Ajo de oso: combate infecciones, baja fiebre, cura corazón, piel, etc.

El Ajo de oso (Allium ursinum), es una planta perenne y vivaz que tiene una larga e interesante lista de propiedades medicinales, se le considera una planta curativa poderosa debido a que presenta propiedades similares a las del ajo cultivado.

Propiedades del ajo de oso:

• Es bactericida, por lo que combate infecciones, ayuda a sanar heridas y es preventiva para el contagio de enfermedades infecciosas.

• Depurativa potente, por lo que se usa para limpiar el cuerpo y ayudar a limpiar intestinos y sangre de impurezas, sustancias dañinas y grasa nociva. E muy gentil con el estómago e intestinos. Ayuda a bajar de peso (ver nota).

• Ayuda a bajar la fiebre.

• Hipotensor: ayuda a combatir la presión alta.

• Ayuda a combatir afecciones de la piel. Para esto, se pueden macerar sus hojas en agua, hervir y preparar una infusión para limpiar con esta agua el cutis dañado o con brotes.

• Ayuda a combatir enfermedades reumáticas y la arteriosclerosis.

• Por tener propiedades que ayudan a la circulación, es excelente para tratar afecciones cardiovasculares, venas débiles, falta de circulación, etc.

• Un poderoso antioxidante, ya que posee propiedades plaquetarias, antiagregantes e inhiben los efectos de los radicales libres.

• Útil para combatir diarreas.

• Ayuda a curar los trastornos cardiacos o el insomnio, causados por problemas estomacales. • Ayuda a regular el azúcar del cuerpo.

• Preventivo de tumores malignos del sistema digestivo.

• El ajo de oso es rico en vitaminas como la C.

• Se le considera un condimento ideal (junto con aceite de oliva), las ensaladas de hojas y flores de diente de león.

Ajo de oso para bajar de peso

La infusión de ajo de oso es un remedio eficaz para bajar de peso de forma rápida y segura. Para esto, debes preparar medio litro de infusión hirviendo un puño de las hojas de esta planta en medio litro de agua. Deja hervir 15 minutos y apaga el fuego. Deja reposar hasta que entibie y luego cuela. Bebe un vaso en ayunas todos los días, exprimiendo el jugo de un limón. No comas nada más hasta que hayan pasado 20 minutos. Luego, comienza el dia desayunando fruta cítrica o acida, como piña, naranja, uvas, etc.

Más usos del Ajo de oso:

Las hojas tiernas de esta planta, recogidas antes de la floración, se utilizan troceadas en ensaladas, guisos, sopas, verduras y salsas. El sabor de sus hojas es parecido al del ajo pero mucho más tierno y suave.

Infusión de ajo de oso:

Se prepara hirviendo medio litro de agua con media taza de hojas. Se hierve durante 15 minutos y apaga el fuego. Deja reposar hasta que entibie y cuela. bebe dos vaso o tres, una en ayunas y los otros antes de comer o  cenar. Para tratar afecciones, recuerda combinar la toma de esta infusión con uan dieta adecuada, eliminando azucares refinados, leche de vaca y derivados, asi como fritos y embutidos.

Acerca del Ajo de oso:

Llega a medir aproximadamente 30 cm. Tiene un bulbo blanco amarillento que mide entre 2 y 3 cm de longitud, del cual emerge un tallo desprovisto de hojas. Este bulbo origina, además, dos hojas lanceoladas de gran tamaño que están unidas por un grueso peciolo. La planta está decorada en la coronilla por florecillas blancas que se producen en umbelas sostenidas. Suele formar grandes colonias en bosques de caducifolios sobre todo en regiones húmedas del norte de Europa y Asi. En España, brota con facilidad en el norte y centro. Florece entre abril y junio.

Para preparar una ensalada:

Mezcla las hojas tiernas de esta flor con un poco de apio picado y nueces troceadas. Baña con aceite de oliva, gotas de limón y sal. Y combina con tu plato favorito.

Tags:, , , ,

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...Loading...
Últimos Comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *