Alimentación y Recuperación de pacientes afectos de Cáncer Hepático

Alimentación y Recuperación de pacientes afectos de Cáncer Hepático1. ¿La alimentación de pacientes afectados de cáncer hepático debe ser selectiva?

Para facilitar la recuperación del paciente de cáncer hepático, debe seguirse una dieta selectiva.

La alimentación sirve para nutrir el organismo y puede clasificarse en alimentos de tipo frío y alimentos de tipo caliente. Por otro lado, los órganos del cuerpo humano se dividen en Yin y Yang, frío y caliente. Los órganos de naturaleza Yang y caliente, necesitan regularse a través de alimentos fríos, para mantenerse en equilibrio Yin-Yang, de lo contrario, si se abusa de alimentos de naturaleza caliente, aumentará el calor hasta producir exceso de Yang y causar enfermedades febriles.

En cambio, los órganos de naturaleza Yin y fría, necesitan regularse a través de alimentos calientes, para mantenerse en equilibrio Yin-Yang, de lo contrario, si se abusa de alimentos de naturaleza fría, aumentará el frío hasta producir exceso de Yin y causar enfermedades de frío.

Los diferentes alimentos pueden producir distintos efectos en el cuerpo humano. Los alimentos picantes pueden causar pérdida de Qi. Los alimentos grasos pueden aumentar el fuego. Los alimentos fuertes y dulces aumentan la humedad y producen Tan. Los alimentos suaves y resbaladizos liberan la vía intestinal y facilitan la evacuación. Los alimentos duros y consistentes dificultan la digestión. Por eso, la alimentación y la fitoterapia coinciden en el mecanismo de acción.

El mejor método para mantener buena salud consiste en alimentarse adecuadamente según la constitución física (fría, caliente, insuficiencia , exceso ) del paciente. Si el paciente se limita a tomar los medicamentos, sin darse cuenta de que su alimentación está produciendo efecto contrario, podría empeorar la enfermedad. Por eso, el paciente de cáncer hepático debe seguir una dieta selectiva.

Los criterios que se siguen para seleccionar los alimentos dependen de la patogénesis del cáncer hepático. Ésta consiste principalmente en: Ascenso patológico del Qi, Pérdida del Yin, y Calor hepático. Por eso, se tienen que elegir alimentos que ayudan a drenar el Qi, tonificar el Yin y dispersar el calor hepático. En caso de que el paciente presente síntomas de frío en Jiao medio, se tendrían que elegir alimentos que ayuden a calentar el Jiao medio. En resumen, la alimentación debe variar según el estado físico del paciente, sin preferencias excesivas.

 II. ¿Qué precauciones debe tomar el paciente de cáncer hepático en la alimentación?

El hígado es uno de los órganos principales del sistema digestivo. La presencia del cáncer hepático repercute directamente sobre las funciones digestivas. Por eso, hay que prestar atención al efecto que pueda producir la alimentación sobre el cáncer hepático.

En la fase inicial del cáncer hepático, suelen aparecer síntomas como: inapetencia, náuseas, dolor en la zona hepática, distensión abdominal, astenia, etc. El cáncer hepático provoca una importante disminución de secreción de bilis, o dificulta la evacuación de bilis, causando disfunción de digestión y absorción de grasas que se encuentran en la vía intestinal. Por eso, los alimentos que contienen poca grasa y son fáciles de digerir pueden aliviar las náuseas, vómitos y distensión abdominal, etc., además también pueden aliviar el dolor de la zona hepática, y disminuir la carga de la vía intestinal.

En la fase media y avanzada del cáncer hepático o cuando se acompaña de cirrosis hepática, suelen surgir hemorragias a consecuencia de la disminución de plaquetas o varices esofágicas, por ejemplo: hemorragia de las vías digestivas superiores, epistaxis, gingivorragia, equimosis subcutánea, etc. Por eso, el paciente no debe ingerir alimentos demasiado duros y de fibras muy gruesas, para evitar hemorragias de las venas del esófago. También se tiene que limitar al mínimo la ingesta de alimentos muy fríos o calientes, picantes e irritantes, ya que pueden irritar la mucosa gástrica y causar hemorragia. Se recomienda ” comer muchas veces al día, y poca cantidad cada vez”, para reducir la carga de la vía gástrica e intestinal. Los pacientes que sufren distensión abdominal no deben tomar alimentos muy salados, es preferible el sabor ligero.

III. ¿Qué tipo de verduras y frutas son preferibles para pacientes de cáncer hepático?

En cuanto a verduras:

Repollo, coliflor, col, nabo, apio, espinaca, pepino, ajo, zanahoria, etc.

En cuanto a frutas:

Naranja, manzana, piña, dátiles, melocotón, etc.

La función anticarcinogénica de la vitamina A ya ha sido comprobada por numerosas investigaciones médicas en las últimas décadas. Las verduras y frutas que contienen más Vitamina-A son: zanahoria, apio, espinaca, perejil, algas, calabaza, boniato, albaricoque, etc.

Las investigaciones científicas también han comprobado el efecto anticarcinogénico de la Vitamina-C. Las verduras y frutas que contienen abundante Vitamina C y A son: Col, hojas de apio, espinacas, perejil, boniato, fresas, melocotón, etc.

De todas formas, resulta beneficioso para el paciente de cáncer hepático consumir en bastante cantidad las verduras y frutas recomendadas anteriormente.

IV. ¿Qué tipo de alimentos son aconsejables para el paciente de cáncer hepático?

La alimentación constituye la fuente principal de energía para las actividades vitales. Durante y después del tratamiento, así como en la fase de recuperación, la alimentación del paciente afecta directamente a su estado físico.

1) Se tiene que seguir una dieta ligera, lo ideal es vegetariana. Limitar el consumo de alimentos grasos.

2) Limitar los alimentos ricos en proteínas, para evitar un aumento de carga para el hígado y empeorar la enfermedad.

3) Consumir preferentemente verduras frescas, por ejemplo: zanahoria, col, coliflor, repollo, espárragos, tomates, etc.

4) También se pueden consumir bastantes setas, queso de soja, cacahuetes, nueces, sésamos, etc.

5) Tomar diariamente alguna fruta fresca, por ejemplo: melocotón, manzana, naranja,….etc.

6) En cuanto a cereales, es preferible el arroz, y se puede combinar con maíz, sojas verdes, sojas amarillas, etc.

En resumen, se tiene que seguir una dieta neutra, evitando alimentos secantes y calientes que consumen el Yin, y alimentos pesados y fuertes que causan obstrucción de Qi. De todas formas, los criterios a seguir para elegir los alimentos son: facilitar la digestión, absorción y evacuación, con el fin de aliviar los síntomas como: boca seca, distensión abdominal, dolor costal, fiebre y dificultad de orina, etc.

Dr. Wang Yong Kua

Clínica M. T.C. Amposta

Artículo por gentileza  de: http://www.mtc.es/

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
5 Comentarios
  1. febrero 1, 2014
  2. mayo 22, 2013
  3. mayo 21, 2013
  4. enero 8, 2013
  5. enero 8, 2013

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR