones prolongadas o presión en los discos intervertebrales, para calmar la ciática y el dolor de los nervios (neuralgia). La belladona puede estar mezclada con otras hierbas medicinales como el árnica o la manzanilla para combinar y acentuar sus propiedades.
  • La belladona es un remedio útil para la piel, usada en emplasto para calmar dermatitis o problemas de inflamación.
  • Por sus efectos analgésicos, se usa para calmar el estrés y en algunos casos de trastornos psiquiátricos, así como para la hiperhidrosis, la cual sucede debido a un exceso no controlado de estrés.
  • En supositorios se usa para tratar hemorroides, aunque su uso tan solo calmaría el dolor o las molestias. Para que un tratamiento con belladona funcione en caso de hemorroides, habría que seguir una dieta blanda, en ayunas papaya, y evitar harinas y azucares refinados (refrescos, pasteles, etc.), así como leche de vaca en todas sus formas, ya que la leche es una de las causantes de que las hemorroides no sanen debido a que es de muy difícil digestión y provoca un bolo digestivo duro el cual es difícil de evacuar.

Contraindicaciones de la Belladona:

Como todas las plantas, la belladona debe usarse con dosis adecuadas para obtener los mejores resultados y no tener efectos no deseados. La belladona en altas dosis podría interrumpir la fluidez de las funciones del sistema nervioso y sus respectivas tareas corporales asociadas como la sudoración, salivación, la micción, etc. Si se abusa de ella puede provocar sequedad en la boca, visión borrosa, pulso acelerado, incapacidad para orinar o transpirar, espasmos, problemas mentales, sequedad de las mucosas y si hay una severa dosis convulsiones.

¿Quiénes deben evitar su ingesta?

Las mujeres embarazadas o en lactancia deben evitar su uso por via oral ya que podría influir en la producción de leche, o bloquearla. En casos de síndrome de Down también se recomienda evitarla ya que estas personas resultan ser especialmente sensibles a los componentes de esta planta. En caso de estreñimiento, problemas cardíacos, úlceras estomacales y reflujo gástrico mejor evitarla o consultar un especialista.

¿Qué dosis es recomendable?

Depende de la persona, para que la necesita, la edad y la salud en general. Se recomienda consultar un profesional homeópata o naturópata.

Se debe tomar en cuenta que las plantas medicinales funcionan con mucho mejor eficacia si se combinan con una dieta efectiva, en el caso de los espasmos, contracturas o dolores de articulaciones o musculares, se recomienda una dieta rica en vegetales frescos y al vapor, jengibre para bajar inflamaciones posibles y en trabajar sobretodo con el estrés, que causa demasiados conflictos en el cuerpo y no le permite realizar sus funciones de forma adecuada, además de que inhibe al sistema de defensas del cuerpo y no le permite defenderse de infecciones y otras afecciones. Para un tratamiento integral se recomienda el uso de belladona, descanso, dieta recomendada y no exagerar las dosis. En caso de notar una sensibilidad no deseada a los componentes consultar con un homeópata el cual podrá conducir las dosis adecuadas en cada persona y situación.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, media: 4,00 de máximo 5)
Loading...
2 Comentarios
  1. enero 23, 2014
  2. enero 23, 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR