Artritis gótica tratada con la fórmula “Jia Wei Si Miao Tang“

Artritis gótica tratada con la fórmula “Jia Wei Si Miao Tang“ Qiu Ren Bin, Shen Rui Zi, Lin De Jiu, Chen Yuan Lin, Ye Hong Ping (Hospital Central Long Gang, Ciudad Shen Zhen, Guangdong)

 Objetivo:

Estudiar los efectos terapéuticos clínicos de la fórmula “Jia Wei Si Miao Tang” en artritis gótica, así como su influencia sobre el ácido úrico en la sangre.

 Metodología:

Asignación aleatoria de los 120 casos a 2 grupos por igual en número de integrantes, 60 en el grupo de tratamiento, que recibe la fórmula “Jia Wei Si Miao Tang”, y 60 en el de control, que toma por vía oral el Alopurinol; ambos grupos son sometidos a valoración a nivel de la sintomatología tras 1 semana de tratamiento y tras 1 mes, para así recabar informaciones sobre los cambios del ácido úrico y CRP.

Resultados:

La efectividad global del grupo de tratamiento es de 86,7%, mucho mejor que del grupo de control, que registró un 68,3% (P< 0,01), en cuanto al descenso del nivel de ácido úrico y CRP ocurre lo mismo (P< 0,05 ó P< 0,01).

 Conclusión:

La fórmula “Jia Wei Si Miao Tang” puede mejorar claramente los síntomas y signos corporales de la artritis gótica, además de bajar el nivel de ácido úrico y CRP, y por tanto es una fórmula válida para esta dolencia.

La artritis gótica es una dolencia caracterizada por la inflamación articular dolorosa, limitación motora y trastorno funcional repetitivo, producida por el depósito de uratos en la cavidad articular o tejidos blandos tras el establecimiento de la hiperuricemia, fruto del desorden metabólico de la purina. En los últimos tiempos se ha observado cierta tendencia a que la enfermedad se padezca conjuntamente con la obesidad, hiperlipemia, diabetes o hipertensión, formando un cuadro metabólico que llama cada vez más atención.

El tratamiento farmacológico occidental garantiza un resultado fiable para la fase de crisis aguda, sin embargo los graves efectos secundarios como irritación a los aparatos digestivos, perjuicios al funcionamiento hepático y renal o inhibición medular están limitando su aplicación clínica. Este grupo de investigadores ha realizado un estudio de la eficacia de la fórmula magistral “Jia Wei Si Miao Tang” en lo referente a la sintomatología de la enfermedad y la influencia reguladora sobre el ácido úrico, comparando además con un grupo de control que basa el tratamiento en la toma del Alopurinol.

 1. Datos clínicos

 1.1.  Datos generales

La totalidad de los 120 casos estudiados proceden de la consulta externa del Dpto. de Reumatología de este Hospital, recogidos entre el febrero de 2003 y febrero de 2007; son divididos aleatoriamente en dos grupos de 60 pacientes cada uno.

 En el grupo de tratamiento: 56 hombres, 4 mujeres; edad entre los 30 y 64 años, la media es de (46,90 ± 3,37) años; la duración de la enfermedad oscila entre 1 y 10 años, con una media de (3,70±1,68) años; 10 sufrían de 1ª crisis, 24 sufrían de 2ª crisis, 26 ya habían sufrido múltiples crisis.

El grupo de control: 57 hombres, 3 mujeres; edad entre los 31 y 63 años, la media es de (46,80 ± 3,24) años; la duración de la enfermedad oscila entre 1 y 9 años, con una media de (3,60±1,59) años; 8 sufrían de 1ª crisis, 25 sufrían de 2ª crisis, 27 ya habían sufrido múltiples crisis. Según tratamiento estadístico de estos datos, no existe diferencia significativa (P>0,05).

 1.2. Estándar de diagnóstico

 1.2.1. Estándar de inclusión: Según lo publicado en el “Estándares Clasificatorios de la Artritis Gótica por el Instituto Americano de Reumatología” (1997), y lo referente a gota, publicado en el “Principios de Guía de Investigación Clínica de Nuevos Medicamentos de la MTC”, por el Buró Farmacológico del Ministerio de Sanidad chino (1993).

1.2.2. Estándar de exclusión: a) Pacientes con disfunción cardiaca, pulmonar, hepática o renal; b). Edad superior a los 70 años; c) Paciente que sufre de graves deformaciones en la fase avanzada de la enfermedad, con rigidez y pérdida de capacidad laboral.

 2. Metodología

 2.1. Métodos de tratamiento: la fórmula está compuesta de Phellodendron amurense 15g, Atractylodes lancea 15g, Coix lachryma-jobi 30g, Cyathula officinalis (radix) 15g, Lonicera japonica (caulis) 30g, Smilax glabra 30g, Anemarrhena asphodeloides 15g, Paeonia veitchii 10g, Clematis chinensis 15g, Dioscorea hypoglauca 15g, Alisma orientale 10g, Zaocys dhumades 15g.

Una dosis diaria, dividida en 2 tomas, una por la mañana y otra por la noche. El grupo de control, por su parte, toma Alopurinol (fabricado por la farmacéutica Wan Xiang Xin Yi de Shanghai, con permiso farmacológico nacional NºH310200334, de 0,1g/tableta de formato), 1 tableta/toma, 2 tomas/día, siempre después de las comidas. Ambos grupos son sometidos a 1 mes de tratamiento, tiempo durante el cual se prohiben los analgésicos u otros fármacos que puedan afectar los niveles de ácido úrico.

2.2. Método de observación

 2.2.1. Efectos terapéuticos clínicos:

El índice del dolor articular inflamatorio se establece según el “Principios de Guía de Investigación Clínica y Preclínica de Nuevos Fármacos (occidentales)”.

 2.2.2. Índices para la observación: a) Registrar el índice del dolor articular inflamatorio de ambos grupos, antes del comienzo de tratamiento y 1 semana después de haberse iniciado; b). Ácido úrico, CRP, función renal, función hepática, analítica ordinaria de orina y sangre, antes del comienzo de tratamiento y un mes después de haberse iniciado; c) Evaluación de la seguridad del tratamiento.

2.3. Métodos estadísticos: El test ?2 es empleado para datos numéricos, el test t para datos de medición.

3. Resultados

3.1. Criterios de efectividad terapéutica: Se toma como referencia lo establecido por “Principios de Guía de Investigación Clínica y Pre-clínica de Nuevos Fármacos (occidentales)”.

 a). Curación: reducción ? 75% del índice de dolor articular inflamatorio en 1 semana.

b). Mejoría evidente: reducción de 50%-74% del índice de dolor articular inflamatorio en 1 semana.

c). Mejoría normal: reducción de 30%-49% del índice de dolor articular inflamatorio en 1 semana. d). Eficacia nula: reducción < 30% del índice de dolor articular inflamatorio en 1 semana.

 – Índice de dolor articular inflamatorio = (Puntuación total del dolor inflamatorio pretratamiento – Puntuación total del dolor inflamatorio postratamiento) / Puntuación total del dolor inflamatorio pretratamiento x 100%.

 – Puntuación total del dolor articular inflamatorio = dolor articular en reposo + dolor a presión + puntuación de la inflamación articular.

3.2. Comparación de efectividad terapéutica:

Del grupo de tratamiento hubo 19 casos curados (31,7%), 22 con mejoría evidente (36,7%), 11 con mejoría normal (18,3%) y 8 sin mejoría alguna (13,3%), la efectividad total lograda es de 86,7%.  (31,7%) y 19 sin mejoría alguna (31,7%), la efectividad total lograda es de 68,3%. El resultado del grupo de tratamiento es claramente mejor que el conseguido por el grupo de control (P< 0,01).

3.3. Comparativa de cambios de CRP y ácido úrico:

Hubo cambios significativos en CRP y el nivel del ácido úrico (P<0,05 ó P<0,01), en el grupo de tratamiento. En el caso del grupo de control, sin embargo, sólo hubo cambio destacable en el nivel del ácido úrico (P<0,01). Existe diferencia significativa entre los dos grupos después del tratamiento (P<0,05 ó P<0,01), favorable al grupo de tratamiento.

 Notas:

Comparado con el mismo grupo antes del tratamiento *P<0,05, ** P<0,01. Comparado con el grupo de control en la misma fase ?P<0,05, ??P<0,01.

3.4. Evaluación del nivel de seguridad: no se ha registrado ningún caso de efecto secundario-tóxico ni reacción no deseada con la toma de la fórmula.

4. Conclusión

La gota primaria es una enfermedad heterogénea relacionada con la anomalía metabólica del ácido úrico, cuya causa aún no está claramente definida, podría tratarse de una enfermedad hereditaria multigenética, con frecuencia se manifiesta acompañada de otras patologías como la obesidad, diabetes, hiperlipemia o hipertensión, y los alimentos con alto contenido de purina como el alcohol, las carnes o mariscos suelen ser los factores activadores de crisis.

La hiperuricemia en caso de gota primaria es debida principalmente al desorden excretorio del ácido úrico, la Dra. Chen Ying señaló que 90% de los casos de hiperuricemia se debe a la disminución en la eliminación del ácido úrico, que puede tener su origen en la menor filtración por los glomérulos renales, menor expulsión de ácido úrico por los túbulos uriníferos o mayor reabsorción.

 La sintomatología principal de la artritis gótica consiste en el enrojecimiento, inflamación, dolor e hipertemia articular, con limitación motora, características por las que podría enmarcarse en los cuadros llamados “Sdm. Bi por calor” o “Sdm. Bi doloroso”. Según la MTC, se achaca a la afección de humedad, calor tóxico, estasis sanguínea o Tan como las principales causas. Los alimentos dulces o grasos, así como el alcohol pueden transformarse en humedad o incluso Tan, cuya acumulación puede generar además calor, el estancamiento de todo ello, con tendencia de afectar más a los miembros inferiores por la humedad, bloquea el Qi y la sangre que como resultado último provoca dolores, por lo que es frecuente ver en la clínica enrojecimiento, inflamación, calor y dolor de los pies, tobillos, etc.; de prolongarse la dolencia en el tiempo podría observarse la destrucción ósea y limitación funcional de alcance variado.

 La formulación original de “Si Miao Tang” consiste en Phellodendron amurense, Atractylodes lancea, Coix lachryma-jobi y Cyathula Officinalis (radix). En la que Phellodendron amurense seca la humedad, y dispersa el calor o fuego tóxico, dirigiendo sus acciones principalmente hacia el Jiao Inferior; Atractylodes lancea, tiene por acción principal el metabolismo de la humedad, sea interna o externa; Coix lachryma-jobi, dispersa el calor y elimina la humedad mediante el fortalecimiento funcional del Bazo; Cyathula officinalis (radix) fortalece el Hígado y Riñón, reforzando el sistema tendinoso y óseo, además de dispersar el viento y humedad, guía sus acciones hacia el Jiao Inferior.

Esta fórmula, en su versión original, es una de las más empleadas en el tratamiento de dolor inflamatorio con enrojecimiento y calor de los pies y tobillos, así como, flaccidez u hormigueos de los miembros inferiores debidos a calor y humedad.

Las otras materias añadidas tienen sus funciones concretas. Lonicera japonica (caulis) se especializa en dolores tendinosos y óseos, vía dispersión de calor tóxico y desbloqueo de los meridianos; Zaocys dhumades se especializa en “Síndrome Bi por humedad (pesado)”; Smilax glabra y Dioscorea hypoglauca eliminan humedad y viento; Anemarrhena asphodeloides y Clematis chinensis dispersan el calor y secan la humedad; Alisma orientale elimina humedad turbia; Paeonia veitchii nutre la sangre y flexibiliza los tendones, junto a Cyathula officinalis (radix) activa la circulación sanguínea, desbloquea la estasis y facilita la reducción de ácido úrico en la sangre.

Los estudios actuales confirman que Clematis chinensis favorece la reducción del ácido úrico, disminuye los niveles en sangre y aporta un claro efecto analgésico, al igual que Smilax glabra, Dioscorea hypoglauca, Coix lachryma-jobi y Alisma orientale; Por otra parte Cyathula officinalis (radix), por su función de asimilación proteica disminuye la absorción adiposa, impide la retención de compuestos lipídicos en el suero o que compuestos lipídicos penetren en las arterias, de modo que se modifica el metabolismo de los lípidos y purina, y se logra controlar y reducir el ácido úrico.

Artículo por gentileza de: www.mtc.es

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
4 Comentarios
  1. septiembre 14, 2013
  2. septiembre 14, 2013
  3. septiembre 12, 2013
  4. septiembre 12, 2013

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR